28 may. 2017

La muerte del PPD y el plebiscito

minh-angelperez
Por Ángel Pérez Soler / Copresidente MINH - Revisar la historia siempre es alentador. La misma nos muestra que hay asuntos irresueltos porque existen posiciones que no cambian, a pesar de que las mismas hagan daños irreparables.



La muerte del PPD y el plebiscito

Ángel Pérez Soler[1]

Revisar la historia siempre es alentador. La misma nos muestra que hay asuntos irresueltos porque existen posiciones que no cambian, a pesar de que las mismas hagan daños irreparables.

Esta es la situación del Partido Popular Democrático, que en el afán de no definir su posición de estatus a la altura de estos tiempos, utilizaron la fuerza del billete para mover el andamiaje político de Estados Unidos en contra del plebiscito propuesto para el 11 de junio. El PPD, huía a meter pecho al desmadre que representa tener dos posiciones al interior de su partido, así que optó por invertir sus energías en desacreditar la consulta. Con la inclusión del territorio como opción, levantó de la mesa a aquellos que intentábamos comenzar un nuevo debate sobre el futuro del país. A pesar de reconocer que la consulta no era vinculante y que al día siguiente de la consulta seguiríamos siendo colonia, algunos independentistas y soberanistas optamos por juntar voluntad para dar una nueva vuelta al debate centenario del problema de estatus. Esta no es la primera vez que el PPD acude a estas prácticas. En 1967, al calor de la campaña independentista en contra del plebiscito y la creación de la nueva facción estadista creó preocupación al interior del PPD.

Según el Periódico Claridad, Antonio Fernós, quien presidia el PPD, habló con Muñoz Marín para la suspensión del evento. El temor era que dicho Plebiscito fuera un golpe para el PPD forzando su fragmentación interna y que los estadistas salieran fortalecidos. Muñoz Marín insistía en la participación en el evento, bajo la premisa que los estadistas no tenían las condiciones organizativas para contar los votos. El resultado del plebiscito del 1967, no solo sorprendió en términos numéricos, sino que fue un catalizador del golpe anticipado por Fernós, perdiendo el PPD las elecciones del 1968[2].

Volviendo al 1967, un sector del liderato popular repudiaba la participación en el plebiscito, porque entendían que su Partido había tomado el rumbo incorrecto y que espacios como este no fomentaban definir ideológicamente al PPD[3].  Mientas al interior del PPD se daban estas discusiones, la campaña de educación independentista seguía. El MPI invirtió sus recursos para la publicación extendida del Periódico Claridad. En cada edición del Periódico aparecían explicaciones sencillas sobre el asunto del Plebiscito y el porqué de la posición política del MPI[4]. Parte de la campaña radicaba en desmentir no solo el Plebiscito, sino en explicar porque el Estados Libre Asociado como fórmula jurídica era la herramienta perfecta para el coloniaje. Parte del debate público llevado por los estadolibristas radicaba en que para derrotar el anexionismo había que votar por el ELA. A ello Mari Brás contestaba:

“La Anterior afirmación se funda en la propaganda soterrada que realiza el Partido Popular entre la gran masa de populares que ellos saben de inclinación independentista. Mientras que públicamente despachan la independencia como imposible, privadamente dicen que el propósito principal del plebiscito es derrotar definitivamente la estadidad…”[5]

En pro del trabajo de educación, el MPI propuso una Concentración Soberanista Anti plebiscitaria[6]. La campaña duraría hasta el 22 de julio a fin de lograr que la Concentración fuera masiva[7]. Como parte de la organización del evento, el MPI invitaba a todos los independentistas al Parque Sixto Escobar, y que todos los vehículos que transportaran personas que rechazarían el voto en el Plebiscito, portaran banderas de Puerto Rico[8].

Según el Periódico Claridad, más de 40,000 personas asistieron a la Gran Concentración Anti plebiscitaria. En la actividad hicieron uso de la palabra Juan Mari Brás, Noel Colón Martínez, Gilberto Concepción de Gracia, Pirí Fernández, Gerardo Navas y Milton Soltero[9]. Milton Soltero, dio lectura de la declaración conjunta aprobada por unanimidad. El mismo señalaba el carácter falso del Plebiscito, como una maniobra de lo que pretenden conservar el colonialismo en Puerto Rico y como una negativa de aceptar las Resolución aprobada en Naciones Unidas para poner fin al coloniaje[10].

Consumado el plebiscito, el MPI celebró el resultado del mismo. Las organizaciones independentistas se adjudicaban una victoria en la denuncia del carácter colonial de la Isla y la falsa de la consulta. A esos fines, el MPI sostenía que su campaña fue de gran impacto al quedar consignado que alrededor un millón de personas de los 1,700,000 inscritos no participaron en las urnas. Esto dio luz del impacto que tenía el MPI y las organizaciones independentistas en el país[11].

Veamos los resultados de la consulta: de un total de 1, 176,895 votantes inscritos en las elecciones del 1968[12], participaron solamente 703,692 en el Plebiscito. La distribución de la votación fue: 425,132 votantes por el ELA, 274,312, por la Estadidad y 4,248 por la Independencia[13]. La suma de votantes en el Plebiscito nos muestra que a electorado no le interesaba participar en esta consulta. Sin lugar a duda, la cantidad de propaganda alusiva a las distintas opciones fue inmensa[14], lo que nos hace pensar, que el esfuerzo organizativo hecho desde el independentismo tuvo que ver con la baja participación electoral en los comicios de julio de 1967.

En el caso del plebiscito propuesto para el 11 de junio de 2017, hay elementos muy parecidos. Un nutrido grupo de organizaciones e individuos han anunciado que la consulta propuesta por el PNP es una mentira.  A pesar que no se ha podido levantar una campaña tan fuerte (como fuera la del 1967), el anuncio del boicot del llamado Junte Soberanista logró deslegitimar el proyecto plebiscitario, dando al país luz de por dónde debe transitar en medio de este camino. El PPD, con el fin de no definirse logró estacionar el avance del sector más consciente de su colectividad.

No nos cabe la menor duda que pocos serán los que saldrán a votar el 11 de junio. El PNP ha tenido que asumir propaganda de muy mala calidad y poco contenido para movilizar al corazón del rollo de su partido. A son del cuco de la guerra fría, ha tratado de hacer propaganda alusiva al miedo, como si no acabaran de entender que el país no responde ya a esos códigos. Es poco lo que les queda, ya que el propio gobierno de Estados Unidos les ha dado la espalda al no contestar la movida de inclusión del estatus territorial en la papeleta. Por su parte, el PPD ha profundizado el hoyo de su tumba. Al igual que en el 1968, los populares siguen perdiendo adepto en el pueblo cosa que nos haría ver la pronta y definitoria muerte del dicho partido. Por lo que respecta al independentismo, podremos celebrar que la farsa impulsada por el PNP, no tuvo aceptación en el país, más todavía nos resta definir como capitalizaremos la muerte del PPD.




[1] El autor es Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano y profesor universitario.
[2] Fernós Pide a Muñoz que Suspenda el Plebiscito. En Periódico Claridad. Edición Núm. 149.  Año 8.  Domingo, 4 de junio de 1967. Pág. 1.
[3] Líder Popular Llama Repudiar Plebiscito. En Periódico Claridad. Edición Núm. 150.  Año 8.  Domingo, 11 de junio de 1967. Pág. 1.
[4] Diálogo. Sobre el MPI. En Periódico Claridad. Edición Núm. 151.  Año 8.  Domingo, 18 de junio de 1967. Pág. 8.
[5] Mari Brás, Juan. El Chantaje de la Estadidad. En Periódico Claridad. Edición Núm. 152.  Año 8.  Domingo, 25 de junio de 1967. Pág. 3.
[6] Se Organizan Cuatro Distritos. En Periódico Claridad. Edición Núm. 152.  Año 8.  Domingo, 25 de junio de 1967. Pág. 6. Y Organizan Distrito en Ponce. En Periódico Claridad. Edición Núm. 154.  Año 8.  Domingo, 9 de julio de 1967. Pág. 5.
[7] Movilización General. En Periódico Claridad. Edición Núm. 153.  Año 8.  Domingo, 2 de julio de 1967. Pág. 2. Ver fotos de la Concentración en las páginas 4 y 5.
[8] Recomendaciones a los Asistentes a la Gran Concentración. En Periódico Claridad. Edición Núm. 155.  Año 8.  Domingo, 16 de julio de 1967. Pág. 6.
[9] Concentración 16 de Julio Ratifica Nuestra Luca de Independencia. En Periódico Claridad. Edición Núm. 156.  Año 8.  Domingo, 23 de julio de 1967. Págs. 1 y 6.
[10] No al Falso Plebiscito. Fragmento de la Declaración Aprobada por Unanimidad por la Gran Concentración Soberanista Anti plebiscitaria. En Periódico Claridad. Edición Núm. 156.  Año 8.  Domingo, 23 de julio de 1967. Pág. 5.
[11] Pietri, Norma. La Independencia Después del Plebiscito. En Periódico Claridad. Edición Núm. 157.  Año 8.  Domingo, 30 de julio de 1967. Pág. 4.
[12] Usando esta elección, ya que es la más cerca al evento plebiscitario.
[13] Gallisá, Carlos. Desde Lares. Pág. 144. Importante señalar que el Estado Libre Asociado estaba representado en la papeleta por una montaña, la estadidad con una palma y la independencia con una rueda. A su vez, puede ver los resultados del Plebiscito, pueblo a pueblo y distritos senatoriales y representativos en Cruz Hernández, Eduardo Luís. El Plebiscito de 1967. Págs. 236 – 261.
[14] Así se puede constatar en Cruz Hernández, Eduardo Luis. El Plebiscito de 1967.

(Tomado de 80grados)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario