1 nov. 2017

Habla Ricardo Santos: Los planes detrás de la contratación de WhiteFish

utier-ricardo-santos
Escrito por Cándida Cotto / Claridad - “Lo que la UTIER ha venido denunciando por los últimos 25 años, todos, y cada uno de los señalamientos, se han venido corroborando al peor precio, al peor costo para desgracia del pueblo de Puerto Rico”.


Los destrozos del  paso de los huracanes por nuestra Isla de Irma y María (este último devastador) con diferencia de apenas una  semana -en el mes de septiembre- han sido el precio que el pueblo puertorriqueño ha pagado para que los intereses privados se queden con la  corporación pública de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Las dolorosas expresiones de Ricardo Santos, expresidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER),  las confirman el recuento que hizo a CLARIDAD sobre como los gobiernos y las gerencias fueron llevando a la AEE al colapso actual para justificar su privatización.

A un poco más de un mes del paso del huracán María que destruyo prácticamente toda la infraestructura eléctrica, la AEE apenas ha podido restablecer  el servicio a menos del 25% de la población.

“En primer lugar, nosotros siempre nos quejamos de que la Autoridad fue abandonando e inhabilitando a los trabajadores para desarrollar nuestros propios trabajos, denunciamos que eso se hacía como un plan sistemático de privatización y que el modelo que se había utilizado en otras partes del mundo cuando se pretendía privatizar una utilidad pública era en primer lugar inhabilitar a los trabajadores para que no puedan desarrollar su trabajo”, denunció Santos.

Además de las diferentes gerencias que ha tenido la AEE en particular en las recientes dos administraciones aplicaron todas las maniobras dirigidas a los fines de la privatización incluyendo el descredito de los trabajadores y la misma corporación.

“Esos elementos se dieron en la AEE, inhabilitaron a los trabajadores no comprando herramientas, no comprando equipo, no teniendo repuestos, no dando mantenimiento, no sustituyendo a la gente cuando se jubilaban promoviendo la salida de la gente”, insistió.

El expresidente de la UTIER acusó que, como parte de esa estrategia de privatización el expresidente del Senado, Eduardo Bathia, encabezó una  campaña de descrédito contra la AEE la cual aún continúa motivado por intereses privados. La contratación por la pasada administración de la “oficial de reestructuración”, Liza Donahue fue parte de ese plan.  Bajo la dirección de Donahue, se abandonó todo lo relacionado al mantenimiento de las utilidades, se dejaron de comprar abastos, equipo y herramientas, en el supuesto de que en el comercio estaban disponibles los abastos de la AEE; “sin tomar en consideración que nosotros vivimos en una isla que traer equipos de Estados Unidos a  Puerto Rico  no es como llevarlos a la Florida que se va por tren o carretera”.

Afirmó que con el paso de ambos huracanes ha quedado al descubierto que la AEE no estaba preparada. “Año  tras año cada vez que llega la temporada de huracanes hacemos las mismas denuncias, que no estamos preparados para la tormenta que no tenemos materiales, que no tenemos equipo, que no tenemos suficiente personal y la Autoridad  siempre contesta lo mismo ‘estamos listos, estamos preparados, tenemos repuestos’. En esta ocasión dijeron  que tenían repuestos para 45 días y la realidad que nosotros estamos viviendo hoy es que los trabajadores nuestros están desvistiendo postes caídos para poder vestir el poste nuevo, o sea estamos usando equipo viejo, usado, para poder desarrollar el trabajo que estamos haciendo”, defendió sobre sus compañeros trabajadores.

En medio de estas circunstancias, continuó diciendo,  nos azotaron ambos huracanes y la actual administración del Partido Nuevo Progresista (PNP) viene a reafirmar y completar la misión de poner en manos privadas a la AEE.

Al calificar esta postura como una “desgracia” Santos, defendió, “siempre en la UTIER hemos tenido como filosofía que la energía eléctrica es un bien de la humanidad que debe estar al servicio de la humanidad y como tal no se puede tratar como un negocio, obvio que se cobra para con esa aportación se logre echar pa’lante pero nosotros no lo visualizamos como un negocio que tú dices voy a montarlo para explotarlo y lucrarme de él. Esa es la gran diferencia que tiene la UTIER con la visión que puedan tener otra gente”.

En esa perspectiva de la privatización expuso que hay dos situaciones, la primera la producción de energía y la segunda la transmisión. Atribuyó que toda la campaña de descrédito contra la AEE va dirigida a  demostrar al pueblo la necesidad de la privatización de la producción, generación de energía. Acotó que el país no tiene problemas con la producción de energía,  “que si sería bueno cambiar todas las plantas por unas nueva, seguro pero esa es nuestra realidad económica, esas son nuestras posibilidades”, cuestiono así mismo. En ese sentido añadió que se ha montado una campaña para proyectar que las plantas de la AEE  no sirven y  que hay que construir plantas nuevas, en esa vía dijo llegamos a la central Palo Seco.

El interés en Palo Seco

A juicio de Santos la central Palo Seco, “la verdad es que está deteriorada como todo en la AEE es más, sufre lo mismo que todas las  instituciones públicas y privadas de Puerto Rico  que han demostrado que no estaban preparadas para el huracán”.

Santos destacó y denunció que la decisión de apagar la central Palo Seco responde al interés por su privatización y que tanto el senador Bathia como el reciente representante del gobierno de Ricardo Rosselló Nevares en la Junta de Control Fiscal (JCF), Elías Sánchez, están detrás de estos intereses. Destacó que el atractivo de PS para el sector privado es que esta planta tiene lo que se conoce como el reactivo que es la fuerza de energía que utiliza la AEE para traer la energía que se  produce en el sur hacia el norte. La importancia de la planta de Palo Seco es  que si no se le pone ese reactivo la generación del sur necesitaría más fuerza para empujar la energía hacia el norte,  de no tenerlo la transmisión sería  más cara, se  calientan las líneas y habría más  averías.  “por lo tanto si tú la atraes con el reactivo de Palos Seco te funciona más cómodo y menos caliente y es más efectivo. Ese es un primer punto importante de la función de la planta de Palo Seco en particular”.

En segundo lugar, está su posición estratégica y el hecho de que a la planta se le construyó no hace más de 10 años el patio de  interruptores más moderno del Caribe el cual está todo bajo techo, el resto de todos los patios de interruptores que tiene la AEE son al aire libre. En tercer lugar es que tiene una tubería que va desde el muelle hasta la planta que se puede usar para transportar en gas, diésel o de un bunketsite. Esta facilidad para transportar combustible desde el muelle directo a la planta es una ventaja para cualquier operador privado ya que puede  aprovecharse de toda esta infraestructura para vender estos combustibles y lo otro es que tiene la permisología de la ubicación de la planta, que ya está reservada para la operación de una planta. Santos reconoció que  cualquier planta nueva que se ponga en Palo Seco es más  favorable al ambiente que la que se tiene porque esta produce con petróleo si fuera  a producir con diésel o con gas.

Con todos  esos elementos resaltó que la Planta de Palo Seco es el negocio ideal para cualquier privatizador porque además tiene al cliente cautivo que es la AEE, la cual estaría obligada a comprar la electricidad.

En este escenario también está la empresa PUMA la cual, dijo compró las facilidades de la antigua Capeco con el propósito de montar una planta de gas, proyecto que denunció está empujando el senador Eduardo Bathia. Esta planta produciría unos 300 kilovatios de energía.

Para estos dos proyectos de privatización, denunció el líder de la UTIER “hay que matar a Palo Seco”. Es de ahí que desde antes de ambos eventos atmosféricos tan temprano como en agosto la gerencia anunció a la Unión y al País que las condiciones de deterioro de la planta eran tal que había que relocalizar a todos los trabajadores porque había un peligro inminente de que se desplomara hasta con un viento de 40 millas. Esto ha quedado desmentido luego del paso de María. Recordó que en aquel momento la gerencia de la AEE dijo que iba a reparar la planta en seis meses. Santos denunció que esto fue una mentira  y que  incluso  en agosto mismo  la AEE ya  había contratado a la firma Western Solution para la instalación  de dos plantas portátiles para prender parte de la planta de Palo Seco. El contrato de alquiler por el periodo de seis meses de estas dos plantas-las cuales hay que traer a la atención la gerencia de la AEE ha dicho que con ellas le dará luz a parte del Área Metropolitana- es por la suma de $35. 1 millón de dólares.

Santos narró que antes de que ocurriera el huracán Irma la UTIER le señaló a la gerencia que  la mejor preparación que había que tomar era prender PS porque si había fallas en la transmisión del Sur al Norte se tenía el respaldo de dos de sus unidades que podían producir 150 megavatios “y yo digo 150 megavatios trabajando a mitad de capacidad porque  la verdad es que puede producir 300 megavatios pero yo digo 150 para ponerlas a trabajar bien limitadas y con espacio de crecimiento, que lo mejor que se podía hacer era prenderla por si había problemas como los que ocurrieron pero los planes de la gerencia eran otros”, manifestó.

Además indicó que las dos plantas portátiles consumen casi mil galones por hora de diésel, y que el alquiler de los primeros seis meses se los cargarán a FEMA, los próximos meses los pagará la Autoridad pero el combustible que utilicen y el costo de la energía se lo cargarán a la gente. En tanto los $35.1 millones es dinero limpio que se llevará Western Solution.

