27 nov. 2019

Declaración Final del Congreso Internacional de Jóvenes y Estudiantes (ver video)

Declaración Final del Congreso Internacional de Jóvenes y Estudiantes celebrado del 20 al 23 de noviembre en Caracas Venezuela. El Congreso reunió a más de 1,500 personas entre Delegados Nacionales e Internacionales con representación de más de 30 países y territorios por liberar. 




DECLARACIÓN FINAL DEL CONGRESO INTERNACIONAL DE JÓVENES Y ESTUDIANTES EN EL MARCO DEL FORO DE SAO PAULO, CARACAS, VENEZUELA.
(20 AL 23 de noviembre)

Nosotros las juventudes antimperialistas de América Latina y el mundo, reunidos en esta Caracas heroica, ejemplo de lucha, conciencia y resistencia victoriosa al imperialismo norteamericano, reconociendo la fuerza del Puebl0 Bolivariano y los logros de la Revolución Bolivariana solidaria con los pueblos del mundo en la justa defensa de las causas justa de la humanidad, hemos debatido e intercambiado experiencias 1415 delegados nacionales e internacionales de 28 países de 3 continentes.

Nos hemos reunido durante estos días en la capital de la lucha contra el imperialismo como acuerdo del encuentro del XXV Foro de Sao Paulo en Caracas, entendiendo la necesidad de las juventudes de avanzar en la articulación política de las fuerzas, estableciendo como prioridad conformar una Plataforma Orgánica de lucha Continental, que nos permita tejer una red de articulación territorial en defensa de las causas justas de la humanidad en cada uno de nuestros países, partiendo de la necesidad histórica que la solidaridad debe tener una expresión orgánica que nos permita conquistar victorias en favor de los pueblos. 

En estos momentos en nuestra américa latina y caribeña hay una pugna entre dos modelos irreconciliables entre sí, uno es el Proyecto Bolivariano que es expresión de Unión Nuestra Americana, por tanto hablar del Proyecto Bolivariano es hablar de 

Bolívar, Martí, Sandino, Artigas, San Martin, de todos los héroes y heroínas que han dedicado su vida a la unión de nuestros Pueblos, y el otro modelo es el Monroista dirigido por el imperio norteamericano dedicado a dividir a nuestros pueblos para poder dominarnos por separados, ante esa pugna los jóvenes en un decidido pacto generacional tomamos las banderas de las luchas por la unión nuestra americana y caribeña.

Los pueblos de América Latina están abriendo las grandes alamedas como lo sentenciara Salvador Allende y se levanta contra las  políticas que intentan aplicar los gobiernos neoliberales, demostrando que posible derrotar la ofensiva imperial, que en sus propósitos acude a la criminalización de la protesta social, el confinamiento y desplazamiento de poblaciones, el asesinato de líderes sociales y políticos, el feminicidio, la persecución a líderes de gobiernos progresistas y a la judicialización de la política, en virtud de ello:

1. Declaramos nuestro agradecimiento al pueblo venezolano y su Revolución Bolivariana por acoger el Encuentro Internacional de Jóvenes y Estudiantes en el marco de las conclusiones del XXV Foro de Sao Paulo. En este sentido, resaltamos su ejemplo de resistencia, con un peso histórico de 521 años de batallas y victorias contra el imperialismo europeo y estadounidense, proceso continuo que ha sido reivindicado en la lucha emprendida por el proyecto bolivariano antiimperialista como esperanza de los pueblos del mundo que batallan por su soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.
2. Reconocemos que la “Guerra No Convencional”, está dirigida contra los gobiernos que afectan las pretensiones hegemónicas del imperialismo. Los hechos que ocurren en Cuba, Nicaragua y Venezuela, entre otros países de la región, son claros exponentes de esta arremetida imperialista. Es importante reivindicar el legado de las luchas emancipadoras e independentistas desarrolladas a lo largo de la historia de nuestros pueblos. En este sentido, debemos recordar el papel desempeñado por el Comandante Fidel Castro y la Revolución Cubana, y reafirmamos el papel del Comandante Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana para fortalecer la unidad, cooperación, solidaridad e integración entre nuestros pueblos.
3. Condenamos categóricamente, el golpe de Estado consumado contra el Gobierno del hermano Evo Morales Ayma, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, la persecución y violencia desproporcionada a la que son sometidos sus Ministros y demás funcionarios de Gobierno, así como también a sus dirigentes y familiares. Desconocemos las pretensiones de aquellos que se autoproclaman autoridades legítimas, violentando el orden constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud de lo cual, cualquier designación o disposición legal resulta nula e írrita, así mismo acompañamos la disposición del Presidente Evo Morales Ayma de regresar al país y convocar un gran diálogo nacional como vía política para devolver al Estado Plurinacional de Bolivia a la estabilidad, la paz y sobre todo al orden constitucional.
4. Reconocemos el derecho a la independencia y a la autodeterminación de los pueblos, a la no intervención en los asuntos internos de los países, a la paz y el respeto a la voluntad de diálogo de los actores políticos, disponiendo de los medios sustentados al derecho internacional público.
5. Condenamos las medidas coercitivas unilaterales y el bloqueo económico impuestos contra el pueblo de Cuba y Venezuela por el gobierno de los Estados Unidos, lo que constituye una flagrante violación a los derechos humanos. Ratificamos nuestro respaldo a la lucha que viene desarrollando la juventud venezolana y cubana contra el bloqueo económico. Exigimos el cese de las acciones de sabotaje del imperialismo estadounidense contra el gobierno cubano y venezolano.
6. Reafirmamos la legalidad y legitimidad del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela y líder obrero de la revolución bolivariana Nicolás Maduro Moros y de las instituciones del Estado Venezolano.
7. Expresamos nuestro rechazo a la implementación por parte del gobierno de los Estados Unidos de la Ley Helms-Burton contra el pueblo y la juventud cubana, que viene padeciendo las terribles consecuencias de su aplicación. Exigimos del gobierno de los Estados Unidos el cese de las estas acciones legales que atentan contra la voluntad del pueblo de cuba de ser libre.
8. Consideramos la impostergable necesidad de fortalecer y consolidar una plataforma común para las juventudes participantes en el Foro, que permita la coordinación efectiva de las actividades de solidaridad internacionalista a nivel político, educativo, comunicacional, social, cultural, económico, productivo y de construcción de identidades juveniles que promuevan la resistencia contra el modelo hegemónico. (Creación de la secretaría de la juventud del Foro de Sao Paulo).
9. Respaldamos la lucha de la juventud colombiana por la paz con justicia social. Exigimos del gobierno de Iván Duque cese
en su política de hostigamiento y represión a las manifestaciones iniciadas el pasado 21 de noviembre
10. Expresamos nuestra solidaridad con las organizaciones políticas, sociales, estudiantiles y sindicales de Brasil que viene movilizándose contra los recortes presupuestarios y las acciones que desde el gobierno de Jair Bolsonaro buscan generar condiciones para privatizar derechos fundamentales.
11. Respaldamos la resistencia de la juventud campesina del Paraguay que viene luchando por el derecho legítimo a la tierra. Apoyamos las exigencias que realiza el movimiento campesino paraguayo, entre estas, el derecho al acceso a la educación en el campo.
12. Exigimos justicia para los más de 1500 jóvenes y estudiantes asesinados en Honduras desde 2010, y el cese a la represión del movimiento juvenil por parte de los gobiernos de derecha serviles a los intereses del imperialismo. De igual forma, nos solidarizamos con el movimiento campesino y sindical de Costa Rica y Guatemala que se mantienen luchando por condiciones laborales dignas y su legítimo derecho a la tierra.
