12 ene. 2014

Discurso en ocasión del 175 aniversario del natalicio de Eugenio María de Hostos

Por Wilma E. Reverón Collazo / Copresidenta MINH

Hace 55 años, un 8 de enero de 1959, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz se dirigió a su pueblo proclamando la victoria del Ejército Rebelde contra las fuerzas que apoyaban la dictadura de Fulgencio Batista. Pero aunque su triunfo se debió a una hazaña de carácter militar, Fidel siempre tuvo claro a quien se debía su lucha y por eso se expresó de esta manera: ¨Si alguien me fuera a preguntar qué tropas prefiero mandar, prefiero mandar al pueblo.¨

Hoy, medio siglo después, el hermano pueblo de Cuba marcha adelante en su desarrollo económico y social enfrentando con valentía y tesón las adversidades que le ha impuesto el ataque, el sabotaje, la agresión y el bloqueo imperialista. ¿Y por qué el imperio más poderoso del planeta no ha podido derrotar a la revolución cubana? Porque esa revolución ha sido una sostenida por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo.

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) está hoy aquí reunido para conmemorar el 175 natalicio de nuestro prócer Eugenio María de Hostos y honrar la memoria del héroe nacionalista Oscar Collazo. Aprovecho la ocasión  para hacer un llamado a que este 175 Aniversario del natalicio de Hostos se convierta en un conjunto de actividades en toda la isla que rescaten la figura de Hostos. Aplaudimos que la UPR haya decidido retomar la figura de Hostos con la expectativa de que se reanuden la publicación de las Obras Completas (Edición revisada), la Cátedra Eugenio María de Hostos y el Instituto de Estudios Hostosianos.

La forma en que nos proponemos honrar a estos dos grandes de nuestra patria es reafirmando el compromiso que hemos hecho en la última asamblea nacional del MINH. ¿Y cuál fue ese compromiso que hicimos y que está plasmado en el programa político que allí adoptamos? El compromiso, que todos los que estamos aquí presentes hicimos, es que el MINH va a estar EN LA CALLE CON LA GENTE. EN LA CALLE CON LA GENTE. EN LA CALLE CON LA GENTE.

¿Por qué el MINH ha hecho ese el lema de su programa político? ¿Es qué antes no estábamos en la calle con la gente?¿Por qué tiene ese lema relevancia en este momento?

Estoy segura que muchos de ustedes estarán de acuerdo conmigo si yo digo que el movimiento independentista ha sufrido de una dosis alta de elitismo político; que tenemos mucho que superar en esa actitud que a veces raya en la arrogancia de creernos que los independentistas tenemos el control exclusivo de la verdad porque se nos antoja proyectarnos como seres de visión e inteligencia privilegiada. Y aunque el pueblo en general se ha comido eso de que los independentistas somos muy inteligentes y nos respetan muchísimo por nuestra perseverancia, ¿por qué entonces no nos confían la dirección política de sus destinos? Por que no se identifican con nosotros, porque no nos ven como uno más de ellos. Y no nos ven como uno más de ellos, porque no nos identifican al lado de ellos en sus luchas diarias por la sobrevivencia, por que no se escucha generalmente a los líderes independentistas hablando de esos temas que afectan la vida diaria de nuestro pueblo.

¿Es el MINH en esto distinto al resto del movimiento independentista? ¿Queremos ser distintos en esto? La respuesta que encontramos en nuestro programa político es que sí. Que como organización reconocemos esa deficiencia arrastrada por décadas en los movimientos que luchan por la independencia de Puerto Rico y que queremos hacer las cosas de otra manera. Y este programa político no es el producto de unas mentes privilegiadas. Este programa político es el producto de décadas de desarrollo de un concepto de justicia social que se ha forjado en la práctica y las ideas que hemos heredado de los héroes que honramos aquí hoy, Hostos y Collazo, y de los fundadores de nuestra organización, algunos de ellos que ya no están con nosotros, como el compañero. Juan Mari Brás, y otros que aún tenemos el privilegio de compartir, como Noel Colón Martínez.

Recordemos que Hostos siendo un gran intelectual no dejó por eso de ser un hombre de acción y forjador de caminos. Hostos recorrió el continente latinoamericano fundando escuelas y universidades, promoviendo la construcción del tren trasandino mientras levantaba fondos para la lucha por la independencia de Puerto Rico y Cuba. Por que Hostos entendía que la educación de un pueblo es esencial para su desarrollo pleno. Y Hostos también entendía que América Latina tenía que forjarse unida, y por lo tanto, la comunicación entre sus pueblos a través de ese tren promovía el intercambio de ideas pero también de mercancía, actividad  necesaria para el desarrollo económico de sus pueblos.

Recordemos que nuestras organizaciones predecesoras, el Movimiento Pro Independencia (MPI) y luego Partido Socialista Puertorriqueño (PSP), fueron vanguardia en reconocer que la independencia solo tiene sentido si es para mejorar la vida de nuestro pueblo trabajador, de los más humildes, de los marginados por el sistema capitalista.

Oscar Collazo, a quien dedicamos esta actividad, fue un humilde obrero de la metalurgia, y en su taller de trabajo fue líder sindical, ganándose el respeto no solo de sus compañeros trabajadores, sino inclusive de la gerencia, por su seriedad, dedicación y capacidad para el diálogo. Y siendo un hombre de convicciones tan firmes como las que lo llevaron a ofrendar su vida el 1ro. de noviembre de 1950, tenía sin embargo la capacidad de negociar sin rendir los intereses de su gremio, como consta en su historia que así lo hizo en un conflicto laboral. Pero, ¿cuántos de ustedes conocían que Oscar Collazo era un obrero y líder sindical? Estoy segura que muy pocos, porque cuando hablamos de nuestros héroes los encumbramos en una especie de altar como si fueran seres de otras dimensiones y no enfatizamos en la humanidad y rasgos comunes que comparten con la mayoría del pueblo.

Así que ¿cuál es la tarea que nos hemos impuesto? La contestación está en un repaso por cuáles son los temas y las luchas que enfrenta nuestro pueblo hoy. Estamos en uno de los momentos más críticos de nuestra historia como pueblo ante el embate feroz de los capitalistas y sectores antidemocráticos, para quitarle al pueblo trabajador las conquistas laborales y derechos civiles resultantes de dos siglos de lucha. Quieren regresar la situación de los trabajadores al siglo 18, cuando no existía el derecho reconocido a una jornada laboral de 8 horas, no había derecho a vacaciones, a enfermedad, a bonos de Navidad ni a una pensión adecuada para el retiro en la vejez.

En otras palabras, estamos enfrentando lo que Marx identificó como el capitalismo salvaje producto de la crisis estructural del capitalismo, crisis creada por ellos mismos. Porque ciertamente el dinero que antes circulaba entre más personas para el pago de sus salarios y pensiones no ha desparecido, lo que pasa es que no circula, no se distribuye más ampliamente porque unas pocas personas en el mundo han ido acumulando, acumulando, acumulando, y por eso mientras hay personas cada vez más ricas en el mundo, exponencialmente hay muchos mas pobres.

Los miles de millones que han aportado los trabajadores a sus fondos de pensiones, ¿a dónde se fueron? ¿Qué hicieron con ese dinero? Ese dinero se puso en las manos de especuladores de la bolsa que hicieron malas inversiones y dilapidaron miles de millones de dólares de los fondos de pensiones de los trabajadores. ¿Y qué consecuencia tuvieron esas malas inversiones para esos administradores de los fondos de las pensiones? Que se hicieron más ricos especulando con ese dinero porque cada vez que ellos invertían ese dinero cobraban una comisión, perdiera o ganara la inversión. Los únicos que perdían eran los trabajadores que habían puesto su dinero en ese fondo y que fueron despojados de sus pensiones por el gobierno de Pedro Rosselló. ¿Y qué reclamos si alguno le ha hecho el gobierno de Puerto Rico a esos especuladores? Ninguno. Los ‘Miguel Ferrer’ de la vida siguen dándose la vida en grande mientras se les quita el sustento básico y humilde a los empleados públicos, a los maestros, a los policías.

¿Y qué nos proponemos hacer nosotros en el MINH al respecto? ¿Estamos haciendo algo como organización?

El MINH está donde tiene que estar, EN LA CALLE CON LA GENTE. Vamos a ver cómo lo estamos haciendo.

Estamos con los maestros en su lucha por defender su retiro. Vamos a estar apoyando las líneas de piquete de los maestros durante el paro de 48 horas anunciado para esta próxima semana y vamos a continuar diciendo presente en la lucha en general de los maestros.

De hecho, un grupo de compañeros y compañeras del MINH, liderados por el compañero maestro Ángel Rodríguez León, se ha dado a la tarea a organizar a educadores que militan en las distintas organizaciones del magisterio en lo que se conoce como Educadores Hostosianos. Esta comisión especial adscrita al MINH, será fuente de información y asesoramiento para nuestra organización en el desarrollo de propuestas y programas de trabajo en el área de educación.

Exhortamos a que cada uno de ustedes se convierta en un ente de movilización para las actividades en apoyo a los maestros y que pongan en su agenda de la semana que viene decir presente en las actividades que convoquen las distintas agrupaciones del magisterio. Hay que apoyarlas a todas sin distinción.

¿Y que propuestas tiene el MINH para atender el problema del desfalco de las pensiones de los trabajadores? Además de exigir que se le imponga responsabilidad penal a los saqueadores de dichos fondos, el MINH reclama que el gobierno imponga impuestos a los que pueden pagar y que se han beneficiado de millones de dólares de exenciones contributivas que graciosamente se le ha concedido a las megatiendas, multinacionales y casas de corretaje.

No es a los hermanos dominicanos y de otras nacionalidades que vienen a Puerto Rico a trabajar para enviar dinero a sus familias en sus países a los que hay que ponerles impuestos. Ese es dinero ganado honestamente con el sudor de sus frentes. Es a los pillos y bandidos de UBS y otras casas de corretajes que son los que han dilapidado los fondos de pensiones. A ellos es que hay que reclamarles en primera instancia, además de meterlos presos. Es a las tiendas depredadoras qua han acabado con el comercio local, como los Wal-Mart y los Walgreens, que bajo la excusa de que van a crear empleos el gobierno les ha dado hasta las sentaderas, por decirlo finamente. ¿Y qué empleos han creado? Empleos sin derechos ni beneficios laborales, a tiempo parcial, subempleos, mientras sacan las ganancias multimillonarias del país sin reinvertir en el mismo. A esos es que el gobierno tiene que exigirle hacer más con menos, como se atrevió aconsejarle el gobernador a los padres y madres de niños de educación especial.

Recordarán que hace unos meses el MINH organizó un exitoso seminario con la participación de líderes comunitarios. Como resultado de ese seminario, el MINH ha continuado desarrollando reuniones de trabajo con estos sectores. Esta iniciativa organizada por la Juventud Hostosiana y nutrida con la experiencia de dirigentes del MINH como Doris Pizarro, ha sido una de las actividades más importantes que hemos realizado como organización.

Entre los esfuerzos de base comunitaria que estamos trabajando, se encuentra el desarrollo de la propuesta del Promotor de Salud Comunitaria. A esos efectos se ha desarrollado un Proyecto Piloto del MINH en Puerto Nuevo, conocido como Iniciativa de Salud y Bienestar Dr. Ramón Emeterio Betances, y además se han desarrollado dos proyectos adicionales en Santa Rita (Río Piedras) y el Residencial Manuel A. Pérez. Este trabajo está inspirado en la persona del Padre de la Patria, porque como bien saben los mayagüezanos aquí presentes, Betances también estaba EN LA CALLE CON LA GENTE. Por eso cuando hubo un terrible brote de cólera, Betances arriesgó su vida entregándose a darle atención médica a su pueblo. El MINH cuenta con la dedicación a esta tarea no solo de uno de sus copresidentes, el Dr. Héctor Pesquera, sino también de una excelente compañera que viene de la profesión de enfermería, la compañera Eugenia Pérez Montijo, y la colaboración de otros médicos como el Dr. Lidy López Morales.

Una noche en que estuve en el local nacional del MINH para una reunión, vi una escena hermosa. En la segunda planta estábamos reunidos los de la Comisión de Internacionales. En la planta baja había dos grupos: los jóvenes hostosianos y la compañera Eugenia reunida con líderes comunitarias en el área de salud. El MINH se veía encendido y lleno de energía patria. Ese es el MINH que queremos.

Lo que lleva al tema de los jóvenes. Si hay algo de lo cual nos sentimos satisfechos ha sido ver la incorporación cada día mayor de jóvenes al MINH. Son un reto para nosotros, son contestatarios y firmes en sus convicciones. Y no los queremos de ninguna otra forma. Porque ha sido el fortalecimiento de la Juventud Hostosiana lo que asegura que vamos a crecer como organización y que sobre todo vamos a tener una perspectiva nueva y fresca de nuestro trabajo. Además de que las fiesta quedan mucho mejor desde que ellos están activos en el MINH.

Vaya nuestro reconocimiento además para veteranos luchadores que han puesto el nombre de Puerto Rico y de paso, del MINH en alto, por su liderato en importantes luchas comunitarias contra el gaseoducto, el incinerador en Arecibo y la preservación de nuestras tierras para la agricultura. A Juan Camacho, Gustavo Casalduc, Iván Elías Rodríguez (Cuso) y Marta Quiñones, un abrazo de felicitación por su consecuente compromiso con nuestro pueblo.

La semana que viene salimos para La Habana un grupo de personas, casi 40, como delegación de Puerto Rico que va a decir presente en las actividades alrededor de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). El MINH estará representado por el compañero de la Juventud Hostosiana Ángel Pérez Soler y esta que les habla. ¿Por qué va Ángel? Porque parte de la renovación de nuestra organización se tiene que dar en la preparación de nuestros cuadros jóvenes, porque en el trabajo internacional casi todos los que tenemos experiencia estamos en la adultez plena, por no decir viejos, somos sexagenarios o más. Si este trabajo ha de tener continuidad, hay que adiestrar a nuestros jóvenes y este trabajo se aprende haciéndolo sobre la marcha.

Así que vamos a La Habana ¿a qué? Vamos a reiterar nuestro pedido de que se incorpore al movimiento independentista de Puerto Rico como observador en la CELAC hasta que podamos advenir a la membresía plena como país soberano. ¿Por qué? Porque nuestro sitio natural es en el conjunto de naciones latinoamericanas y caribeñas, porque somos latinoamericanos y caribeños, y ni el imperio yanqui con sus esfuerzos de asimilación y su compra de conciencias, ha podido prevalecer contra la reciedumbre de nuestra idiosincrasia hispana, negra, indígena y borinqueña. Por que yo soy boricua, pa que tú lo sepas.

Más allá de la afinidad puramente lingüística y cultural, tenemos una necesidad imperiosa de nutrirnos de las experiencias que están viviendo nuestros hermanos latinoamericanos: de cómo Bolivia ha podido encaminarse al desarrollo económico de un país que era uno de los más pobres del mundo. Hoy el Presidente Evo Morales es el primer indígena en presidir el importante Grupo de los 77. Queremos aprender de las iniciativas que se han tomado en Uruguay para atender el problema de la droga a través de la legalización de la marihuana. Queremos entender cómo un hombre de extracción humilde, como el Comandante Hugo Chávez Frías, pudo ponerse al frente de las tropas de su pueblo para construir el socialismo del Siglo 21 y devolver la esperanza a todo un continente. Queremos aprender y entender lo que se está haciendo en Ecuador a través de la Revolución Ciudadana.

Pero para eso, no hay sustituto al intercambio que se da entre los pueblos y sus representantes. Y a eso vamos a la CELAC, con la expectativa que se reconozca, como ya lo ha hecho el Presidente Nicolás Maduro, el Presidente Raúl Castro y el Presidente Daniel Ortega, que somos parte indispensable en ese diálogo. Y que mucho nos enriquecería participar en él, ante el embate neoliberal que enfrentamos, porque en la CELAC se encuentran países que entraron en una crisis hasta peor que la nuestra, pero han podido salir de ella. ¿Por qué? Porque tienen el poder político para tomar decisiones porque son soberanos. No le tienen que pedir permiso a nadie para comprar semillas en la República Dominicana y pueden decirle a Wal-Mart y a Walgreens que no les van a permitir entrar a su país.

En Argentina, después del famoso corralito, el pueblo eligió un liderato político que tuvo la valentía de enfrentarse al FMI y al Banco Mundial, que son los mismos que los bonistas de Wall Street pero a escala mundial. Repudiaron y renegociaron la deuda y el resultado ha sido el crecimiento económico. Lo mismo pasó en Ecuador donde el presidente Correa, que por cierto es economista, declaró la deuda como odiosa y exigió que le renegociaran la misma o de lo contrario no la pagaba. Ante la firmeza de su reclamo el FMI y el Banco Mundial optaron por la renegociación y el resultado fue el crecimiento económico que hoy goza Ecuador, con mayores beneficios para el pueblo en áreas de salud, educación, vivienda e infraestructura.

Mientras, en nuestra ínsula batataria, los gobernantes que se turnan en el poder, se pliegan ante las exigencias de los bonistas, y siguen sus instrucciones al pie de la letra: despido de empleados públicos, despojo y recortes en pensiones y beneficios, recortes en salud, en educación, mayores impuestos a los trabajadores, aumento de la luz, el agua, privatizaciones a granel como la del aeropuerto. Ya los bonistas tienen los ojos puestos en el fondo de pensiones de la Universidad de Puerto Rico. Todas medidas que se aplicaron en países como Argentina y que fueron las responsables del derrumbe de su economía: medidas que se están aplicando en Grecia, España, Portugal y que han pauperizado a millones de personas y casi hecho desaparecer la clase media. Pero nuestros gobernantes de turno siempre miran para el Norte depredador para buscar soluciones, no para el Sur que es hoy portaestandarte de la dignidad de los pueblos.

Por eso la lucha de los maestros no es solo de los maestros, es de todos nosotros, así como la lucha de los estudiantes lo fue, la lucha de Vieques lo fue y la lucha por la excarcelación de Oscar López Rivera lo es. Porque, como decía Hostos, “No hay triunfo sin lucha, ni lucha sin sacrificios”; y los venezolanos, los argentinos, los bolivianos, los ecuatorianos, los nicaragüenses y los cubanos han llevado a sus pueblos al poder luchando TODOS LOS DÍAS EN LA CALLE CON LA GENTE.

¡Que Viva Puerto Rico Libre!
¡Que Vivan los Educadores de la Patria!
¡Libertad para Oscar López Rivera y los héroes cubanos!
¡Que viva Hostos y Oscar Collazo!

Dado en Mayagüez, Puerto Rico

11 de enero de 2014 - 175to. Natalicio del Prócer de la Independencia, Eugenio María de Hostos

No hay comentarios:

Publicar un comentario