Ante estos eventos y las alegaciones de Ricardo Ramos,  director ejecutivo de la AEE, y del mismo gobernador de que no se podá prender Palo Seco por “razones de seguridad”, Santos expresó que le causaban indignación y recalcó su denuncia de que la única y exclusiva razón es que “hay intereses envueltos que van desde Elías Sánchez, tiene intereses con Puma  y otras compañías y por otro lado la posición de Eduardo  Bathia es la misma, está empujando otra compañía que quiere montar una planta en Palo Seco”. De este último dijo que los intereses están amarrados desde Colombia, República Dominicana y Estados Unidos.

El contrato de Whitefish

La otra área y en la cual no es hasta ahora que el sector privado ha venido a demostrar su interés es el de la transmisión y distribución de energía eléctrica. Describió que en el proceso de  la transmisión y distribución se pierde energía, a los árboles hay que darle mantenimiento, es mucho más caro, ya que vivimos en un trópico, sujetos al paso todos los años de eventos atmosféricos, por lo que hasta ahora al sector privado parecía no interesarle.

No obstante dijo que, sí  hay compañías que se dedican y dan ese servicio pero tiene que haber un ente y ese ente es  la AEE. Esos intereses dijo  han aparecido  después de que la AEE indujera a sus trabajadores de campo, celadores de línea a dejar la corporación. Para esto primero la administración de Alejandro García Padilla eliminó todos los beneficios marginales y ahora la actual administración eliminó la paga doble con la Ley 66. Entre ambas administraciones provocaron una estampida de la corporación de 300 celadores. Santos comentó que hace dos años le llamó la atención el que vinieran a Puerto Rico compañías de Estados Unidos a reclutar celadores de línea y le ofrecían el doble del salario, aquí se ganaban $21 dólares y les ofrecían $31.00 y la AEE no hacía nada por retenerlos, cuando el adiestramiento de un celador le puede costar hasta $12 mil dólares.

En ese desmantelamiento del área de celadores, de  transmisión y distribución nos tropezamos con la tormenta María. Reveló que la UTIER le planteó a la gerencia que para atender la emergencia se tomara la medida que se había adoptado antes que era llamar a los jubilados, a los cuales siempre se les pagaba un poco más de los $21 que cobra el empleado. Para Irma la gerencia no llamó a los jubilados y para María solo aceptaba ofrecerles $17.00 la hora. El propósito de esta postura denunció, era que los jubilados no aceptaran trabajar y tener la excusa para contratar a un privado que resultó ser la compañía Whitefish, cuyo uno de sus propietarios, Jhon Collonnetta, fue donante y asesor del presidente Donald Trump.

“Ya  todos vimos lo que hicieron con el contrato de Whitefish nadie se explica por qué la AEE no contrató con la Asociación Americana de Utilidades Públicas que son sus homólogos y que han  venido antes que y que se dedican a eso. Son 1,200 compañías en Estados Unidos que si cada una envía una  brigada son 1,200 brigadas que inmediatamente pueden venir”.

Reparó que antes de que saliera a la luz pública el escándalo de esta contratación, la UTIER había denunciado que la  conexión era el ayudante  del presdiente de EEUU, el mismo gobernador Rosselló Nevares, Elías Sánchez y el director ejecutivo de la AEE  “antes de la tormenta María ya estaban en contubernio para este contrato porque los hechos así lo demuestran”, afirmo.

Al expresar su indignación por el contrato y la gran disparidad entre lo que paga la AEE a sus celadores y lo que está pagando la Whitefish, $250 la hora, observó que se supone que FEMA pague el 75% y la AEE el otro 25% del contrato.

“Así las cosas estamos en este desastre, el gobierno miente una y otra vez”. A juicio del expresidente de la UTIER con la primera tormenta se dejó a San Juan para lo último en restablecer el servicio, cuando nunca se había actuado de esa forma porque el gobierno  venía preparando las condiciones para justificar los contratos. También dijo que tiene la  impresión de que Whitefish llega a  la isla con la intensión de quedarse “creo que tienen planes de montar una compañía permanente y para eso van a abrir escuelas de celadores y van a montar ese aparato pero obvio no pagando ese salario”, advirtió.

Para concluir el celador retirado llamó la atención a expresiones de Rosario y del secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, de que no se le iba a restablecer el servicio a un 5% de la población por estar en comunidades aisladas por no ser costo efectivo.   “Me parece el acto de traición más grande, el crimen que se pueda cometer con ese sector más pobre de la población, no es real que monten energía solar, no tienen el dinero para eso, ya comenzaron la campaña para que la gente lo acepte”.



Los contratos de la AEE


1/Whitefish   $300 millones

2/ Cobra Accquisition LLC $200 millones

3/ Power Secure  $225 millones

4/ Western Solution  $35.1 millones

5/ Agencia de Publicidad> Key Integrated   $300 mil

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario