13 dic. 2018

MINH expresa su repudio a la recién aprobada NICA Act

“Los resultados de las sanciones del NICA Act resultarán en el sufrimiento masivo de los pobres que mayoritariamente apoyan a Ortega. Estas sanciones serán particularmente dolorosas después de la crisis del pasado verano en la cual la oposición logró desbastar la economía juntamente con parte sustancial de la infraestructura civil (tal como lo hicieron los Contras en 1980). Y, de deponerse a Ortega como resultado de todo esto, es casi seguro que será la facción más violenta y derechista de la oposición la que tomará el poder, porque son ellos los que tienen la disposición y los medios para hacerlo”. Con estas palabras Daniel Kovalik, analiza el impacto que el Nica Act tendrá para el pueblo pobre de Nicaragua en su artículo “The Return of the Nicaraguan Contras, and the Rise of the Pro-Contra Left”. (Counterpunch, 7 diciembre, 2018)



Kovalik reseña la evidencia compilada por el exoficial de Inteligencia Naval de EE. UU., Wayne Madsen (The Manufacturing of a President), sobre el financiamiento que reciben los Contras rearmados desde al menos 2012 de la CIA (EE. UU.) y la Mosad (Israel). Madsen expone que el gobierno de Honduras que llegó al poder tras el golpe de estado contra Manuel Zelaya, de izquierda y aliado de Ortega, con el apoyo de la administración de Obama, ha sido clave tanto en el apoyo a los Contras como proveyendo terreno para sus operaciones, al igual que lo hizo en 1980.

Asimismo, recuerda que el periodista Max Blumenthal informó que hay evidencia contundente de la participación de EE. UU. en los recientes actos violentos contra el gobierno de Ortega. El 1ro. de mayo, 2018, en una publicación de la derechista National Endowment for Democracy (NED) se jactan de los millones de dólares invertidos que durante años han invertido preparando el terreno para una insurrección. Y la US AID acaba de anunciar que va a continuar apoyando la oposición a la que le acaba de asignar $4 millones de dólares.


Ante la ofensiva de la derecha en América Latina y el Caribe, la agresiva militarización, la injerencia de EE. UU. en los asuntos internos de Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Cuba, el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), expresa su solidaridad con estos pueblos hermanos, siempre abogando por la solución pacífica de sus conflictos internos, el diálogo y la negociación. 

Repudiamos y denunciamos lo que es y ha sido históricamente la injerencia imperialista de EE. UU. que utiliza el discurso de derechos humanos mientras es y ha sido siempre el principal poder asesino y genocida del mundo. No le reconocemos a EE. UU., poder imperial que mantiene a la nación puertorriqueña en situación colonial por 120 años y que ha utilizado todos los recursos a su disposición para perseguir y reprimir los anhelos de libertad del pueblo puertorriqueño.