25 jun. 2019

Intervención de Olga I. Sanabria Dávila por COPRONU ante el Comité de Descolonización de la ONU

A casi 60 años del hito que marcó la adopción de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y luego de 28 años de la existencia de este comité, la continuación del colonialismo en Puerto Rico es un descrédito para Estados Unidos y lamentablemente también para las Naciones Unidas luego de su largo historial de afán descolonizador. 



24 de junio de 2019

Su Excelencia Keisha Aniya McGuire
Miembros del Comité

Aprovecho la ocasión para felicitarla, Sra. McGuire, como la nueva presidenta del Comité de Descolonización de Naciones Unidas. 

El momento actual en Puerto Rico ha sido reflejado en todos sus aspectos en las intervenciones ante este Comité y en sus resoluciones. El carácter insostenible y artificial del desarrollo de Puerto Rico, su supuesta democracia, y el recrudecimiento de su condición colonial están al desnudo al igual que el engaño a la Asamblea General de Naciones Unidas en 1953 al adoptarse la resolución 748 (VIII). El pueblo de Puerto Rico se encuentra en una camisa de fuerza a manos de la dominación colonial, y al presente los efectos de ello son más destructivos y evidentes que nunca. 

En Puerto Rico hay iniciativas institucionales puertorriqueñas para hacer el reclamo anticolonial directamente al gobierno de Estados Unidos. Como en el pasado en relación a nuestros grandes retos como pueblo al presente en Puerto Rico estamos haciendo nuestro trabajo para converger detrás del reclamo anticolonial.

En Estados Unidos llaman la atención dos artículos recientes publicados en Foreign Affairs y el Harvard Law Review, dos revistas de peso político en ese país. Sus autores indican que más allá del huracán María, el problema principal de Puerto Rico es su condición colonial. Aluden al efecto del colonialismo en Puerto Rico en la imagen de Estados Unidos y a la necesidad de atender el problema. 

En sus resoluciones el Comité de Descolonización, y cito, “reafirma el derecho inalienable del pueblo puertorriqueño a la libre determinación e independencia de conformidad con la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y la aplicabilidad de los principios fundamentales de dicha resolución a la cuestión de Puerto Rico.” 

Toman nota, y cito, “que la consulta llevada a cabo por el Gobierno de Puerto Rico el 11 de junio de 2017 …  no estaba diseñada para promover la descolonización conforme a la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General.” 

El Comité destaca en sus resoluciones “la urgente necesidad de que los Estados Unidos propicien las condiciones necesarias para la plena aplicación de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y las resoluciones y decisiones del Comité Especial relativas a Puerto Rico.” 

Además, este Comité de Descolonización ha solicitado continuamente que la Asamblea General examine la cuestión de Puerto Rico.

Al presente, ustedes examinan en forma de proyecto la trigésima octava versión de estas resoluciones. A pesar de esta guía que ofrece el Comité de Descolonización de Naciones Unidas, a pesar de acontecimientos recientes, a pesar de que está finalizando el Tercer Decenio Internacional para la eliminación del colonialismo, y a pesar del Septuagésimo-quinto Aniversario de Naciones Unidas próximo a conmemorarse no se ha iniciado un proceso de descolonización de Puerto Rico.

A casi 60 años del hito que marcó la adopción de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y luego de 28 años de la existencia de este comité, la continuación del colonialismo en Puerto Rico es un descrédito para Estados Unidos y lamentablemente también para las Naciones Unidas luego de su largo historial de afán descolonizador. 

Agradecemos a los miembros de este Comité su trabajo durante años, pero esperamos que al presente el Comité, su Buró y sus miembros tomen medidas concretas para darle vida a la guía de descolonización de Puerto Rico que ha desarrollado de conformidad con su mandato. Esto es urgente.

Muchas gracias.