8 feb. 2020

El Junte de Mujeres buscó cambiar la “narrativa sobre la estadidad” en Washington



Las cerca de 25 reuniones de esta semana -entre martes y viernes-, incluyeron al demócrata
Raúl Grijalva (al centro). (Foto suministrada)
Tres de sus integrantes cumplieron cuatro días de reuniones en la capital estadounidense.

Por José A. Delgado | El Nuevo Día

Washington - Con un énfasis en miembros del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, integrantes del Junte de Mujeres 2018 han buscado esta semana cambiar la narrativa que escuchan miembros del Congreso sobre el futuro político y la situación económica de Puerto Rico.




En cuatro días de reuniones con miembros y funcionarios del Congreso, grupos de estudio con base en Washington y puertorriqueños de la zona, Marilú Guzmán, Mariana Nogales y Wilma Reverón acentuaron que atender los asuntos de Puerto Rico debe tener como norte acabar con la colonia, a través de un proceso de libre determinación vinculante para EE.UU.

Al mismo tiempo, han querido concienciar sobre las "consecuencias nefastas" de ley Promesa, que desde 2016 impuso una Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las finanzas públicas y permitió encaminar un proceso hacia la reestructuración de la deuda pública, y las normas federales de cabotaje.

Las reuniones estuvieron auspiciadas por las organizaciones Boricuas Unidos en la Diáspora y Democratic Socialists of America (DSA), e incluyeron encuentros con funcionarios de grupos de estudio, como los conservadores Fundación Heritage e Instituto Cato, y el Diálogo Interamericano.

En diciembre pasado, más de 20 organizaciones, incluidos Boricuas Unidos en la Diáspora, reclamaron al presidente del Comité de Recursos Naturales, Raúl Grijalva (Arizona) – con jurisdicción primaria sobre los asuntos de la isla-, que encamine un proceso que permita a Puerto Rico alcanzar su soberanía e independencia.

Las cerca de 25 reuniones de esta semana – entre martes y viernes-, incluyeron a Grijalva, funcionarios de las oficinas de los líderes de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, y de la minoría demócrata, Charles Schumer, y los congresistas demócratas Nydia Velázquez, David Cicilline, y Debra Holland, entre otras.

Grijalva les dio a entender que – como había comentado anteriormente- buscará convocar a una audiencia pública este semestre en la que se discuta el tema del futuro político de la isla, pero no desde la perspectiva de alguna propuesta de status, sino del proceso que debería ponerse en marcha, dijo Edil Sepúlveda, portavoz de Boricuas Unidos en la Diáspora.

Sepúlveda sostuvo que en la reunión de la oficina de McConnell, agradecieron el rechazo del senador republicano a la idea de que Puerto Rico sea el estado 51 de EE.UU., pues en eso coinciden.

Como parte de los esfuerzos, la congresista demócrata Ilhan Omar, una de las liberales con las que han hecho contactos, tuiteó después de la aprobación del proyecto de asignaciones de emergencia para Puerto Rico, que la Isla requiere sus “derechos humanos básicos, incluida una libre determinación genuina”.

“Nos hemos concentrado en acentuar el fracaso de la ley Promesa y en desmontar el discurso estadista, pues es falso que haya habido una mayoría a favor de la estadidad. Le decimos al gobierno federal que somos un país ocupado, pues parecen olvidar eso”, indicó Guzmán, presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS) y candidata al Senado por San Juan, a nombre del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

Nogales, presidenta del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) y precandidata a representante por acumulación del MVC, sostuvo que reafirmaron en sus conversaciones la propuesta en torno al futuro político que une a las integrantes de la JSF: la convocatoria de una Asamblea Constitucional de Status.

En esta visita, tuvieron la oportunidad, de intercambiar ideas con congresistas y expertos en política pública.

"Necesitamos un proceso serio de descolonización. Debemos votar con conocimiento claro de cuáles son las consecuencias de cada opción de status", sostuvo Nogales.

Reverón, copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), afirmó que la clase política de Puerto Rico ha dejado a los estadistas “solos por los pasillos del Congreso” y que en ese sentido enfatizaron a los funcionarios federales que “no queremos ser una carga para nadie, sino que queremos las herramientas para ser un país próspero”.

“No somos sus conciudadanos estadounidenses, somos puertorriqueños, boricuas y latinoamericanos”, dijo Reverón, en un encuentro el miércoles con puertorriqueños de la zona de Washington D.C., en torno al mensaje que ofrecieron a los miembros del Congreso.

Advirtió además que han buscado dirigirse también a progresistas demócratas que por empatía o en busca de beneficios político partidistas respaldan la estadidad.

Reverón sostuvo que es claro que hay demócratas que ven la estadidad para Puerto Rico y Washington D.C. como la oportunidad de añadir cuatro senadores y cinco congresistas de su partido, en vez de entender, por lo menos en el caso de la isla, que se trata del derecho a la libre determinación de un pueblo, no de un asunto partidista en EE.UU.

“Por eso es importante llevarles el mensaje de que la estadidad no es una opción de dignidad ni derechos humanos para la gente de Puerto Rico”, sostuvo Reverón.

A nombre del Junte de Mujeres, también estuvieron en Washington hace un año, en febrero de 2019, Reverón y Guzmán.

Las otras tres integrantes del Junte de Mujeres son la alcaldesa de San Juan y precandidata a gobernadora por el Partido PopularDemocrático (PPD), Carmen Yulín Cruz, la precandidata a gobernadora por el MVC Alexandra Lúgaro, y la vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y aspirante al Senado, la exsenadora María de Lourdes Santiago.