29 nov. 2018

Cenizas en la vista para discutir reglamentación en DRNA; manifestantes repudian reglamento propuesto

(San Juan, 29 de nov., 2018 - NotiCel) A las afueras del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) en Río Piedras se manifiestan contra el Reglamento para uso, manejo y disposición de los Residuos de Combustión de Carbón (RCC) presentado por la agencia de conformidad con la Ley 40 de 2017 de la Junta de Calidad Ambiental (JCA), luego que líderes ambientalistas interrumpieran una vista pública en la que se discutía el mismo. 


Luego de la deposición del líder ambientalista del Campamento contra las Cenizas en Peñuelas, Jimmy Borrero, un grupo del público se levantó para sentarse frente a la mesa de deposición gritando consignas contra el depósito de cenizas. En entervista con Wapa, del COmité de Diálogo Ambiental de Salinas, Víctor Alvarado, expuso que el reglamento propuesto es falso pues "pretende permitirle a la carbonera AES desparramar cenizas contra cualqueir pueblo de Puerto Rico, en cualquier punto del país". 

A su vez, recordó que en su campaña rumbo a la gobernación, Ricardo Rosselló Nevares dijo que exportaría las cenizas pero el pasado año logró que el Senado y la Cámara de Representantes aprobaran la Ley 40 que ayudó a la empresa carbonera AES a seguir depositando las cenizas en los vertederos de Puerto Rico. 

Mientras, la secretaria del DRNA, Tania Vázquez, lamentó en comunicado de prensa que "para algunos pudo más su deseo de faltar el respeto, provocar caos y llamar la atención, que la oportunidad de ser parte de la política pública relacionada con el uso, manejo y disposición de los RCC. Unos pocos decidieron utilizar la oportunidad que se les dio para deponer, y tornarse violentos tanto verbal como físicamente. Algunos llegaron con camisas alusivas a un partido político, a pesar de ser una actividad no política, y otros exhibían frases con palabras soeces. Sin embargo, la peor parte fue cuando el segundo deponente, el Sr. Jimmy Borrero, tomó un frasco con una sustancia desconocida, y lo derramó encima de la mesa de deponentes, no sin antes gritar palabras soeces e insultar a todos los presentes, actos a los que se unieron otros manifestantes".

La funcionaria solicitó se tomen las medidas de seguridad necesarias para remover el contenido vertido y hacerle los análisis correspondientes para descartar que contenga algún elemento que pueda ser peligroso para empleados y visitantes del DRNA.

Por su parte Timmy Boyle, de la Alianza Comunitaria y Ambiental del Sur Este (ACASE), comentó que en una corte de Tennessee se determinó lo peligrosas que son las cenizas para la salud y la vida de los seres humanos.

“Mientras que el gobernador Rosselló quiere permitirle a AES convertir toda nuestra isla en un vertedero de cenizas tóxicas, en la Corte del Distrito Este de Tennessee se determinó recientemente que las toneladas de cenizas que se extrajeron del peor desastre ambiental ocurrido en los Estados Unidos, provocaron la muerte de al menos 30 de los 250 trabajadores contratados para su remoción. Vimos estos desastres humanitarios provocados por las cenizas tóxicas, primero en Arroyo Barril en República Dominicana y ahora en Tenneesse en Estados Unidos. ¿Por qué Puerto Rico sería distinto?”, cuestionó.

En el caso de Tenneesee, la decisión judicial también implicó que los obreros que laboraron por cinco años en esa limpieza pudieron contraer leucemia, cáncer de pulmón y cerebro, enfermedades respiratorias crónicas y cardiopatía coronaria a consecuencia de su exposición prolongada a las cenizas.

“En Guayama y la región sur, la planta de AES nos está matando hace tiempo. Contaminan el aire, el agua y la tierra. En mi comunidad de Miramar, que es la más cercana a la planta, en solo dos cuadras hay 12 personas que fueron diagnosticadas con cáncer o que han muerto de esa enfermedad. El cáncer no discrimina entre clases sociales, religiones o partidos políticos Yo mismo soy sobreviviente de cáncer y me pregunto todos los días por qué el gobierno permite que AES nos extermine con toda esa contaminación. ¿Dónde está el Departamento de Salud? Esto debiera ser clasificado como un “estado de emergencia de salud”. Pero, en cambio, ahora el gobierno y el DRNA quieren volver a extender la contaminación y las enfermedades a todo Puerto Rico. Esto es un abuso”, expresó por su parte, Aldwin Colón Burgos, de la organización Comunidad Guayamesa Unida por tu Salud.