7 sept. 2015

Recordando a doña Ina en su natalicio

Por Rita Elena Zengotita
Deadina Ortiz de Jesús, vda. de Escobar
Poco hablamos de los familiares de los presos políticos, a pesar de que muchas veces estos han sido pieza importante en los trabajos para lograr su excarcelación. Ese es el caso de doña Ina, madre del exprisionero político Elizam Escobar, de quien recibimos grandes lecciones de amor y patriotismo. Doña Ina es además una de esas mujeres invisibilizadas por nuestra historia de lucha cuyas vidas tenemos que dar a conocer para ejemplo de nuestras futuras generaciones.

Nació en el barrio Peñuela de Ponce el 7, de septiembre de 1922. Fue su padre Ramón Ortiz Alvarado y su madre, Fundadora de Jesús Feliciano, mujer de ideales liberales pero simpatizante de los nacionalistas.

Doña Ina, estudió en la escuela Amtrong de Ponce y más tarde obtiene un diploma de comercio del colegio privado Rivas. Trabajó, por primera vez , por un corto periodo de tiempo, en la alcadía de Ponce de donde fue despedida por sus ideales políticos. Laboró en la Confederación General de Trabajadores y en la industria de la ropa. En el 1947 contrae matrimonio con Eliphelet Escobar, joven nacionalista que vivía en su misma comunidad y cuyo hermano, Elifaz Escobar, fue uno de los participantes de la revolución nacionalista del 50 sentenciado a cumplir más de 100 años de cárcel. Doña Ina a su vez tuvo un hermano, Arturo Ortiz de Jesús, que fue uno de los héroes caídos en combate en el pueblo de Peñuelas durante esa misma insurrección. Producto de esa unión matrimonial nacen sus tres hijos: Elizam (ex preso político puertorriqueño), Rosario y Eliud.

En el 1957, la familia se traslada a Bayamón ya que el padre consigue un nuevo empleo. A medida que sus hijos fueron creciendo, tanto ella como don Eliphelet, continuaron estudios nocturnos. En el 1965, doña Ina ingresaba a la Universidad Interamericana a la vez que sus hijos eran aceptados para cursar estudios en la Católica de Ponce. No obstante, doña Ina no puede concluír los mismos debido a caer enferma por una condición cardiaca.

Cuando doña Ina conoce sobre el arresto de su hijo Elizam, desde ese mismo momento, en unión a su compañero de luchas y esposo don Eliphelet, se entregan en cuerpo y alma a la la lucha por la liberación de los presos políticos. Junto a doña Consuelo Lee y don Juan Antonio Corretjer fue miembro fundadora del Comité Especial en Defensa de los Prisioneros de Guerra y mas tarde formó parte de Ofensiva 92 y del Comité Pro Derechos Humanos de Puerto Rico. Su perseverancia, consistencia y alegría de vivir, formaron parte del compromiso y la convicción de que más tarde, que temprano, se lograría el objetivo de la excarcelación de los presos políticos. Así fue, por lo que lo pudo disfrutar del retorno de su hijo Elizam. No nos cabe la menor duda, de que si todavía nos viviera, la lucha por la excarcelación de Oscar sería su prioridad, tal como lo hizo con el resto de los presos politicos puertorriqueños , pues para ella, tod@s y cada uno ellos, no solamente eran sus sus hij@s, si no unos patriotas luchadores anticolonialistas que dignifican nuestra nación y son por tanto merecedores de todo nuestro compromiso y apoyo solidario.

Nos dijo así de doña Ina, en ocasión de que recibiera un reconocimiento:

Los obstáculos y los retos sirven para fortalecernos más. La separación de mi hijo Elizam, nos une en una forma poco común. He tenido muchos momentos en que el apoyo, amor y sostén de los compañeros de lucha me han fortalecido y permitido continuar hacia adelante con el mismo fervor patriótico. Todos mis anhelos incluyen la libertad de la patria y de los compañeros y compañeras que están en prisión, luchando contra los que quieren humillarnos, manteniendo un sistema colonial que destruye la nación poco a poco. El valor y el sacrificio del cual nos habla don Pedro Albizu Campos, sigue tan vigente hoy como en aquellos días. Pedimos fuerzas a la vida para que podamos cumplir con nuestra misión, según nos corresponda.

Doña Ina Falleció el 19 de enero de 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario