24 oct. 2019

Discurso del Copresidente del MINH en la XVIII Cumbre de Países No Alineados

Discurso en MNOAL de Francisco A. Santiago Cintrón
Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano

Buenas tardes a todos y todas. Antes de comenzar, quisiéramos agradecer, desde el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, la hospitalidad de Azerbaiyán en el marco de esta 18 Cumbre de los No Alineados y el trato excepcional recibido durante nuestra estadía. Agradecemos también la gesta de Venezuela como Presidente saliente, no solo por su trabajo dentro del Movimiento, sino también por su apoyo incondicional a la independencia de Puerto Rico aun ante las mayores adversidades.


Queremos comenzar nuestra exposición como Movimiento de Liberación Nacional informando la gesta histórica del pueblo puertorriqueño para el mes de julio, que por primera vez en su historia se tiró a la calle para lograr la renuncia de un mandatario electo mediante el proceso electoral colonial.  Si bien es cierto que las razones esbozadas por nuestro pueblo en las manifestaciones multitudinarias que se llevaron acabo no exigían, directamente, la descolonización del país, no es menos cierto que muchos de los problemas contra los cuales protestamos tienen su origen, en gran parte, en la realidad colonial que vivimos a diario frente a los Estados Unidos. Porque es necesario siempre recalcar que aún quedan territorios coloniales en el mundo, de la misma forma que es necesario recalcar siempre que aún quedan imperios en el mundo. Y Puerto Rico, país cedido a los Estados Unidos en 1898 como botín de guerra, con una población actual de 3.2 millones de personas en Puerto Rico y 5 millones en la diaspora en Estados Unidos , aún continúa luchando por su autodeterminación e independencia conforme los postulados de la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y el derecho de los pueblos a ejercer su libertad. 

Por tal razón, amparados en la lucha en contra del colonialismo y el neocolonialismo, uno de los pilares de la Conferencia de Bandung que produjo la génesis de este Movimiento, exigimos la descolonización de Puerto Rico mediante el ejercicio de nuestro pueblo a su autodeterminación e independencia. En el marco del 75 aniversario de las Naciones Unidas, el 60 aniversario de la Resolución 1514, y el fin del Tercer Decenio de Descolonización, proponemos la necesidad de implementar un Plan de Acción definitivo que ponga fin al colonialismo, no solo en nuestro país, sino en el mundo. Afirmamos, que no es suficiente una mera acción protocolar y la llegada de una “Cuarta Década de Descolonización” sino que es menester que los espacios multilaterales e internacionales ejerzan una mayor responsabilidad ante la realidad colonial que aún subsiste en el mundo. 

Por otro lado, cónsono con los principios antiimperialistas y anticolonialistas que se destacan como pilares de la lucha por la independencia de nuestro país, nos solidarizamos con las distintas causas que ya distinguidos delegados han expresado en esta Cumbre. Primero que todo, condenamos el recrudecimiento del Bloqueo contra Cuba por parte del Gobierno Estadounidense que en los últimos meses ha intentado de nuevo doblegar la voluntad, infructuosamente, de nuestro hermano pueblo. A su vez, exigimos el cierre de la base de Guantánamo al igual que el resto de las bases militares estadounidenses en Puerto Rico y en la cuenca del Caribe que representan una constante amenaza a la paz en la región y a los principios elaborados en la Conferencia de Bandung. Nos unimos en defensa de la Revolución Bolivariana en Venezuela, y condenamos toda injerencia y ataque llevado a cabo por los Estados Unidos y el Grupo de Lima contra el Gobierno Venezolano y su derecho a continuar el rumbo escogido por el pueblo venezolano. Condenamos a su vez, la utilización del territorio puertorriqueño por parte de Estados Unidos para espiar, acosar y agredir a nuestros hermanos pueblos de la Cuenca del Caribe y de Nuestra América. América Latina es una zona de paz y el pueblo puertorriqueño siempre se ha mantenido firme en dicho principio. 

Declaramos nuestro apoyo a la causa de Palestina, condenado las acciones del Estado de Israel, en clara violación del derecho internacional. Y por último, nos unimos al clamor del Pueblo Saharaui y del derecho del Sahara Occidental a su autodeterminación e independencia. Con esto dicho, reafirmamos nuestro compromiso por integrarnos de lleno a los pueblos del mundo y a adherirnos a los principios que componen este Movimiento de la misma forma en que no dudamos de su apoyo por el fin del colonialismo, por la defensa de la autodeterminación e independencia de Puerto Rico y del resto de las colonias existentes. Muchas gracias.