7 jun. 2018

Reinaldo Trilla Martínez

Cancel y Trilla
Por Rafael Cancel Miranda

 Como hombre digno que era,
vivió defendiendo su Patria,
vivió honrando su bandera
y el alma de su Borinquen amada.

“El 2 de junio de 1927 nace en Mayagüez Don Reinaldo Trilla Martínez (1927–1995). Arrestado y encarcelado en julio del 1949. Fue enviado a prisión en Tallahassee, Florida, por rehusar inscribirse en el ejército estadounidense durante la guerra de Corea junto a Ramón Medina Maisonave, Luis Manuel O'Neill Rosario, Darío Berríos Cruz, Rafael Cancel Miranda y Miguel Ángel Ruiz Alicea. Trilla cumplió un año y un mes de cárcel.


Se exilia en Cuba y durante el mes agosto del 1952 la policía de Fulgencio Batista lo arrestó junto a Rafael Cancel Miranda y fueron enviados a la cárcel Tiscornia.  Días después los dos fueron expulsados de Cuba. Se traslada a México junto a Juan Juarbe Juarbe y se involucran junto a doña Laura Meneses de Albizu en la causa cubana donde compartió con el Che Guevara y Fidel Castro. Una vez triunfa la Revolución Cubana se muda a Cuba. Se casa con Aurora Soto Fernández el 7 de octubre de 1967 en La Habana.  Fallece en  1995 en La Habana, Cuba.”

(Fuente: Boletín Nacional del Partido Nacionalista)

Nota de Rafael Cancel Miranda

Alrededor de 1946 Reinaldo, Irvin Flores Rodríguez y yo tuvimos un programa radial dominical llamado “Gritos de la Patria”, auspiciado por don Santiago Mari Ramos, padre de Juan Mari Bras,  y mi padre, Rafael Cancel Rodríguez. Reinaldo era el director, Irvin era el tesorero y yo el editorialista.  Los tres también organizábamos grupos de jóvenes nacionalistas en distintos pueblos del oeste.  Para 1946-47, se quiso imponer el inglés como lengua de enseñanza en las escuelas del país.  En la escuela secundaria de Mayagüez hubo una protesta y a Reinaldo y a mí nos acusaron de hablarla organizado.  Al siguiente año escolar no nos permitieron matricularnos. 

Reinaldo salió antes que yo de la prisión de Tallahassee y pudo combatir en la Insurrección de 1950 por lo que fue encarcelado nuevamente.  Al salir de la cárcel se fue para Cuba, donde yo me encontraba.  Residíamos en una oficina en la Vieja Habana.  Él dormía en una mesa y yo en un catre.  Trabajábamos en la construcción de un túnel debajo del río Almendares que unía a Marianao con La Habana.    En 1952 Batista nos encarceló y poco después nos expulsó de Cuba. 


Tendría mucho más que decir de Reinaldo, pero por el momento solo diré que la vida lo recompensó pues después del triunfo de la Revolución Cubana pudo regresar a  La Habana y allí encontró a la cubanita Aurorita.  Siempre se les veía caminando por la calles de La Habana tomados de la mano. Después que murió Reinaldo en 1995, Aurorita vivió con el sueño de volver a encontrarse con él.   Murió el 12 de julio de 2016 y  estoy seguro de que si se volvieron a encontrar, estarán en su propio paraíso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario