2 abr. 2014

El Antillano regresa a su Patria

Tito Román Rivera
Por Cándida Cotto / Claridad

El rescate de la figura del revolucionario, del médico comprometido con los pobres, es el propósito del documental sobre el Padre de la Patria Puertorriqueña, Dr. Ramón Emeterio Betances, el Antillano, del joven cineasta Tito Román Rivera. 

La motivación para seleccionar a una figura histórica para su primer largo metraje narró Tito para En Rojo surgió, “desde que le di ‘rec’ (quiere decir rodar, o grabar) a la cámara hace dos años y medio lo conceptúe justo antes de haberme graduado de la Escuela en Cuba en el 2010, en verano ya me estaba preparando sobre lo que iba hacer una vez regresara a Puerto Rico”. 

En ese momento narró que estaba haciendo una investigación sobre don Pedro Albizu Campos porque le interesaba hacer un filme de dos partes, la primera de los años 30 y los nacionalistas y la segunda de los años 50 (del siglo pasado), ambos periodos importantes de la lucha de Albizu y los nacionalistas. Pero reconoció que ésa es una película mucho mas ambiciosa que requiere mayor presupuesto. 

Sucede que un buen día en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICT), en Cuba, donde estudiaba se cruzó en el pasillo con unos compañeros franceses que querían hablar con él y le preguntaron que quién era ése que él tenía en la camisa. Tito llevaba puesta una camisa con el rostro del Antillano, Betances, con su larga barba y atrás la cita: “qué le pasa a los puertorriqueños que no se rebelan”.

Punto seguido les habló de Betances y que estudio medicina en Francia y murió en el exilio en Francia. “Me lamenté de que no tuviera una película de Betances para prestársela en ese mismo momento porque eso era parte de la tradición en la Escuela, el intercambiar documentales, películas y ahí fue que en mi mente me dije ‘cómo es posible que todavía no haya un documental de Ramón Emeterio Betances’ ahí fue que dije hay que pausar lo de Albizu y vamos a tomar a Betances”. Por parte de sus compañeros franceses igual quedaron sorprendidos con lo que les dijo del revolucionario puertorriqueño.

A su regreso a Puerto Rico, en el entierro de la insigne Lolita Lebrón tuvo contacto con el historiador por excelencia de Betances, el doctor Félix Ojeda Reyes, quien le estuvo hablando dos horas de Betances y de por qué el documental se debería llamar El Antillano. El cineasta quería nombrar al documental Dr. Betances –explica- porque quería presentar la metáfora de este doctor revolucionario que quiere curar la sociedad que tanta falta hace en el siglo 21 para curar la enfermedad del colonialismo y las distancias y divisiones entre los países caribeños. 

Luego de varias conversaciones con el profesor Ojeda Reyes, quien lo encaminó en la investigación sobre Betances, se dispuso a conceptuar la filmación. De su investigación Tito contó que lo más que le impresionó sobre la vida de Betances fue su relación con República Dominicana. “Cuando se habla de la historia revolucionaria del siglo XIX siempre se destaca como la amistad de Cuba y Puerto Rico, pero casi nunca se habla de nuestra relación con República Dominicana creo que lo más chulo de todo es que Betances es hijo de un dominicano y ese es el Padre de la Patria Puertorriqueña”. Tito apuntó a la xenofobia que existe en Puerto Rico contra los y las dominicanos(as) y cómo el capitalismo fomenta la xenofobia entre los trabajadores. 

“Creo que esta investigación me ha permitido abrir los ojos un poco más sobre cuál debe ser nuestra visión sobre la República Dominicana y cuál es ese ejemplo que dio Betances. Tanto así que lo más que me impresionó es que quizás República Dominicana sea el pueblo donde más cariño Betances recibió y eso se cuenta en las serenatas que le llevaban a Betances los dominicanos en agradecimiento por todo el trabajo voluntario de la medicina. Iba a los campos a curar a la gente pobre, por el día atendía a los adinerados y por las tardes se iba atender a los pobres a los campos”, contó sobre parte de sus descubrimientos en su investigación. 

El documental de 80 minutos presenta entrevistas con los historiadores, Félix Ojeda Reyes, el dominicano Dr. Santiago Castro Ventura, quien luego de ser médico se hizo historiador y escribió el libro, Betances en la historia dominicana; con la historiadora cubana, Josefina Toledo, profesora de la Universidad de la Habana, y quien es especialista en la puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió, mediante la cual llega a Betances. Y en Paris, Francia, Tito entrevista al también historiador Dr. Paul Estrade, con quien recorre los recovecos en los que estuvo y vivió Betances, partes de las cuales se presentan en el documental. 

De hecho el cineasta lamentó que no pudo poner todo el material en el documental pero que es parte del propósito el que los espectadores, en especial los jóvenes, quieran saber mas sobre El Antillano. 

En el único país caribeño en donde no se entrevistó a nadie y en el cual vivió un tiempo Betances fue en Haití, aunque sí se presentan escenas. “Para mí dentro de todo el documental la parte mas emotiva es Haití. La parte que más me disfruto como cineasta de la pieza es Haití porque creo que como dentro del documental presento la figura principal de Betances pero debajo de eso hay un subtema que lo que quiero es presentar el Caribe y presentar los espacios donde estuvo Betances y cada vez que veamos una transición hay algo que yo estoy queriendo transmitir y Haití para mí es bien importante, creo que Haití no ha tenido en Nuestra América el reconocimiento que se merece”. 

Para este trabajo Tito contó con la colaboración de su colega Ray Figueroa, para el guión de montaje y con el equipo de la empresa Zoom Idea (acercamiento Ideal) para el trabajo de animación. Juan Carlos Torres Montalvo, el artista gráfico, describió sobre el trabajo de animación, “aunque hay cierta libertad artística no hay referencia de cómo era Betances cuando joven y sin barba, fue crear nuestro Betances utilizando las referencias de Betances ya adulto. Eso fue un reto lograr ese Betances joven y niño”. 

“Estoy muy orgulloso de ser parte, colaborador de esta producción, le doy gracias a Tito por haberme llamado a este proyecto, cuando me preguntó si yo quería no me tomó un segundo le dije sí”, añadió. Las partes animadas incluyen escenas de la niñez de Betances, y la gesta del Grito de Lares, entre otras. 

La gala oficial del Antillano será el lunes 7 de abril a las 7:00 pm en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Donativo sugerido $5.00. Ese día es la víspera del natalicio de Betances. 

1 comentario:

  1. Mi comentario al" trailer". Considero será una gran obra desde su aportación al revelar un patriota exilado y un cineasta profesionalizado en el exilio. La música es de calibre singularmente artística y moderna.No aparece el nombre de su compositor por ninguna de las reseñas:¿Es acaso un exilado que cuya aportación no se reconoce tampoco? Curemos el síndrome de raíz aún entre aquellos que la denuncian.

    ResponderEliminar