13. Manifestamos nuestro compromiso avanzar hacia nuevas formas de intercambio económico en el continente, mediante la construcción de una red de cooperación internacional.
14. Reafirmamos y defendemos la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
15. Denunciamos  los graves riesgos que entraña para América Latina, el Caribe y el mundo, la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), orientado a respaldar militarmente el afán del gobierno de los Estados Unidos de revivir la Doctrina Monroe.
16. Demandamos la independencia de Puerto Rico, nación latinoamericana y caribeña sometida hace más de un siglo al dominio colonial de los Estados Unidos, donde su pueblo se revela victorioso en las calles frente a las políticas del gobierno anexionista.
17. Felicitamos al pueblo argentino y a su presidente electo Alberto Fernández, por el merecido triunfo en las urnas, que propicia una derrota al neoliberalismo y recupera la esperanza y dignidad de esa nación y apoyamos la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las islas Malvinas, territorio que legítimamente le pertenece.
18. Denunciamos a los gobiernos que, siguiendo los dictados del imperialismo yanqui y las recetas del Fondo Monetario Internacional, imponen a sangre y fuego a sus pueblos políticas neoliberales de choque, profundizando la injusticia social y afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad.
19. Condenamos enérgicamente el uso de la fuerza y la represión para intentar aplastar los justos reclamos de los movimientos sociales y populares.
20. Defendemos la decisión del pueblo de Chile a revelarse en las calles con valentía para abrir las grandes alamedas contra las políticas represivas y antipopulares del gobierno, y condenar el empleo de torturas, violaciones, mutilaciones y muerte de ciudadanos chilenos a manos de los órganos represivos del país.
21. Condenamos la represión en Ecuador y el costo en vidas humanas para ese hermano pueblo que se enfrenta al paquetazo neoliberal
22. Expresamos la más profunda solidaridad hacia el hermano pueblo haitiano en su lucha por la justicia social, las reparaciones históricas y una vida digna.
23. Saludamos al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y su contribución a la unidad de América Latina y el Caribe, en defensa de los principios de no intervención y respeto a la soberanía
24. Expresamos nuestro apoyo y solidaridad al Frente Amplio Uruguayo que defiende la continuidad de los avances alcanzados en los últimos tres lustros en favor de su pueblo.
25. Apoyamos la causa histórica de lucha de los pueblos saharaui y palestino, por su derecho a la libre determinación.
26. Exigimos el fin de la intervención imperialista contra Siria y el pleno respeto a su soberanía e integridad territorial.
27. Saludamos el proceso de acercamiento y diálogo intercoreano.
28. Condenamos las sanciones unilaterales contra la República Popular Democrática de Corea.
29. Condenamos enérgicamente la actual política antiinmigrantes de los gobiernos de los Estados Unidos y la Unión Europea, así como toda manifestación de fascismo, xenofobia, y racismo.
30. Acompañamos al pueblo Brasileño en su alegría de tener a Lula fuera de la injusta prisión a la cual fue sometido. Viva Lula Libre.
31. Apostamos a una educación gratuita y de calidad para todos, como derecho fundamental para nuestros jóvenes y garantía de paz y desarrollo para nuestros pueblos.
32. Expresamos la necesidad histórica de una nueva educación nuestramericana y caribeña con visión propia que nos permita consolidar una cultural descolonial que supere el sistema de control social instaurados.
33. Manifestamos nuestra intención de conformar una agenda de lucha nuestramericana y caribeña que contemple en su accionar político y social poder observar -a través de un observatorio-, diagnosticar y establecer soluciones a las principales problemáticas de la juventud.
34. Condenamos la persecución a líderes estudiantiles en la región por gobiernos neoliberales
35. Expresamos nuestra intención de avanzar en una red orgánica de comunicación popular nuestro americano y caribeño para poder superar el cerco mediático impuesto por las transnacionales de la comunicación que ocultan la verdad de nuestros pueblos. 

Reiteramos la importancia de avanzar en la construcción de la unidad antimperialista de las fuerzas políticas de izquierda y de los movimientos sociales y populares, con respeto a la pluralidad, la diversidad y el derecho soberano de los pueblos para escoger libremente su forma de organización política, económica y social, convencidos de que la unidad es la única vía para alcanzar la victoria en el enfrentamiento al principal enemigo de los pueblos: el imperialismo yanqui y sus aliados.

Este Encuentro reafirma la voluntad de nuestras juventudes de avanzar juntos en la consolidación de los proyectos de nuestros Pueblos, que inspirados en nuestros héroes y heroínas no daremos descanso a nuestro brazo ni reposo a nuestra alma hasta ver consolidada la Unión Nuestramericana y caribeña. Si la Juventud falla, todo fallará. Juramos NO fallar. 

¡Viva la Juventud Nuestramericana y Caribeña!
¡Viva la Unión de nuestros Pueblos!
¡Internacionalicemos la Lucha!
¡Internacionalicemos la Esperanza!