13 nov. 2018

Una semana de protestas contra la Junta de Control Fiscal

Del lunes, 12 de noviembre al lunes, 19 de noviembre, un grupo de organizaciones agrupada en ¡DIGNIDAD! llevará a cabo una jornada de protestas contra la Junta de Control Fiscal, que incluirá una caminata desde Mayagüez hasta San Juan, una asamblea en el Hiram Bithorn el domingo, 18 de noviembre a las 9 am y una concentración frente a la UPR, Recinto de Río Piedras, el lunes, 19 de noviembre a las 9 am.


Las organizaciones que componen ¡DIGNIDAD! reclaman la urgente necesidad de la descolonización de Puerto Rico y la exigencia de la salida de la Junta de Control Fiscal. El colectivo de docentes PROTESTAmos de la UPR, Recinto de Mayagüez, se han unido a estos reclamos.

“Desde su fundación en 2017, PROTESTAmos ha venido insistiendo y demostrando, junto a decenas de organizaciones afines, que las medidas impulsadas por la dictatorial Junta de Supervisión Fiscal no hacen más que empobrecer aún más radicalmente a las grandes mayorías de Puerto Rico, mientras se enriquecen las arcas de quienes ya tienen de sobra. Dichas medidas desmantelan la educación pública de las y los puertorriqueños, tanto a nivel escolar como universitario, y atentan dramáticamente contra el resto de los servicios básicos de cualquier democracia que se precie: la salud, el retiro, la vivienda, la manutención,” afirmó el profesor Héctor Huyke Souffront, catedrático de la UPR-Recinto de Mayagüez. “En el tiempo transcurrido después del paso del huracán María”, continuó Huyke, “el país no ha hecho más que constatar la gravedad de los efectos de dichas medidas, así como el abandono, propio de territorios coloniales, al que está sujeto por parte de los gobiernos local y federal”.

Por su parte, la también profesora del RUM, Beatriz Llenín Figueroa, sostuvo que: “Tras la aprobación de la ley federal PROMESA, nos vendieron el cuento de que la Junta de Supervisión Fiscal venía a ‘arreglar el desastre’ que teníamos aquí. Nada más lejos de la verdad, pues han logrado todo lo contrario. Ha quedado ampliamente demostrado que a lo único que vinieron fue a asegurar arreglos jugosísimos para quienes emitieron bonos, incluso a sabiendas que Puerto Rico no podría pagar, y a solventar una deuda ilegítima e ilegal que se han negado a auditar”. “Del mismo modo”, añadió Llenín Figueroa, “es evidente que la mayor parte de la casta local de políticos en ambos partidos mayoritarios, para cuidarse las espaldas, ha estado al servicio de la Junta, obedeciendo la mayoría de sus exigencias sin siquiera ofrecer espacio para el debate público responsable e informado. El ejemplo más reciente es la aprobación relámpago, desoyendo los reclamos de todas las personas profesionales documentadas sobre el tema, del acuerdo de COFINA, otra lápida más para un país ya moribundo”.

(Por redacción de Sin Comillas)