19 sept. 2014

Iglesias se unen por excarcelación de Oscar López

Por Mariela Fullana Acosta / El Nuevo Día

El Concilio de Iglesias de Puerto Rico y la Coalición Ecuménica e Interreligiosa de Puerto Rico se unieron en una sola voz para exigir la excarcelación del preso político puertorriqueño Oscar López Rivera, quien lleva 33 años ingresado en una cárcel federal.

Rafael Moreno Rivas, obispo de la Iglesia Metodista de Puerto Rico y presidente del Concilio de Iglesias de Puerto Rico, compartió en conferencia de prensa, celebrada este viernes en el Colegio de Abogados de Puerto Rico, que el pasado 28 de agosto visitó a López Rivera a la cárcel de Terre Haute en Indiana, donde se comprometió a trabajar a favor de su excarcelación.

“Oscar entiende que es necesario que las iglesias de Estados Unidos, junto a otros grupos e instituciones, intensifiquen su solicitud de excarcelación al Presidente (Barack) Obama. Con ojos esperanzados me dijo que en su tiempo, confiado en que será pronto, él (Obama) entenderá el mensaje y otorgará el indulto”, manifestó Moreno Rivas.

“Me comprometí a nombre de las iglesias y las organizaciones religiosas del país a trabajar colaborativamente con las de los Estados Unidos para aportar al proceso de su excarcelación”, agregó el religioso.

El obispo metodista catalogó este esfuerzo como inclusivo e invitó a otras iglesias y grupos religiosos que “desee, anhele y sueñe, apoyar esta excarcelación de nuestro hermano Oscar”.

“Esto va más allá de la iglesia y toda religión es bienvenida en este esfuerzo”, agregó Moreno Rivas, quien resaltó que a esta campaña también se han unido la Mesa Nacional del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), Mesa de Diálogo Martin Luther King, el Seminario Evangélico de Puerto Rico, así como representantes de la iglesia católica del país, como el monseñor Rubén González, de la Diócesis de Caguas, y el arzobispo metropolitano de San Juan, Roberto González Nieves.

El presidente del Comité Pro Derechos Humanos, el licenciado Eduardo Villanueva, quien estuvo en la conferencia de prensa, propuso a los religiosos que celebren en el mes de noviembre un día de 24 horas de ayuno y oración por el preso político puertorriqueño, lo que el grupo aceptó sin reparos.

“Me siento como que me han inyectado nuevamente una inyección de indignación, pero también de levantarnos como país porque creo que lo más importante es que este país pueda levantarse. Esas causas que nos hermanan, como la de Oscar, hay que luchar por ellas y creo que esto debe ser un excelente momento de hacer alguna actividad y que todo este sector religioso aquí presente, del cual formamos parte, podamos seguir empujando en esa dirección”, manifestó el obispo metodista Juan Antonio Vera Méndez.

El licenciado Villanueva, mientras, destacó que la unión de las iglesias es vital en la lucha por la liberación de López Rivera, a la vez que recordó que el mes de noviembre será clave dentro del movimiento por su excarcelación, pues se celebran las elecciones de medio término en Estados Unidos.

“Ciertamente este año y este momento histórico es muy propicio para que el presidente escuche el clamor de su pueblo y del pueblo puertorriqueño porque son elecciones de medio término y luego de noviembre, ya él no tiene que preocuparse ni por su reelección ni por la suerte que corra su partido porque ya se celebraron elecciones de medio término. Hay gente haciendo gestiones para que él tenga información particular luego de las elecciones que lo muevan al paso de excarcelar a Oscar”, resaltó el abogado.

López Rivera, de 71 años, fue acusado por cargos de conspiración sediciosa, después que las autoridades estadounidenses lo vincularon con el grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), que luchaba por la independencia de Puerto Rico.

De los 33 años que lleva en prisión, ha estado 13 en confinamiento solitario, sin tener contacto con su familia. Además, es el prisionero político puertorriqueño que más tiempo ha estado tras las rejas en Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario