17 jul. 2016

Una Misión de todos los boricuas

edwin
Escrito por Arsenio Rodríguez
El jefe de la Misión de Puerto Rico en Cuba, Edwin González, prefiere comenzar la entrevista por la difícil situación financiera que enfrenta hoy el Gobierno colonial de su país y referirse después a la alegría que constituye la celebración de medio siglo de creada la institución que dirige, la única Embajada de su país en el mundo.






Hace semanas se presentó el impago por parte de las autoridades de Puerto Rico a los bonistas que en su momento le prestaron dinero para enfrentar los gastos de la colonia. La situación no es nueva, hace ya una década se viene convirtiendo en un serio problema hasta que explotó.

“Es la primera vez que el Estado Libre Asociado (ELA) de Puerto Rico, en junio pasado, cumplió con un impago, sencillamente porque no tenían de donde sacar el dinero, es decir 73 mil millones de dólares de deuda. De los cuales hay cerca de dos mil millones por intereses. Obviamente se ha estado presionando, incluyendo al Gobernador; han planteado que la deuda es impagable, eso lo sabía todo el mundo, y no pagaron. Apretó la cosa de los bonistas, quienes empezaron a demandar por incumplimiento de pago. Ahí surge, a nivel constitucional una gestión para hacer la quiebra criolla, una legislación para que la isla pueda ir a la bancarrota en cuanto al estatus de Estado Libre Asociado. Lo invalidaron y volvieron a plantearlo y llegaron a plantear que era imposible, eso le corresponde a los que forman parte de los EE.UU.

“Esa es la clave, porque el ELA lo único que tenía de autonomía, era la comunidad fiscal. Lo poquito que se puede hacer en Puerto Rico, hasta que el Gobierno norteamericano toma cartas en el asunto y el presidente Obama dice que hay que resolver y la decisión fue constituir una Junta de Control Fiscal, válido para los Estados miembros. Al respecto, la alcaldesa de San Juan, que es del Partido Popular, dijo que se trata de la dictadura de la Junta de control Fiscal. Primero la Junta no viene a organizar ni a resolver el problema económico de Puerto Rico, sino con una determinación de principios de garantizar el pago a los bonistas, y esto es muy diferente a resolver el problema económico.

“Hay un planteamiento generalizado que volvimos al estatus colonial de 1898, cuando llegaron los norteamericanos, desconociendo lo que ya existía y obviamente el mayor perdedor es el ELA, que ha sido desconocido totalmente, después de su constitución hace más de 60 años y ahora lo que viene es ver cómo resolverá el problema, no solo de los bonistas, sino del país. El hecho ha provocado que todos los sectores coincidan, inclusive hasta el gobierno. Esto es lo que los independentistas hemos dicho toda la vida, confirmándose que el ELA no tiene ningún poder soberano.

Sobre la Misión, Edwin precisa “que es la primera y única embajada de Puerto Rico en el mundo. Ha sido importantísima su presencia en Cuba y sobre todo en la actualidad. Se fundó en el año 66 por Fidel Castro y Juan Mari Brás y se instituyó como oficina del movimiento independentista en Cuba. Hay que ver el atrevimiento de los cubanos de mantener ese apoyo a la lucha por la independencia boricua. Ese respaldo se ha reiterado ahora con Raúl. La Misión va más allá del independentismo, se funda para apoyar y hacer todo el trabajo internacional. Fue un momento clave para mantener la relación con Cuba, relaciones históricas, solidarias.

“La Misión es de todos los puertorriqueños que nos visitan, incluso hace poco atendimos al propio Gobernador que estuvo de visita en La Habana. Una misión muy amplia, un desafío, y estaremos conmemorando durante todo el año. En Puerto Rico se hizo el acto principal por la fecha en el que participó Ricardo Alarcón. La Misión lleva el nombre de Juan Mari Brás, ese gran patriota que murió en 2010. Recientemente cancelamos un sello conmemorativo y en el ICAP se hizo un acto. Para esta ocasión se instituyó una medalla que le entregamos a Fidel, a Raúl, al PCC, al ICAP y a la Ospaaal. Se recordó a Oscar López Rivera, que lleva 35 años encarcelado.

“La bandera de Puerto Rico está izada en la Habana desde 1966 y eso tiene un simbolismo muy grande”.


Fuente: Bohemia
Foto por Vilma Soto Bermúdez / MINH

No hay comentarios:

Publicar un comentario