14 feb. 2019

Junte de Mujeres rechaza plan de incorporación de Puerto Rico como territorio

(14 de febrero, 2019) El Junte de Mujeres M-18 consideró hoy que el liderato estadista quiere ahora llevar a Puerto Rico hacia el territorio incorporado, dejando a la isla en un limbo jurídico, pero a la vez imponiendo el pago de contribuciones federales sobre ingresos.


En un comunicado, el grupo -que reúne a líderes soberanistas e independentistas, incluida la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz-, sostuvo que el territorio incorporado equivale a “la colonia agrandada”.

El Junte de Mujeres es integrado por Cruz, la vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, la presidenta del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Mariana Nogales, la  excandidata independiente a gobernadora Alexandra Lúgaro, la copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Wilma Reverón, y la presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS), María de Lourdes Guzmán.

El miércoles, la comisionada González dio la bienvenida a los esfuerzos que se hacen a favor de la idea de convertir a Puerto Rico en un territorio incorporado.

“Es el paso previo a la estadidad”, indicó González, quien pese a haber recomendado al gobernador Ricardo Rosselló, junto al republicano Rob Bishop (Utah) y otros, celebrar una nueva consulta en la Isla – estadidad sí o no-, tiene previsto presentar en esta sesión de la Cámara baja federal un proyecto de ley pro estadidad.

En junio de 2018, González presentó un proyecto de ley que tuvo el propósito de promover la incorporación de Puerto Rico como territorio y crear un Grupo de Trabajo del Congreso que estudiara los cambios requeridos para convertir a la Isla en el estado 51. La medida nunca avanzó ni fue a audiencias en la Cámara baja federal.

Esta semana, 17 legisladores estatales de Washington presentaron una resolución que le recomienda al presidente Donald Trump y al Congreso incorporar a Puerto Rico.

Mientras, el alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez, y el abogado Gregorio Igartúa enviaron al presidente Trump y al Congreso una petición a favor de que Puerto Rico sea incorporado como territorio.

El Junte de Mujeres sostuvo que todas esas iniciativas persiguen colocar a Puerto Rico a la “altura de las 13 colonias de los años 1700” y de la consigna de “impuestos sin representación” que provocó la revolución estadounidense. Mientras los norteamericanos se rebelaron contra esa infamia,es el gobierno colonial de Puerto Rico quien la reclama, indicó el grupo.

“Los padres fundadores de la nación estadounidense sentirían vergüenza ajena ante la actitud servil del gobierno colonial de Puerto Rico… La comisionada pretende entregar la poca dignidad que le queda a la colonia invitando a Estados Unidos a que nos cobre contribuciones federales sin garantía alguna. Ella bien sabe que un Congreso no obliga a uno próximo y que Puerto Rico puede permanecer indefinidamente como territorio incorporado pagando contribuciones federales, algo sobre lo que los puertorriqueños ni siquiera se han expresado”, agregó el Junte.

Para las líderes del Junte de Mujeres, el dejar atrás el reclamo de estadidad ahora, los estadistas admiten el fracaso de su propuesta.

(El Nuevo Día)