8 dic. 2018

Muere el líder independentista Carlos Gallisá

El abogado, exrepresentante independentista y analista político Carlos Gallisá Bisbal murió la noche del viernes en su residencia de San Juan por complicaciones relacionadas al cáncer que padecía, informó a El Nuevo Día su amigo, el licenciado Manuel De J. González. 


Tenía 85 años.

"Fue una de las figuras más importantes de este país y merece que se le despida como es", dijo González desde el apartamento de Gallisá, donde se encontraba esta noche junto a los familiares de su amigo.

González agregó que Gallisá estuvo muy enfermo desde principios de 2018 a consecuencia del cáncer que padecía. De hecho, indicó fue operado el pasado junio y su salud mejoró. 

"No fue suficiente. Hace un mes estaba muy malo y sufriendo mucho. Hace una hora acabó ese sufrimiento", expresó González, quien dijo que "todavía no sé nada de los arreglos fúnebres". 

Abogado de profesión, Gallisá fue electo en los comicios de 1972 a la Cámara de Representantes por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP). No obstante, en 1973 salió de la colectividad para unirse al Partido Socialista Puertorriqueño (PSP).

En décadas recientes, se destacó como analista político del programa radial Fuego Cruzado junto a Néstor Duprey e Ignacio Rivera. Participó del espacio radial por 23 años.

Se retiró de las ondas radiales desde la emisora Radio Paz 810 AM el pasado septiembre. 

En años recientes, también se desempeñó como representante del interés público en la Junta de Gobierno de la AEE.

Gallisá declaró ante comités del Congreso sobre el status político de Puerto Rico.

Pero, siempre se recuerda su comparecencia de junio de 1989 ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, entonces presidida por J. Bennett Johnston, cuando apuntando con el dedo a los miembros de la comisión, acusó al Congreso de tratar de iniciar un proceso en torno al futuro político de Puerto Rico que incumplía con el derecho a la autodeterminación y se quedaba corto de ser un proceso de descolonización.

“Ustedes representan al poder colonial y no pueden ser juez y parte en este proceso”, indicó.

Cuando se discutía el proyecto 856 del republicano Don Young en la Cámara de Representantes de EE.UU., Gallisá declaró ante el Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal el 21 de abril de 1997, en una audiencia celebrada en Mayagüez.

Denunció la medida – que terminó siendo aprobada el 4 de marzo de 1998 por un solo voto, y engavetada en el Senado-, como una creación de Young y otros miembros del Congreso para agradecer las contribuciones políticas de sectores del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“La desconfianza de nosotros los puertorriqueños en ustedes como Congreso y en el gobierno de su país está sólidamente justificada en la experiencia vivida a lo largo de los 100 años de dominación colonial que ustedes le han impuesto al pueblo de Puerto Rico. Han sido cien años de mentiras, de medias verdades, de falsedades, de imposiciones, de falsificaciones y de promesas incumplidas”, indicó en su testimonio.

Gallisá exhortó a los congresistas a dejar de pensar en plebiscitos sin consecuencias y a favorecer una Asamblea Contitucional que permita una negociación real con el gobierno federal.

“Mientras no se vote sobre lo que es posible  y alcanzable, no vamos a resolver este problema”, sentenció entonces el líder independentista.

Gallisá siempre contó la reacción favorable que tuvo, sobre todo, su presentación de 1989 – que coincidió con una marcha independentista- en el pueblo puertorriqueño, independiente de ideologías.

Donde quiera que iba días después de aquel testimonio de 1989 recibía muestras de agradecimiento de la gente, por haberse enfrentado y cuestionado a miembros del Congreso que suelen ser tratados con gran deferencia por los políticos de la Isla.