1 feb. 2014

Psicólogas se unen al reclamo de liberación de Oscar López Rivera

 Por Lyanne Meléndez García
Inter News Service

San Juan, 26 ene (INS).- Con una exhortación a cambiar el sistema carcelario, un grupo de psicólogas se unió hoy al reclamo que mes tras mes realizan 32 mujeres en el puente Dos Hermanos en la entrada de San Juan para pedir la liberación del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera, quien lleva 32 años en cárceles de Estados Unidos.

Convocadas por el colectivo “Mujeres, 32 por Oscar ¡Hasta su regreso!” las psicólogas prepararon consignas especiales para sentir como “las sicólogas marchando, por Oscar siguen luchando” y “con tu lucha y resistencia, nos elevas la conciencia”.

La presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico (APPR), Sheilla Rodríguez Medina, hizo una reflexión sobre el sistema de justicia de Puerto Rico y Estados Unidos al mencionar profesionales como John Rawls y Michel Foucault, así como al plantear que ambos países se encuentran entre los que tienen mayor tasa de encarcelamiento a nivel mundial.

“El aprisionamiento de Oscar por 32 años, de los cuales más de una tercera parte ha estado en aislamiento, es un recordatorio de cómo el sistema en que vivimos opera y cómo, si queremos lograr la justicia y la equidad en la población, tenemos que cambiar el sistema”, expresó Rodríguez Medina durante su mensaje.

Manifestó que “el efecto de su resiliencia le trasciende, provoca en aquellos que estamos del supuesto lado de la libertad, una reflexión sobre nuestro propio aprisionamiento”.

En tal sentido, la Presidenta de la APPR subrayó que “nuestra historia como nación y nuestra relación política-económica con los Estados Unidos de América, nunca ha estado cimentada en la equidad (por lo que) la encarcelación de Oscar es un recordatorio de esta realidad”.

Por espacio de 32 minutos, además del mensaje de la portavoz de las psicólogas, las mujeres portaban carteles de colores alusivos a la liberación del preso político puertorriqueño y entonaban estribillos como “a su nieta prometemos, que esta lucha ganaremos; que a su casa volverá y ese abrazo se dará”.

Al final, cantaron frente al mar La Borinqueña revolucionaria con el puño levantado.

Clarisa López Ramos agradeció a las psicólogas por participar del movimiento por la liberación de su padre, que ya lleva meses en busca de un indulto del presidente estadounidense Barack Obama.

Esta es la única opción que resta para que López Rivera pueda salir en libertad, de lo contrario tendría que esperar 10 años más en lo que se considera un ensañamiento de las autoridades norteamericanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario