30 ene. 2013

Declaración de Santiago de la I Cumbre CELAC



I Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) 
Santiago, Chile, 27 y 28 de enero de 2013.

Declaración de Santiago de la I Cumbre CELAC


1. Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) conscientes del significado histórico de esta primera Cumbre, que agrupa a todos los países de América Latina y el Caribe en una sola entidad regional, nos reunimos en Santiago, Chile, los días 27 y 28 de enero de 2013, con el propósito de avanzar en la unidad e integración política, económica, social y cultural de nuestra región.

2. Reafirmamos la Declaración de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, adoptada en la Riviera Maya, Cancún, México, el 23 de febrero de 2010, que reflejó los principios, valores y experiencias desarrollados tanto en el marco de las Cumbres de América Latina y el Caribe iniciadas en diciembre de 2008 en Salvador de Bahía, como en los 25 años del funcionamiento del Grupo de Río. Consideramos que esos antecedentes y acervos históricos nos permitieron identificar los desafíos y asumir los retos compartidos de la unidad e integración latinoamericana y caribeña que abordamos en CELAC que como resultado del proceso de convergencia entre la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC) y el Grupo de Río, decidió constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

3. Ratificamos la Declaración de Caracas "En el Bicentenario de la Lucha por la Independencia hacia el camino de Nuestros Libertadores", adoptada en Caracas, Venezuela, el 3 de diciembre de 2011, que incorporó como parte integral el Plan de Acción de Caracas y el Documento de Procedimientos para el Funcionamiento Orgánico de CELAC.

4. Reafirmamos la vigencia del Acervo Histórico de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), integrado por las Declaraciones, Comunicados Especiales y demás instrumentos de decisión aprobados durante los procesos del Grupo de Río y de la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC). Al cumplirse los 180 años de la ocupación por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de las Islas Malvinas, recordamos que el respaldo regional al reclamo de la Argentina ante dicha ocupación territorial se incluye en este Acervo.

5. Destacamos que la puesta en funcionamiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) constituye un hito en la historia de América Latina y el Caribe al agrupar en forma permanente a los 33 países de la región en un mecanismo de diálogo y concertación, que se va conformando como un foro y actor político, para avanzar en el proceso de integración política, económica, social y cultural, logrando el necesario equilibrio entre la unidad y la diversidad.

6. Reafirmamos nuestra convicción de que decisiones consensuales logradas en el marco del multilateralismo constituyen el fundamento de un orden internacional eficaz, que pueda contribuir a la paz y la seguridad mundial. Rechazamos, por lo tanto, medidas unilaterales con efectos extraterritoriales que sean contrarias al derecho internacional y que puedan amenazar el multilateralismo.

7. En esta Primera Cumbre de CELAC rendimos un homenaje especial a los Jefes de Estado que presidieron las trascendentes Cumbres de nuestra región, en las que se estructuraron las bases para el funcionamiento de CELAC: al ex Presidente de la República Federativa del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que dio un decidido impulso a la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC), Costa de Sauípe, Bahía, 16 y 17 de diciembre de 2008; al ex Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe Calderón, que presidió la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, Riviera Maya, 23 de febrero de 2010; y al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, que presidió la Cumbre de Caracas constituida por la III Cumbre CALC y XXII Cumbre Grupo de Río, Caracas, 2 y 3 de diciembre de 2011, en las que se puso en marcha la CELAC. Deseamos expresarles nuestra gratitud por su apoyo a las grandes iniciativas de nuestra región.
Expresamos nuestra más profunda y fraterna solidaridad con el pueblo venezolano y su Presidente, Hugo Chávez Frías, a quien deseamos la más pronta y completa recuperación.

Asimismo, destacamos y recordamos la labor del ex Presidente de la República Dominicana, Dr. Leonel Fernández Reyna, en su esfuerzo en favor de la integración, la paz y en el activo rol que desempeñó durante su Presidencia del Grupo de Río.

8. Dejamos constancia del importante acuerdo alcanzado durante el primer año de funcionamiento de CELAC, de incorporar al Estado que ejerce la Presidencia de CARICOM como miembro pleno de su Troika, en reconocimiento a que su visión amplía y fortalece la pluralidad de nuestra comunidad, así como en reconocimiento al rol histórico que han desempeñado los países del CARICOM en el desarrollo integral de la región de América Latina y el Caribe.

9. Consideramos que la unidad y la integración de nuestra región debe ser construida gradualmente, con respeto al pluralismo y al derecho soberano de cada uno de nuestros pueblos para escoger su forma de organización política y económica. Reiteramos que nuestra Comunidad se asienta en el respeto irrestricto al Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias, la prohibición del uso y de la amenaza del uso de la fuerza, el respeto a la autodeterminación, a la soberanía, la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos de cada país, la protección y promoción de todos los derechos humanos, el Estado de Derecho en los planos nacional e internacional y la democracia. Asimismo, nos comprometemos a trabajar conjuntamente en aras de la prosperidad para todos, de forma tal que se erradiquen la discriminación, las desigualdades y la marginación, las violaciones de los derechos humanos y las transgresiones al Estado de Derecho.

10. Reafirmamos que la democracia, el desarrollo sostenible y el respeto de todos los derechos humanos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales, en su carácter universal, indivisible e interdependiente, incluido el derecho al desarrollo, están íntimamente relacionados y se refuerzan mutuamente.

11. Coincidimos en la importancia de adoptar un conjunto de Indicadores Económicos y Sociales que permitan evaluar periódicamente el estado de la región, particularmente en cuanto al progreso social. Agradecemos el apoyo decidido de CEPAL a esta formulación.

12. Entendemos que CELAC estará cimentada en el diálogo permanente, sin superponerse o duplicarse con otras experiencias o instituciones regionales y subregionales, y estará fundada en el principio de la complementariedad, y se orientará a alcanzar los mejores resultados para lograr el desarrollo solidario e inclusivo de los Estados latinoamericanos y caribeños.

13. Dentro del espíritu de fortalecimiento de los mecanismos regionales y subregionales de integración, saludamos los desarrollos positivos registrados en ALADI, ALBA, Alianza del Pacífico, MERCOSUR y SIECA, así como la incorporación de varios Estados miembros de CELAC a estas instancias subregionales, con lo que se avanza en el cumplimiento de los valores, propósitos y principios de nuestra Comunidad.

14. Nos comprometemos a que el clima de paz que prevalece en América Latina y el Caribe se afiance y en toda nuestra región se consolide una Zona de Paz, en la cual las diferencias entre las naciones se resuelvan de forma pacífica por la vía del diálogo y la negociación u otras formas de solución, y en plena consonancia con el Derecho Internacional.

15. Reiteramos el apoyo al proceso de diálogo que se lleva a cabo entre el Gobierno de Colombia y las FARC, destinado a poner fin a un conflicto interno que por más de 50 años ha afectado el desarrollo político, social y económico de esa nación hermana y hacemos votos por el éxito de la iniciativa que conduzca a alcanzar un acuerdo en bien del pueblo colombiano.

16. Recibimos con beneplácito el resultado de la VII Reunión Ministerial de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur, que reunió en Montevideo a 24 países de América y África del Sur el 15 de enero de 2013.

17. Conscientes de la importancia de colaborar con el desarrollo integral de la República de Haití, ratificamos la resolución adoptada en la I Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de CELAC sobre Cooperación Especial con la República de Haití e invitamos a los Gobiernos a seguir contribuyendo en la forma que mejor satisfaga las necesidades específicas de la hermana República en su proceso de búsqueda del desarrollo con acciones concretas en la aplicación del Plan de Desarrollo Estratégico Nacional (NSDH) del Gobierno de Haití y al desarrollo sostenible del país, siguiendo y afianzando los principios de la Cooperación Sur-Sur y Triangular.

18. Tomamos nota que en este año fundacional de CELAC se han llevado a cabo importantes actividades internacionales, especialmente la visita de la Troika Ministerial a la India y a la República Popular China, las reuniones de la Troika Ministerial ampliada CELAC con los Ministros de Relaciones Exteriores de la República de Corea, la República Popular China, la Federación de Rusia y el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, realizadas en Nueva York con motivo del inicio del 67° Período de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas; y las reuniones de la Troika CELAC a nivel de Coordinadores Nacionales con Altos Representantes de Nueva Zelanda, Australia y Noruega, celebradas en Santiago. Todas estas reuniones han permitido establecer un diálogo con países o grupos de países, fomentando una interacción permanente con otros importantes exponentes de la comunidad internacional, lo que contribuirá al ejercicio más efectivo de la función de CELAC de concertar las posiciones internacionales de la región en los temas de interés de todos sus integrantes, y al logro de beneficios recíprocos en la ejecución de la cooperación y de las relaciones políticas y económicas con otras naciones.

19. Señalamos la importancia de perfeccionar la coordinación intra-CELAC en su acercamiento con otras regiones y países e instruimos a los Ministros de Relaciones Exteriores a coordinar los esfuerzos para la conformación de un Foro de Cooperación CELAC-China y presentarnos un informe sobre el tema en nuestra próxima Cumbre ordinaria.

20. Expresamos nuestra profunda preocupación por la situación en Siria. Mantenemos la esperanza de que se logre un acuerdo pacífico y duradero, sin indebida interferencia externa, a la grave crisis que existe en ese país, incluida la emergencia humanitaria causada por el alto número de refugiados y de desplazados. Recalcamos la necesidad de un alto al fuego que posibilite el inicio de un proceso político incluyente, liderado por los sirios, con el firme apoyo de la comunidad internacional. Instamos al Secretario General de la ONU, al Consejo de Seguridad y a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos diplomáticos para poner fin a la violencia en Siria. En ese contexto, reiteramos el respaldo a las gestiones de la Misión del Representante Especial Conjunto de Naciones Unidas y de la Liga de Estados Árabes para Siria, cuyo resultado pueda poner fin a la violencia y se alcance una solución que tenga como objetivo central el bienestar del pueblo y la estabilidad de la República Árabe Siria, con pleno respeto a la soberanía e integridad, independencia, unidad e integridad territorial de dicho país, y en consonancia con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

21. Destacamos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y, al tomar nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, consideramos que es asunto de interés de CELAC.

22. Felicitamos la celebración de la I Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con la Unión Europea (UE), en Santiago de Chile los días 26 y 27 de enero de 2013, así como la documentación adoptada bajo el tema "Alianza para un Desarrollo Sustentable: Promoviendo Inversiones de Calidad Social y Ambiental".

23. Resaltamos el desarrollo de la instancia CELAC destinada a fortalecer la complementariedad y evitar la duplicidad entre los mecanismos de integración de la región, convencidos de que su interacción, fundada en los principios de solidaridad y cooperación, es esencial para la consolidación de la Comunidad. Agradecemos la colaboración decidida y permanente de los mecanismos regionales, subregionales de integración y las organizaciones internacionales en el año fundacional.

24. Rechazamos firmemente las evaluaciones, listas y certificaciones unilaterales e ilegítimas que hacen algunos países desarrollados y que afectan a países de la región, en particular las referidas a terrorismo, narcotráfico, trata de personas y otras de similar carácter.

25. Enfatizamos la necesidad de intensificar y diversificar la conectividad entre los países de CELAC, en términos de transporte aéreo y marítimo, y reiteramos que sinergias deben ser identificadas con el fin de fortalecer la cooperación. Para ese fin, alentamos la consideración de iniciativas para mejorar la conectividad entre el Caribe, Mesoamérica y la América del Sur. Cabe a CELAC actuar en complementación a los proyectos en curso.

26. Destacamos los resultados y el plan de trabajo de la Primera Reunión Ministerial de Infraestructura. Reafirmamos que en la integración física, así como en otras áreas, el proyecto más amplio de integración latinoamericana y caribeña se beneficia del fortalecimiento de los programas regionales y subregionales -como el COSIPLAN/UNASUR, el Proyecto MESOAMÉRICA y la CARICOM-. Cabe a CELAC actuar en complementación a los proyectos en curso.

27. Resaltamos el avance que ha experimentado la región en la formulación de esquemas que buscan expandir, promover y regular los intercambios internacionales de productos energéticos, con lo cual esperamos poder conformar, gradualmente, un espacio regional de la energía, combinando la utilización de mecanismos de mercado y de cooperación, impactando así positivamente la calidad de vida de nuestros países.

Conjuntamente, reafirmamos la necesidad de dar mayor impulso a la integración energética regional; la importancia de contar con un suministro energético socialmente inclusivo, seguro, confiable, solidario, competitivo y respetuoso del medio ambiente; y la decisión de avanzar en la conformación de un régimen que facilite el libre tránsito energético en la región, respetando los marcos legales y regulatorios de los países.

28. Destacamos los esfuerzos llevados a cabo por los Estados miembros, tanto a nivel nacional como regional, para avanzar en el abordaje y el enfrentamiento del problema mundial de las drogas. Expresamos también nuestra preocupación por la constante amenaza que plantea, en todas sus dimensiones, dicho problema al bienestar y desarrollo de nuestros pueblos. Asimismo destacamos la vital importancia que tienen los estudios y la reflexión sobre los logros y limitaciones de las políticas actuales para enfrentar dichos problemas y la identificación de estrategias más eficaces para encarar los desafíos que representa dicho fenómeno para nuestros países. Entretanto, llamamos a reforzar las estrategias regionales y globales de seguridad aplicadas por los Estados miembros.

29. Respaldamos la celebración de una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las Drogas, y basada en las convenciones y otros instrumentos de las Naciones Unidas pertinentes, con el objetivo de evaluar los logros y las limitaciones de las políticas actuales para enfrentar dicho problema, en particular la violencia que genera el consumo, el tráfico y la producción de drogas en todo el mundo, así como para identificar las acciones que permitan incrementar la eficacia de esas estrategias e instrumentos con que la comunidad internacional se enfrenta al desafío que supone el problema mundial de las drogas.

30. Resaltamos la importancia que CELAC haya puesto en ejecución la celebración del Simposio "Avances y Desafíos en la Investigación Científica sobre Tratamientos, Estrategias Farmacológicas y Vacunas, contra la Adicción a las Drogas" en el año fundacional y nos comprometemos a que nuestros países, de conformidad con su legislación interna, asuman un rol activo para entregar apoyo y fondos al trabajo de los investigadores de los países miembros de CELAC y para que se avance en la investigación científica de vacunas, antídotos, remedios y tratamientos que enfrenten la drogadicción.

31. Hacemos un llamado para que los países se adhieran al Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de los Productos del Tabaco, adoptado en la Quinta Sesión de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco (COP5), llevada a cabo en noviembre de 2012, en Seúl, República de Corea.

32. Reafirmamos nuestro compromiso con la integración, solidaridad y cooperación, mutuamente ventajosa, entre los miembros de nuestra Comunidad, en particular con aquellos países vulnerables y de menor desarrollo relativo. Apoyamos también, las iniciativas de cooperación entre CELAC y grupos de países u otros países en desarrollo mediante la cooperación Sur-Sur y Triangular, complemento y no sustituta de la cooperación Norte-Sur, para hacer frente a la crisis mundial y promover el desarrollo sostenible de nuestros países. En este contexto, afirmamos la necesidad de que CELAC se dote de un conjunto de principios y normas que garanticen que la cooperación intra y extrarregional redundará en beneficios tangibles para los países de nuestra Comunidad y se lleve adelante de conformidad con las estrategias, planes y programas de desarrollo libremente decididos por ellos.

33. Celebramos la creación del Grupo de Trabajo de Cooperación Internacional de CELAC y deseamos que avance hacia la construcción de una política de Cooperación Sur-Sur y Triangular que refleje la identidad de la región, contribuya a reducir las asimetrías regionales, promueva el desarrollo sostenible y se articule con las instancias de cooperación ya existentes en la región.

34. Hacemos un llamamiento a los donantes tradicionales y a las instituciones financieras internacionales para que colaboren con los países en desarrollo, de acuerdo con sus prioridades y estrategias nacionales, en aras de lograr el desarrollo social y económico, por medio de la provisión, entre otros elementos, del alivio de la deuda, de la ayuda concesional y de donaciones para apoyar los esfuerzos nacionales de mejora del espacio fiscal, en particular de los países menos desarrollados, así como la revisión y redefinición de los criterios de graduación de los países de renta media en los esquemas de cooperación internacional y para que no impongan condiciones que restrinjan el margen de maniobra de los gobiernos nacionales.

35. Agradecemos la excelente disposición de los integrantes del Foro de Ministros y Ministras de Cultura de Latinoamérica y Caribe, uno de los foros más antiguos sobre materias culturales que incluye a Latinoamérica y el Caribe, que acogió en la reunión de su Comité Ejecutivo la celebración de la I Reunión de Ministros de Cultura de CELAC conjuntamente con el XIX Foro de Ministros de Cultura de América Latina y el Caribe, y saludamos el compromiso de la República de Surinam de celebrar la I Reunión CELAC de Ministros de Cultura en Paramaribo, el 14 y 15 de marzo de 2013, en cumplimiento a lo acordado en la Declaración de Caracas.

36. Reiteramos nuestro apoyo a la proclamación por las Naciones Unidas en diciembre de 2012 del Decenio Internacional de los Afrodescendientes. Saludamos, en especial, la inclusión en su programa de la creación de un foro permanente sobre los afrodescendientes, así como la elaboración de una Declaración Universal de los Derechos de los Afrodescendientes, entre otras iniciativas en curso.

37. Declaramos la necesidad de tomar medidas para recuperar y proteger los derechos sobre los "conocimientos tradicionales" de los pueblos indígenas y comunidades locales y tribales que han sido arbitrariamente registrados por personas y empresas. Apoyamos la negociación que se está llevando a cabo al respecto en los foros multilaterales competentes.

38. Saludamos la celebración de la I Reunión sobre Migraciones de CELAC, realizada el 20 y 21 de agosto de 2012 en Comayagua, República de Honduras, y resaltamos las recomendaciones emanadas de dicho encuentro, que sienta las bases para desarrollar en ese foro regional una estrategia de CELAC sobre migraciones, que se sustente en la perspectiva de las personas migrantes como sujetos de derechos y que articule una posición común de nuestra región de cara a los procesos de diálogo con otros ámbitos regionales y globales.

Destacamos la elaboración del Primer Compendio Estadístico sobre Migraciones entre CELAC y la UE, que es un aporte para la mejor comprensión de las corrientes migratorias entre ambas regiones.

39. Reiteramos nuestro compromiso de promover la seguridad alimentaria y nutricional de nuestras poblaciones. Reconocemos que la causa principal del hambre es la pobreza y que, para superarla, es necesario coordinar acciones relacionadas con la inclusión productiva de los pequeños agricultores familiares, el comercio internacional y el acceso a servicios públicos de salud y educación, entre otros, a través del continuo apoyo de diferentes organismos, mecanismos y agencias regionales.

Resaltamos el reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el cual afirma que los países de América Latina y el Caribe fueron los que más avanzaron en políticas de seguridad alimentaria y nutricional, aunque todavía 49 millones de personas sufran hambre en la región y tomamos nota con satisfacción de las propuestas de cooperación de FAO y CELAC.

Reiteramos nuestro compromiso de fortalecer los procesos de integración en el ámbito alimentario y conjugar esfuerzos en apoyo de la iniciativa "América Latina y Caribe Sin Hambre 2025". Asimismo, expresamos nuestro apoyo al "Desafío Mundial Cero Hambre", propuesto en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sustentable (Río+20) que reconoce la alimentación adecuada como un derecho humano.

40. Subrayamos la necesidad del intercambio de información sobre experiencias nacionales exitosas y lecciones aprendidas en el área de ciencia, tecnología e innovación. Reiteramos la importancia de la transferencia de tecnología y la facilitación del acceso a los conocimientos científicos, con el fin de fomentar la cooperación intra-CELAC y Sur-Sur con terceros países en temas de interés regional como, entre otros, las áreas de combustibles limpios y energía ecológica, producción agrícola y ganadera, desarrollo de recursos humanos, SIDA/VIH, malaria y tuberculosis, biotecnología, educación, desarrollo de infraestructura, tecnología de la comunicación y la investigación científica marina.

41. Reiteramos que CELAC es un importante mecanismo para promover los intereses de países en desarrollo en los organismos multilaterales para reforzar nuestra capacidad de reaccionar de manera coordinada a los desafíos de un mundo en proceso de profunda transformación económica y política. Reiteramos nuestro compromiso de fortalecer CELAC para promover y proyectar los intereses y las preocupaciones de América Latina y el Caribe sobre los principales temas de la agenda internacional. Por lo tanto, reafirmamos el compromiso de acercar posiciones y coordinarnos, cuando sea posible, en reuniones y conferencias internacionales de alcance global. En ese sentido, destacamos la labor que han desarrollado los Representantes Permanentes de los Estados miembros de CELAC ante la Organización de las Naciones Unidas, que han acordado un mecanismo interno de participación conjunta en los debates de las distintas comisiones en las que se ha presentado la posición consensuada de CELAC. Por lo anterior, nos comprometemos a afianzar la labor de concertación en las sedes de las Naciones Unidas, incluso el fomento de iniciativas conjuntas en asuntos de interés para la región.

42. Con el fin de promover la gobernanza mundial, inclusiva y no discriminatoria, y decididos a contribuir a un escenario internacional de paz, seguridad y desarrollo, renovamos el compromiso de nuestros países con el multilateralismo y con una reforma integral del sistema de Naciones Unidas y con la democratización de las instancias decisorias internacionales, en particular el Consejo de Seguridad.

43. Reiteramos el derecho de los países en desarrollo de presentar candidatos para puestos clave en el sistema internacional. Reiteramos también que CELAC se encuentra bien posicionada y ratificará a los candidatos de consenso calificados para puestos clave en organismos internacionales mundiales.

44. Reconocemos el valor y contribución a la paz y la seguridad internacionales del Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe y sus Protocolos (Tratado de Tlatelolco), el cual estableció la primera zona más densamente poblada libre de armas nucleares en el planeta. En este sentido, reafirmamos la necesidad de avanzar hacia el objetivo prioritario del desarme nuclear y la no proliferación y alcanzar y sostener un mundo libre de armas nucleares. Hacemos un llamado a las potencias nucleares a retirar sus reservas y sus declaraciones interpretativas a los Protocolos del Tratado y a respetar el carácter desnuclearizado de la región latinoamericana y caribeña.

45. Reafirmamos el Comunicado Especial sobre la Eliminación Total de las Armas Nucleares adoptado en la Cumbre de Caracas, el 3 de diciembre de 2011. En ese contexto, enfatizamos nuestro compromiso de participar de manera activa y presentar una posición común en el marco de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU sobre Desarme Nuclear, que tendrá lugar en Nueva York, el 26 de septiembre de 2013.

46. En ese sentido, hacemos un llamado para que la Conferencia para el establecimiento de una zona libre de armas nucleares y otras armas de destrucción en masa en Medio Oriente se celebre lo más pronto posible, de conformidad con lo acordado por las Partes del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares en 1995, 2000 y 2010.

47. Reafirmamos el compromiso de nuestros Estados con el Tratado de No Proliferación en sus tres pilares fundamentales: el desarme nuclear, la no proliferación y los usos pacíficos de la energía nuclear. En ese contexto, consideramos que la existencia de armas nucleares sigue representando una grave amenaza a la humanidad. Manifestamos nuestro firme apoyo a la conclusión de instrumentos legales vinculantes que conlleven al desarme nuclear de manera efectiva, irreversible y verificable con miras a alcanzar el objetivo de la completa eliminación de todas las armas nucleares dentro de plazos bien definidos.

Reafirmamos, asimismo, el derecho inalienable de los Estados a desarrollar la investigación, la producción y la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos sin discriminación y de conformidad con los artículos I, II, III y IV del TNP.

48. Subrayamos la necesidad de promover la plena implementación del Programa de Acción de las Naciones Unidas para Prevenir, Combatir y Erradicar el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en Todos Sus Aspectos y de apoyar los esfuerzos con miras a restringir el flujo ilegal de esas armas y sus municiones, particularmente en América Latina y Caribe.

49. Expresamos nuestro apoyo a la conclusión de las negociaciones de un Tratado sobre Comercio de Armas jurídicamente vinculante, que sea adoptado sobre la base de la Resolución 67/234 de la AGNU y completamente consistente con la Carta de las Naciones Unidas, tomando en cuenta a la vez el derecho de los Estados de producir, importar y poseer armas para su legítima defensa y necesidades de seguridad. Dichas negociaciones serán concluidas a través de la convocatoria final de una Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Tratado de Comercio de Armas del 18 al 28 de marzo de 2013. Confiamos en que el Tratado sobre Comercio de Armas contribuirá a prevenir y combatir el tráfico ilícito de armas y ayudará a reducir el costo humano del comercio internacional de armas pobremente regulado en materia de armas convencionales, incluyendo armas pequeñas y ligeras y municiones.

50. Destacamos igualmente la importancia de avanzar en la más pronta eliminación de las minas antipersonal de conformidad con los compromisos contraídos por los Estados parte de la Convención de Ottawa.

51. Ratificamos el compromiso para fortalecer la lucha contra la delincuencia organizada transnacional de conformidad con el derecho internacional. En tal sentido, propiciamos la adopción de respuestas estratégicas, dinámicas y holísticas para combatir la delincuencia organizada transnacional. En este marco, impulsamos la articulación y una mayor coordinación de los esfuerzos operativos y de cooperación encaminados a promover el fortalecimiento institucional relacionado con la prevención, investigación y persecución criminal contra la delincuencia organizada transnacional. Consideramos asimismo, la aplicación de mejores prácticas y explorar nuevas formas y enfoques para luchar contra este flagelo.

52. Expresamos profunda preocupación por las amenazas y desafíos existentes, incluida la actual crisis internacional de múltiples interrelaciones que, aunque originada en los países desarrollados, impacta negativamente en los esfuerzos de nuestros países en pos del crecimiento y el desarrollo económico y social sostenible. Llamamos a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes para enfrentar las fragilidades y desequilibrios sistémicos y a continuar los esfuerzos por reformar y fortalecer el sistema financiero internacional, incluyendo, entre otras, la regulación de los mercados financieros y el cumplimiento de los compromisos de cooperación y de reformas de las instituciones financieras internacionales. Nos comprometemos a trabajar conjuntamente para enfrentar los desafíos de un escenario internacional debilitado y a realizar esfuerzos para impulsar ritmos de crecimiento sostenido, dinámico y de largo plazo para la región, que propicien una equidad e inclusión social crecientes y la integración de la América Latina y el Caribe.

53. Hacemos presente que nuestros países comparten experiencias y características económicas y financieras que nos proveen una oportunidad para impulsar este espacio de diálogo, para establecer acciones que nos permitan prevenir y, en su caso, afrontar coordinadamente los efectos de las crisis externas, así como para fomentar el desarrollo sostenible de la región.

54. Considerando las consecuencias que ha implicado la actual crisis económica y financiera para el mundo, reafirmamos nuestro compromiso con el logro de los objetivos acordados internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que están siendo definidos a partir de la Conferencia Río+20. Asimismo, respaldamos el mandato emanado de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible (Río+20) para la elaboración de un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible y el establecimiento de un Grupo de Trabajo Abierto para los ODS y del Comité Intergubernamental de Expertos sobre el Financiamiento para la Estrategia del Desarrollo Sostenible, sin que ello desvíe los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En este sentido, destacamos la relevancia de que los países de América Latina y el Caribe desarrollen un profundo proceso de reflexión sobre las prioridades de la región en la agenda de desarrollo post 2015 y hacer esfuerzos hacia la integración de las tres dimensiones del desarrollo sostenible.

55. Destacamos la importancia de que la Agenda de Desarrollo posterior al 2015 contemple objetivos voluntarios, universales, claros, medibles y adaptables a las distintas realidades nacionales, con vistas a la erradicación de la pobreza y a la promoción del desarrollo sostenible. Este nuevo marco debe de ser incluyente, transparente, impulsar el cumplimiento de los compromisos asumidos por los países desarrollados en Ayuda Oficial al Desarrollo y estimular la cooperación triangular y Sur-Sur en temas transversales con la participación de todos los sectores de la sociedad.

56. Reiteramos nuestro compromiso para erradicar el hambre y la pobreza en la región y, en ese sentido, ratificamos la Declaración de la I Reunión de Ministros de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Social y Erradicación del Hambre y la Pobreza adoptada en el marco de la CALC (marzo de 2011) y los Comunicados Especiales sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional y contra la Especulación Financiera y la Excesiva Volatilidad de Precios de los Alimentos, realizados en el marco de la Cumbre Fundacional de CELAC, celebrada en Caracas, en diciembre de 2011.

57. Destacamos la realización de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Rio+20) y reconocemos la importancia de los resultados logrados en el documento final "El Futuro que Queremos". Reafirmamos nuestro compromiso a favor del desarrollo sostenible y de la promoción de un futuro económico, social y ambientalmente sostenible para nuestro planeta y para las generaciones presentes y futuras. Reafirmamos el objetivo general del desarrollo sostenible y de los principios de Rio, especialmente el de responsabilidades comunes pero diferenciadas, y el hecho de que todos sus instrumentos, en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, no deben constituir un medio de discriminación arbitraria ni una restricción encubierta del comercio internacional.

58. Asimismo, en el marco de Rio+20, acogemos con beneplácito el resultado de la última sesión del Comité Intergubernamental de Negociación (INC5), proceso presidido por Uruguay, donde se alcanzó un acuerdo globalmente vinculante sobre el Mercurio, que consigna irrevocables compromisos respecto a la protección de la salud humana y del medio ambiente.

59. Tomamos nota de las decisiones adoptadas en la XVIII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático celebrada en Doha. Saludamos la adopción formal del segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto. Hacemos presente la ausencia de voluntad política por parte de varias naciones desarrolladas que impidió el logro de acuerdos sobre recursos financieros nuevos, adicionales y predecibles y sobre mecanismos para la transferencia efectiva de tecnologías hacia los países en desarrollo. Además, reconocemos el inicio de las negociaciones del Grupo Ad-Hoc de Trabajo sobre la Plataforma de Durban y, reafirmamos nuestra voluntad de adoptar un protocolo, otro instrumento legal o un documento acordado con fuerza legal bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CCNUCC) antes de 2015, y que tome efecto y sea implementado desde el 2020, aplicable a todas las partes y guiado por los principios del CCNUCC, en conformidad con los resultado de Cancún (2010), Durban (2011) y Doha (2012), con miras a reducir las emisiones de gases invernaderos.

60. Valoramos las iniciativas para la implementación regional del Principio 10 de la Declaración de Río 1992, referido a los derechos de acceso a información, participación y justicia ambiental, como una contribución relevante para la participación de la comunidad organizada comprometida con el Desarrollo Sostenible.

61. Reconociendo los principios de complementariedad, cooperación, flexibilidad, soberanía y de participación voluntaria que inspiran la acción de CELAC, adoptamos en toda su extensión la "Declaración de Viña del Mar" derivada de la "I Reunión de Ministras y Ministros de Finanzas de CELAC" del 14 de diciembre de 2012.

62. Estamos conscientes de la fragilidad de la situación económica y financiera internacional y los riesgos que ésta representa para la continuidad de los logros obtenidos por nuestros países en materia de inclusión social, crecimiento con equidad, desarrollo sostenible e integración de la región. Si bien es importante reconocer que la crisis ha tenido un menor efecto en América Latina y el Caribe en relación al resto del mundo, trabajaremos conjuntamente para enfrentar los desafíos de un escenario internacional debilitado y realizaremos esfuerzos para impulsar ritmos de crecimiento sostenido, dinámico, inclusivo y de largo plazo para la región.

63. Reafirmamos la importancia de tener una voz regional fuerte e influyente que permita reflejar el creciente peso de las economías emergentes en el desarrollo y la economía mundial, asegurando una representación equitativa de todos los países miembros en las instituciones financieras internacionales.

64. Consideramos necesaria la importancia de desarrollar herramientas que permitan fortalecer el sistema financiero internacional, lo cual debería contemplar una regulación más estricta y efectiva de las grandes entidades financieras y la adopción de medidas concretas para lograr mejores prácticas internacionales en flujos financieros internacionales. En línea con esto, resulta de gran relevancia la reducción de la dependencia excesiva de las evaluaciones de las agencias calificadoras de riesgo crediticio y la importancia de adoptar instrumentos que posibiliten acuerdos razonables y definitivos entre deudores y acreedores, y generar estabilidad y predictibilidad en los procesos de reestructuración de las deudas soberanas.

65. Si bien son bienvenidas las medidas que permitan estimular las economías desarrolladas, expresamos nuestra preocupación por la expansión monetaria en estos países y sus efectos sobre la región, en particular el relajamiento cuantitativo implementado en estas economías, dada su presión sobre el valor de nuestras monedas que afecta la competitividad de la gran mayoría de nuestros países. Instamos a estas economías a considerar en su análisis y toma de decisiones las consecuencias de sus acciones en los países que aún transitan en el camino hacia el desarrollo.

66. Reconocemos la necesidad de impulsar el comercio mundial mediante un acuerdo ambicioso, integral y equilibrado de las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC conforme con sus mandatos, centrados en el desarrollo. Enfatizamos la necesidad de continuar con el proceso de reforma de la agricultura acordado en la ronda Uruguay y recogido en el mandato agrícola de Doha. El avance en dicho proceso de reforma es determinante para el necesario equilibrio de las negociaciones comerciales multilaterales centradas en el desarrollo. Por ello, instamos a los miembros de la OMC a continuar negociando en base a los mandatos.

67. Expresamos nuestra preocupación por la creciente proliferación de barreras que distorsionan el comercio, entre ellas las sanitarias y fitosanitarias, sin justificación científica, que erosionan el acceso a los mercados, especialmente los de exportaciones de países en desarrollo y en particular de los pequeños productores. Instamos al pleno cumplimiento de los acuerdos de la OMC en esta materia, en particular en lo referente a aquellas barreras técnicas que obstruyen la innovación tecnológica de la producción agropecuaria, con su consiguiente impacto en la seguridad alimentaria.

68. Recomendamos al Grupo de Trabajo creado por la I Reunión de Ministros y Ministras de Economía y Finanzas de CELAC, que realice un estudio sobre la viabilidad de implementar una instancia de solución de controversias latinoamericana y caribeña, dedicada a dirimir las disputas en materias de inversiones intra y extra comunitarias.

69. Encomendamos a los Coordinadores Nacionales aprobar en su Primera Reunión el Plan de Acción de Santiago 2013.
70. Agradecemos a la República de Cuba por acoger la Presidencia Pro Tempore de CELAC en el año 2013 y la celebración de la II Cumbre CELAC, en el 2014.

71. Agradecemos a la República de Costa Rica por acoger la Presidencia Pro Tempore de CELAC en el año 2014 y la celebración de la III Cumbre de CELAC.

72. Agradecemos a la República del Ecuador por acoger la Presidencia Pro Tempore de CELAC en el año 2015 y la celebración de la IV Cumbre de CELAC.

73. Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de CELAC expresaron su agradecimiento al Presidente de la República de Chile por liderar el año fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y su reconocimiento al pueblo y al Gobierno de Chile por la organización de la I Cumbre de CELAC en Santiago, los días 27 y 28 de enero de 2013.

Santiago, 28 de enero de 2013

Mirando al Sur: Una fecha, una estrella solitaria


Por Vilma Soto Bermúdez / MINH

El 6 de enero en Puerto Rico es fecha en que aflora en nuestro pueblo el sentimiento nacional. 

De niña, cuando no sabía de constelaciones, el abuelo me mostraba el cielo y sus estrellas. Cuando llegaba la Navidad, agudizábamos la vista. Desde el balcón el abuelo me señalaba a las tres estrellas que cada noche se acercaban más: Eran los Tres Reyes Magos.

Luego en el colegio me enseñaron que esas estrellas formaban el cinturón de Orión, pero la ciencia no destruyó la enseñanza del abuelo. Cada Navidad busco en el firmamento a Orión y a mis Reyes guerreros. Guerreros porque son la continuidad de un pasado que nos conformó como pueblo y que aún hoy bajo el colonialismo imperante en PR defendemos a rajatabla, como una de nuestras tradiciones nacionales. Melchor, Gaspar y Baltasar se plantan firmes en el universo para recordarnos que somos Patria. Nos señalan el camino.

Pero hace tiempo tenemos otro Rey en la nacionalidad puertorriqueña, antillana, caribeña y latinoamericana que defendemos: Oscar López Rivera. Un boricua que ha sabido llevar nuestra estrella a lo más alto del firmamento y a quien cada 6 de enero celebramos su cumpleaños. Este 6 de enero cumplió 70 años, 31 de los cuales ha vivido en prisiones imperialistas en EEUU, simplemente por el ‘’delito’’ de reafirmar su estrella solitaria, por querer una Patria libre y soberana. 

Es tiempo de traerlo a casa. Es tiempo ya que su pueblo lo acoja reverente y brille junto a él. Es tiempo ya que los pueblos hermanos, cuyo enemigo intolerante es el mismo que tenemos en casa, se unan a Puerto Rico para exigir la libertad de nuestra estrella encarcelada: uno de los presos políticos más antiguos del mundo. Esa estrella que junto a Melchor, Gaspar y Baltasar nos traerán el presente más anhelado: Patria y Libertad.

Allá en lo alto están los Reyes Magos. Acá tenemos nuestra cuarta estrella cuyo resplandor ciega al imperio que pretende dominarlo y que jamás ha podido. Compartamos la magia de su liberación. 

22 ene. 2013

Alianzas estratégicas


Héctor L. Pesquera Sevillano / Copresidente del MINH

La agenda escondida del liderato anexionista es convertir a Puerto Rico en un país inviable. Endeudamiento y dependencia extrema, baja productividad, desalentar e impedir la producción agrícola, desarraigo cultural, educación “a la americana”, invisibilización de nuestros patriotas y tergiversación de nuestra historia, federalización de toda actividad ciudadana, privatización de nuestro patrimonio nacional, etc. El objetivo de dicha “política pública”: que la única tabla de salvación que le quede al pueblo sea pedir de rodillas la anexión a Estados Unidos.

La otra dimensión de un País inviable es la desintegración de su espíritu comunitario, fomentando soluciones individuales a problemas colectivos. ¿Sistema de Educación deficiente? Matricula a tus hijos en una escuela privada. ¿Pésimo sistema de Salud Publica? Compra un plan médico privado. ¿Sistema de transportación pública deficiente? Cómprate un carro. ¿Se interrumpe con frecuencia el suministro eléctrico? Cómprate una planta eléctrica. ¿Se queda sin agua tu comunidad? Instala una cisterna en tu casa. ¿Inseguridad y delincuencia en las calles? Múdate a una urbanización con acceso controlado, ponle rejas a la casa y ármate para “tirar a matar” si alguien se asoma a tu propiedad. Soluciones individuales a nuestros problemas sociales y colectivos más agobiantes. Es la política pública  de sálvese quien pueda que nos va conduciendo a una eventual desintegración social y a perder la fe en la necesidad y efectividad de la organización comunitaria para enfrentar sus problemas colectivos.

Por eso, el deber de todo puertorriqueño en este momento histórico, pero en particular, de todo independentista, es contribuir a transformar al país en un proyecto viable. Hay quienes sostienen la teoría de la no colaboración; de dejar que lleguemos al fondo, para desde las cenizas reconstruir el País. Nosotros no pensamos así. Somos de la escuela del Dr. Ramón Emeterio Betances y de Eugenio María de Hostos. El primero fundó hospitales, liberó esclavos, conspiró en Sociedades Secretas para boicotear a comerciantes extranjeros y ayudar a los comerciantes criollos. Durante la epidemia del cólera que azotó la isla matando a miles de puertorriqueños, le puso un alto a su lucha independentista para cabalgar por campos y montes asistiendo enfermos para detener la epidemia que amenazaba con liquidar a toda la población. El segundo, nuestro mentor, durante toda su vida buscó las mas diversas formas de lograr acuerdos con sectores que sin ser independentistas, buscaban la descolonización de Puerto Rico. Fundó la Liga de Patriotas en un esfuerzo unitario, inclusivo y amplio para educar al País sobre la necesidad de un sistema de educación dirigido a formar hombres y mujeres que fueran libres pensadores, con profundo compromiso social, con plena conciencia de ser caribenos y latinoamericanos, sembrándoles el amor a la Patria, a la naturaleza y a defenderla de quienes pretenden agredirla y destruirla. 
Así somos nosotros: Hostosianos y Betancinos. El trabajo político del MINH ha estado dirigido a fomentar alianzas que puedan adelantar nuestros objetivos estratégicos. Por eso celebramos hoy, diez años después, la salida de la Marina de Vieques. Fue el triunfo de la inclusión, de las alianzas, de la amplitud. Nuestro campamento en la zona de tiro era el campamento de todos: de independentistas, de religiosos, de ateos, de populares, de ambientalistas, de todos los que postulaban “ni una bomba más”.  Era el campamento de todos y todas las que se cansaron del abuso y estaban dispuestos a luchar por el alto al bombardeo y la salida de la Marina de Vieques.

Algo similar ocurrió con la lucha contra el gasoducto. Destacados lideres del MINH, como Juan Camacho en Toa Baja, Gustavo Casalduc en Utuado, Iván Elías Rodríguez (Cuso) en Arecibo, Ernesto Gandia en Manatí, se unieron a Casa Pueblo y organizaron una formidable alianza de pueblo que los llevó a una contundente victoria contra las pretensiones de los pulpos económicos de apropiarse de nuestras tierras agrícolas y poner en riesgo la vida misma de los habitantes de todo ese trayecto del tubo de la muerte.

Recientemente hemos logrado importantes victorias como resultado de alianzas electorales con la victoria de Carmen Yulin Cruz en la alcaldía de San Juan, lo que representa una gran oportunidad para adelantar nuestra concepción política de gobernanza, de participación ciudadana, de salud universal y de calidad, de organización comunitaria y de decencia administrativa en la gestión publica. Y ahí tenemos a Tato Rivera Santana, Copresidente del MINH, quien dirigirá la recién creada Oficina de Planificación, Ambiente y Urbanismo de la ciudad capital. ¿y saben cómo lo hará? Siguiendo los lineamientos contenidos en nuestro documento “Con voluntad y esperanza, Otro Puerto Rico es posible”. Nuestro programa político.

La nueva alcaldesa de San Juan adoptó nuestra propuesta de Salud Comunitaria para la Capital. Estaremos ayudando para que se lleve a cabo una profunda transformación en el sistema de salud capitalino y para que eventualmente sea el modelo a implementar en el resto del País. Y claro está, en concordancia con nuestro proyecto político.

Las alianzas políticas y sectoriales han mostrado sin lugar a dudas su gran potencial para revivir la esperanza en las posibilidades de otro Puerto Rico. Con ello en mente, el MINH se propone ser instrumento facilitador o promotor para que se lleven a cabo dos importantes encuentros o cumbres sectoriales: un Encuentro Nacional de Educadores y una cumbre de agricultores. 

El encuentro de Educadores tendría como objetivo acordar un nuevo currículo para el Sistema de Educación. Un nuevo currículo basado en los derechos fundamentales de nuestro pueblo, con énfasis en los marginados, los oprimidos, las mujeres, los niños y niñas, la ética del trabajo y los derechos de los trabajadores en general. Es necesario que ese currículo fomente el amor y el respeto a la naturaleza. Debe además formar seres humanos libres, patrióticos, con pensamiento crítico, solidarios y productivos.

El encuentro de agricultores que proponemos, tendrá como objetivo que los integrantes de ese sector, sean populares, penepés o independentista, identifiquen las necesidades inmediatas para catapultar su desarrollo, proponer medidas para garantizar la protección de las tierras agrícolas, la utilización de los recursos existentes y las medidas proteccionistas necesarias para llevar a ese importante sector económico al lugar que se requiere para la creación de empleos y garantizar nuestra seguridad alimentaria.

Nada más necesario para adelantar la descolonización de Puerto Rico que fortalecer la autoestima de nuestro pueblo. La educación para la libertad y la transformación de un país de consumidores y dependencia en un país de productores y empresarios serán elementos claves en ese proceso.

14 ene. 2013

“Al cumplir mis 70 años”, de Oscar López


Desde la cárcel, el preso político puertorriqueño Oscar López Rivera, envió un mensaje a sus compatriotas puertorriqueños y a todo el mundo, redactado el día de su cumpleaños.

Al cumplir mis 70 años celebro y le doy gracias a la vida por todo lo que me ha dado y por todo lo que me ha enseñado.  La celebro y le doy gracias por haberme enseñado que ella es lucha toda, que si pretendo vivir tengo que luchar y luchar si pretendo vivir.

La celebro y le doy gracias por dejarme experimentar la extrema pobreza material y por retarme a trascenderla sin envidia u odio a nadie.  La celebro y le doy gracias por haberme expuesto a experimentar en carne y hueso los prejuicios, la discriminación y el racismo por ser boricua, por mi piel oscura, por mi tamaño, por no saber hablar inglés y hasta por hablar español “chapiao” para que aprendiera una grata lección – que la única raza es la humana y que todos los humanos somos falibles e imperfectos.

La celebro y le doy gracias por haberme expuesto a una guerra para que me paseara por la sombra de la muerte, sintiera la muerte de los otros como si fuera la mía y sin ser conciente de ello convertirme en un sembrador de muertes, de devastación y destrucción en un pueblo que pudo ser el pueblo mío.

La celebro y le doy gracias por haberme permitido sobrevivir la guerra y retarme a buscar otro sendero, una nueva manera de pensar y a encontrar ideales sublimes y nuevas metas.

La celebro y le doy gracias por obligarme a aprender a pensar críticamente, a sumergirme en mi pueblo para que entendiera que su marginación, su invisibilidad y la falta de voz que sufría yo también la sufría y a apreciar y amar mi identidad y a no permitir que los que controlan las riendas del poder me definieran.

La celebro y le doy gracias por ofrecerme la oportunidad de servir la causa más justa y noble que conozco – la lucha por la independencia y soberanía de mi Patria y por un mundo mejor y más justo.

La celebro y le doy gracias por haberme permitido servir esa causa con mucho amor y compasión por más de 4 décadas.  La celebro y le doy gracias por haberme permitido sobrevivir más de 3 décadas en los gulags sin desviarme del sendero escogido y con mi espíritu y voluntad mas fortalecidos que antes de estar preso.

La celebro y le doy gracias por haberme hecho miembro de una preciosa y valiosa familia inmediata y extendida, por haberme puesto al lado de esos grandes seres humanos que son los(as) compás de lucha y por haberme permitido nacer boricua en la Boriken bella – ese pedacito del planeta que lograra ser jardín edenico de América y del mundo.

La celebro y le doy gracias porque todavía puedo llenar de amor y compasión mi corazón todos los días.

Mucho amor para todos(as).

En resistencia y lucha,

Oscar López Rivera


Fuente: 80grados

6 ene. 2013

En espera ansiosa de tu libertad (a Oscar Rivera)



Por Celina Romany Siaca / 80grados

No puedo comenzar con un querido Oscar, aunque sí te quiero- ni con un estimado Oscar porque eres mucho más que eso. El nivel de respeto que me inspiras me impide encontrar la introducción perfecta para capturar aquí el amor, la admiración y el respeto que por ti siento.

Eso sí, perdona que te tutee, es que solo así podrás percatarte de que ese pronombre abre la puerta para la comunicación de corazón a corazón que representa esta carta.

Así que hoy quiero reaccionar a tu narrativa de unos años de valentía, amor a tu patria, sufrimiento – ofreciendo lo más preciado con que contamos en este paso por el mundo—el ofrecimiento de la vida.

Debo decirte de entrada que la lectura del libro de nuestro querido amigo Luis fue agobiante (abrumadora; solo podía tomarla de a poquito, irme a caminar sabiendo que disfrutaba de un movimiento del que tú careces, mientras en otras ocasiones contaba losetas en mi apartamento -1-2-3-4-5-6-7-8- x -1-2-3-4-5-6-7-8-9- para medir el espacio en que te has encontrado, o me acostaba en el cemento duro para –aunque momentáneamente– estar más cerca…

Yo sí puedo caminar y sentir la brisa isleña. Yo puedo ver los únicos y hermosos azules que se te han negado… o puedo escuchar el canto de los pájaros que, como narras, es “música para tus oídos cuando te sacan al patio”—seguro que se congregan para saludarte…

A mí no me privan de los colores de los lienzos para poderme comunicar cuando las palabras se quedan cortas…

Pero a pesar de todo ello, escuchar tu voz en este libro que edita tu hermano Luis Nieves Falcón -servidor ejemplar e incansable a la causa patria- me hizo claro que como bien sabe también un Mandela, tu libertad y tu voz no han sido apagadas por las rejas carcelarias y los torturadores de turno.

Lo que más araña el corazón es que esa humanidad, compasión y amor a los otros, especialmente a los olvidados y atropellados por gobiernos y sistemas económicos opresores –que adelantan sus narrativas de exclusión clasistas, raciales  étnicas y de género; esa compasión y amor, está ahí intacto, inmune al cansancio, a la frustración, a la desilusión.

Oscar, no me fue difícil seguirte la pista en la solidificación de tu lucha por la independencia. Sabemos de los horrores de Vietnam y los discrímenes que han vivido los soldados puertorriqueños- fue claro el mensaje que recibiste de soldados boricuas con su “bandera pintada en el camuflaje de su yelmo”.

Y desde que puse pie en Nueva York, como migrante privilegiada, pude conocer de cerca lo que supuso por muchos años  (y todavía se sienten las ráfagas fuertes de la guerra contra los inmigrantes) el camino del destierro para muchos puertorriqueños forzados a emigrar por el milagro económico del ELA.

Mudos, sin poder hablar inglés, lejos del código de blancura norteamericano que hace que una gota de sangre negra te haga negro; demasiado ruidosos y expresivos, sujetos al código asimilista monolingüe, que más que una lengua —como bien descubriste en tu juventud— impone lo que he llamando en otras ocasiones la gubernamentalidad monolingüe, abarcando narrativas de inferiorización en torno a lengua, cultura y todo lo que defina nuestra identidad.

Ese recorrido tuyo por una época de derechos civiles –que apenas comenzaba a despuntar con la hegemonía afroamericana a expensas de otras culturas. Culturas que, como las latinas, han venido forzando el reconocimiento de un estado multicultural que los fundamentalistas atacan despiadadamente. A fin de cuentas, no debe sorprendernos puesto que   amenaza la sobrevivencia de su privilegio estructural y cotidiano. La guerra contra los inmigrantes habla por sí sola.

Esa lucha te permitió, junto a la experiencia de Vietnam, conceptualizar en tu corazón la independencia en todas sus dimensiones, porque, como bien narras, viste de cerca las caras y facetas del imperialismo —aquel ejercido en casa—contra todas las minorías que fueran diferentes y disidentes, y el que se continuaba ejerciendo mas allá de los mares, directamente afectando a nuestro Puerto Rico.

Ese imperialismo doméstico e interno requería una lucha organizativa de las comunidades, a las que te entregaste, dando la pelea por unos espacios antiasimilacionistas y un acceso a la educación que respetara la diversidad cultural. De ahí tus contribuciones a la creación de escuelas —la Pedro Albizu Campos, ASPIRA—, y tu activismo cívico para nutrir todas las vías posibles de cambio… la discriminación en la vivienda, los empleos…

Allí se iba fraguando tu aprendizaje, como narras, tu bautizo en la lucha – allí– en tus palabras- se fue haciendo “añicos la imagen estereotipada del boricua dócil”, allí aprendiste a luchar y “la necesidad se hizo lucha y la lucha se hizo necesidad…”

Oscar, debes saber que este libro continúa tu lucha contra ese imperialismo doméstico —no se puede subestimar el poder de la narrativa de la palabra—sobre todo para las nuevas generaciones. El recuento de tu denuncia de un tribunal al que no le reconoces jurisdicción y especialmente esa tu denuncia de un sistema carcelario —que se mofa de derechos de rehabilitación— y que se dedica a despilfarrar millones de dólares de los contribuyentes en tener a los latinos y a los afroamericanos como pobladores mayoritarios tras las rejas.

Es una denuncia implacable y certera al sistema, que se afianza en Guantánamo y otras cámaras de tortura diseñadas para coronar la represión contra la disidencia y las diferencias.

Pero es muy importante también significar lo que reconoces: tu vena de apertura e inclusión. Porque, como muy bien lo caracterizas, no hablas de tu dolorosa prueba para provocar penas y lamentos – como señalas, es tu interpretación del GULAG—; no deseas colorear las apariencias y hacerlas pasar por hechos a una verdad absoluta. Nos dices- “Me interesan las mentes y corazones de aquellos que aman la justicia y buscan la verdad…no estoy interesado en el sentimentalismo vulgar…”

Y ni hablemos Oscar de tu recuento familiar: es un retrato vívido de tu persona. Como destilas como tu gran verdad el dolor de esa separación familiar -esa tu descripción de visitas negadas a tu hija Clarissa y nieta Karina- la muerte de tu madre y hermana mayor en la ausencia… y como ese amor compartido con tu familia fortalece – está clarísimo- tu espíritu en la vida en el GULAG.

El imperialismo de más allá de los mares no puede quedarse fuera. Representado por nuestra islita –ejemplo clásico del colonialismo reconocido en las normas básicas de derecho internacional- que fuiste dominando con los años para denunciar la hipocresía de EU en la defensa de la libre determinación de los pueblos y de sus derechos humanos.

Desde la Guerra Fría, pasando por las nuevas encarnaciones del estado Orwelliano ante la guerra contra el terrorismo y los nuevos enemigos del mal islámico- fundamentalismo sustituto del comunismo demoníaco.

Porque como todos los que se precian de honestidad intelectual saben, poco puede defenderse tu condena desproporcionadísima- por conspiración sediciosa desde una perspectiva de derechos humanos básicos—cuando ese mismo país reclama la libertad de presos políticos en otros países – involucrados a diferencia tuya con la violencia como parte de su causa.

Y ¿ cómo defender el record de ese país ante la farsa y tribunal cangurístico que conformó tu proceso de libertad bajo palabra bajo un oficial examinador que desconoce la definición mínima de imparcialidad en un proceso…?

Hace acto de presencia en este libro tu pintura -ese espacio que solo te pertenece- y que plasma emociones inigualables que nadie te ha podido arrancar. En este libro se nos regalan esas otras formas de expresión con formas y colores (ese Mahatma Gandhi tiene una sonrisa jamás vista- y que dice mucho de tu mirada).

Oscar, toda esta travesía tortuosa y patriótica queda plasmada con esta historia de palabra e imágenes. De ahí mi agradecimiento a Luis Nieves Falcón que nos facilita el regalo, para quien solicito un sonoro aplauso.

Nos relatas cómo en la prisión has aprendido que desde allí la comunicación es una con palabras sin alas. Nos dices: “Si las escribo a veces quedan muertas en el papel y si las hablo no se mueven mas allá del espacio inmediato. La pérdida de material a través de la confiscación, la censura y la dicotomía entre la audiencia y yo son factores que me cohíben y me quitan el deseo de escribir. Me siento como el que vive bajo techo roto y cuando llueve lo que le caen son los diluvios…”

Pues hoy te reafirmo que vale la pena escribir y seguir hablando… Que te escuchamos!

De igual forma vale mucho la pena – sobre todo para las nuevas generaciones a las que les aguarda el relevo de la lucha patriótica- saber que han fracasado con el espiriticidio. Saber de tu vigilancia victoriosa contra ese asalto…de cómo no has podido ni puedes “por un instante perder de vista la mirada siniestra y ubicua de los verdugos que como depredadores solo buscan el momento oportuno” para el mismo. Vale la pena celebrar el fracaso de los verdugos!

Como bien dices, es necesario aprender a democratizar el sacrificio. “La patria es de todas las personas que la amamos. Y si queremos verla libre entonces nos toca a todos y todas luchar para que obtengamos la libertad. Nadie nos la va a dar…”

Oscar,  me resulta enormemente iluminador e inspirador escucharte hablar de que además de tu familia y la excarcelación de tu amigo Carlos Alberto – tu solicitud de libertad bajo palabra fue informada  por “la lucha que los estudiantes de la UPR estaban llevando a cabo” y que representa para ti, como señalas, “una nueva generación de luchadores y luchadoras con la capacidad, habilidad, creatividad y compromiso para suceder a la vieja generación que viene luchando por décadas”.

Está claro el mensaje de la necesidad de un pase de batón que continúe, a la altura de este siglo,  la lucha emprendida. A pesar de que, como bien dices, es mucho “más fácil no luchar, rendirse y tomar camino de los muertos vivos o los vivos muertos…”

Nuestro querido Luis Nieves Falcón desborda sus emociones y te dice en este libro: Oscar amigo, sufro contigo; lloro contigo; lucho contigo. Sin odio contra los victimarios que te ultrajan a ti dentro de la cárcel; y a nosotros acá en la cárcel externa de la colonia. Pero, también como tú, estamos seguros que nuestra patria será libre. Y, ese día, abrazados en un abrazo que no termina, sin fin, y llorando de felicidad- porque también de felicidad se llora- con nuestro dolor, juntos, con nuestro llanto compartido, estaremos contentos porque hemos ayudado a conseguir la paz y la felicidad para nuestro pueblo.

Sabes qué Oscar, que no me voy a quedar corta. Sabes, me voy a atrever aquí este 4 de noviembre de 2011 en una institución muy cercana a mí, en la presencia de Luis y todos tus amigos solidarios, me voy a atrever a decirte que te admiro y que estaré eternamente agradecida a nombre de mi pueblo.

TE QUIERO, SÍ OSCAR, TE QUIERO MUCHO!!!

En espera ansiosa de tu libertad,      

Celina

*Presentación del libro Oscar López Rivera: Entre la Tortura y la Resistencia, editor Luis Nieves Falcón, Colegio de Abogados, 4 de noviembre de 2011.

5 ene. 2013

De regreso los Reyes Magos a la Lomita de los Vientos


Por Antonio R. Gómez   

Los tres Reyes Magos están nuevamente este año en la llamada Lomita de los Vientos en San Juan, como resultado de una manifestación que encabeza el Fondo Puertorriqueño de Arte y Cultura y que es apoyada por otras organizaciones.

El grupo, que cuenta también con el apoyo del activista Alberto de Jesús (Tito Kayak), quién pernoctó con ellos anoche en el lugar y hoy colabora con las labores de montar la estampa navideña, espera que este gesto contribuya a rescatar esta tradición del pueblo puertorriqueño.

Meca Sorrentini, portavoz del Fondo, explicó a este diario que la actividad fue iniciativa de la entidad, que comenzó ayer viernes el proceso. “Creemos que la lomita de los vientos debería ser del pueblo, debería ser de nuevo parte de la tradición”, dijo.

“Nos tiramos y anoche vinimos y montamos los Reyes. Yo los tenía en la Casa Sofía, allá en la sede (del Fondo), son del Movimiento Hostosiano que el año pasado ellos también montaron en la Lomita de los vientos los Reyes”, explicó.

“Nosotros dijimos que hay que rescatar para las generaciones futuras una tradición tan significativa y bella como esta, que nos llega a todos al corazón. Hay otras organizaciones que se han unido. Esta tarde (sábado) vienen otras que vienen también a expresarse”, adelantó.

“Esperamos que esto, de verdad, sea una tradición; que no se comercialice, que no sea una cuestión de mercadeo, sino algo bonito que los puertorriqueños han conservado por generaciones y generaciones”, recalcó Sorretini.

Señaló, por otra parte, que está al tanto de las expresiones del entrante presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, de que la Legislatura iniciará gestiones para rescatar la Lomita y devolverle su papel tradicional.

“Yo lo leí en los medios noticiosos y damos la bienvenida a eso y creemos que es algo bonito. Sin embargo, nosotros creemos que esto debe estar en manos de la comunidad, que nosotros seamos dueños y señores de la tradición, aunque obviamente necesitamos los recursos de todos”.

De hecho, Perelló tiene programada una actividad esta tarde en ese lugar, precisamente relacionada con la tradición de los tres Reyes Magos.

Sorrentini destacó que la reacción del público y las autoridades ha sido muy positiva e indicó que no han tenido problema alguno con la Policía. “Al contrario, del Capitolio la Policía vino para cruzar personas. Hay buena disposición”, aclaró.

La saliente mayoría novoprogresista de la Cámara de Representantes aprobó una resolución, presentada por la presidenta saliente, Jenniffer González, transfiriendo la lomita de los vientos al gobierno de Estados Unidos.

En la votación, se derrotó una enmienda que presentó el entonces portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) , Héctor Ferrer, para que el traspaso fuera al Municipio de San Juan.


Fuente: Primera Hora

4 ene. 2013

Presidente Chávez sufre insuficiencia respiratoria. Gobierno denuncia guerra psicológica


VTV

3 de enero.- El Gobierno Bolivariano advierte al pueblo venezolano, sobre la guerra psicológica que ha desatado el entramado mediático trasnacional, en torno a la salud del jefe de Estado Hugo Chávez Frías.

Así lo manifestó, Ernesto Villegas, ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información desde el Palacio Miraflores, al emitir el más reciente informe sobre la evolución clínica que ha tenido el presidente Chávez.

A través de un comunicado trasmitido en cadena nacional de radio y televisión, el alto funcionario informó que el dignatario venezolano está enfrentado una severa infección pulmonar que le ha generado insuficiencia respiratoria y que requiere de un estricto cumpliendo del tratamiento médico.

Indicó que el equipo médico del mandatario nacional, ha actuado con rigurosidad ante las dificultades y reiteró que la guerra psicológica que se ha desatado, pretende desconocer la voluntad popular del pasado 7 de octubre.

COMUNICADO

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela cumple con el deber de informar al pueblo venezolano, y a los pueblos hermanos, sobre la evolución clínica del presidente Hugo Chávez.

Tras la delicada cirugía del pasado 11 de diciembre, el Comandante Chávez ha enfrentado complicaciones como consecuencia de una severa infección pulmonar. Esta infección ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere del Comandante Chávez un estricto cumplimiento del tratamiento médico.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela reitera su confianza en el equipo médico que atiende al Comandante Presidente, que ha dado seguimiento permanente a la evolución clínica del paciente y ha actuado con la más absoluta rigurosidad ante cada una de las dificultades presentadas.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela advierte al pueblo venezolano sobre la guerra psicológica que el entramado mediático trasnacional ha desatado alrededor de la salud del Jefe del Estado, con el fin último de desestabilizar a la República Bolivariana de Venezuela, desconocer la voluntad popular expresada en las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre y acabar con la Revolución Bolivariana liderada por Chávez. Propósitos éstos que chocan con la férrea unidad del Gobierno Bolivariano, el pueblo organizado y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana alrededor del liderazgo e ideario político del Comandante Hugo Chávez.

Hasta la victoria siempre.

¡Que viva Chávez!

Caracas, 3 de enero de 2013.

3 ene. 2013

La condición de salud del Presidente Hugo Chávez Frías

El presidente Hugo Chávez con su familia.

Por Alejandro Torres Rivera / Dirección Nacional MINH

El 9 de diciembre del pasado año, nos sorprendió la noticia difundida por los medios oficiales de comunicación de la República Bolivariana de Venezuela donde su presidente, el Comandante Hugo Chávez Frías, con su acostumbrada firmeza de carácter, comunicaba a su pueblo que se estaría sometiendo a una segunda intervención quirúrgica. La misma surge tras haber sido detectadas nuevas células cancerosas malignas en el mismo lugar donde meses atrás le fuera removido el cáncer que le aquejaba.

El anuncio se produjo luego de su visita a la República de Cuba, a donde viajó luego de culminar el intenso proceso electoral tras el cual su candidatura a la Presidencia de la República arrolló los intentos de la derecha venezolana por regresar al poder. En las elecciones efectuadas el 7 de octubre del pasado año, Chávez, al frente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), derrotó la candidatura de Henrique Capriles Randosky de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por un margen de más de dos millones de votos. La nueva intervención quirúrgica al presidente Chávez se efectuó en La Habana el día 11 de diciembre.

En su mensaje al país, Chávez solicitó de su pueblo, ante la eventualidad de un desarrollo en su condición de salud que le impidiera asumir y completar el término para el cual fue electo, el apoyo al Vicepresidente de la República en funciones, Nicolás Maduro. Al hacerlo expresó: ‘’…mi opinión firme es que en ese escenario de convocar a nuevas elecciones –de surgir una condición inhabilitante–deben elegir a Nicolás Maduro como presidente de la República…’’

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, enmendada en 2011, dispone en su artículo 230 que el término para el cual es electo un presidente(a) es de seis años, con derecho a la reelección inmediata por un período adicional de seis años. La fecha de toma de posesión del presidente de la República una vez electo, de acuerdo con el artículo 231, es el 10 de enero del año siguiente a la elección.

El artículo 233, por su parte, dispone las faltas absolutas por las cuales un presidente puede cesar en funciones: muerte; renuncia; destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; la incapacidad física o mental permanente, certificada por una Junta Médica designada por dicho Tribunal y con la aprobación de la Asamblea Nacional; abandono del cargo, declarado éste por la Asamblea Nacional; y la revocatoria popular de su mandato. Este artículo contempla, además, que si la falta absoluta surgiera antes del presidente(a) tomar posesión del cargo, se deberá convocar a una ‘’nueva elección universal directa y secreta’’ dentro de los treinta días consecutivos siguientes.

Mientras toma posesión un nuevo presidente(a), la presidencia temporal de la República la ejercerá quien presida la Asamblea Nacional. También dispone dicho artículo que una vez el nuevo(a) presidente(a) tome posesión del cargo, si la falta absoluta ocurre dentro de los primeros cuatro años del mandato para el cual fue electo(a), se debe convocar a nuevas elecciones generales dentro de los treinta días consecutivos siguientes, donde el Vicepresidente en funciones ejercerá el cargo de Presidente hasta la jura del nuevo presidente(a). Si hubieren transcurrido ya cuatro años del término para el cual fue electo(a), el Vicepresidente en funciones completará el término para el cual fue electo(a) él o la anterior presidente(a).

El pasado 31 de diciembre de 2012, el Vicepresidente y Canciller de la República, Nicolás Maduro, suscribió un comunicado especial informando el estado de salud de Hugo Chávez Frías. El comunicado estuvo precedido de rumores desestabilizadores de parlamentarios de la oposición en Venezuela donde se imputaba al Estado, es decir, al gobierno en funciones, ocultar información al pueblo sobre la real condición de salud del Presidente. Previo a emitir su comunicado, Maduro había viajado a La Habana el día 28 de diciembre por instrucciones dadas por el presidente Chávez. Allí se reunió con él y se le informó su condición de salud. Durante la visita Maduro recibió instrucciones de parte del Presidente Chávez a los fines de que transmitiera al pueblo venezolano información sobre su estado de salud.

La comunicación oficial emitida por el Vicepresidente Maduro describe un estado de salud complicado para Chávez: ‘’A diecinueve días de la compleja cirugía, el estado de salud del Presidente Chávez continúa siendo delicado, presentando complicaciones que están siendo atendidas, en un proceso no exento de riesgos. Gracias a su fortaleza física y espiritual, el Comandante Chávez está enfrentando esta difícil situación. Igualmente, informamos que hemos decidido permanecer las próximas horas en La Habana, acompañando al Comandante y a su familia, muy atentos al proceso de evolución de su situación actual.’’

Lejos de un entendimiento realista sobre el estado de situación del Presidente Chávez y de la responsabilidad con la cual ha procedido tanto él como su Vicepresidente, que es como debe ser, la derecha no ha pensado en la difícil situación que enfrenta el presidente de la República y hacer votos por su restablecimiento. En su lugar se dedica a propagar todo tipo de rumores sobre su estado de salud dirigidos a aumentar la incertidumbre política. A pesar de que los informes oficiales más recientes siguen señalando ‘’el complejo estado postoperatorio’’ de Chávez, esa derecha sigue insistiendo en que el gobierno le miente al país sobre la condición de Chávez. Sobre este particular, el Vicepresidente Maduro ha hecho un fuerte señalamiento a esa derecha política que sigue especulando con la salud de Chávez, llamado al pueblo venezolano a ‘’vacunarse contra la mentira’’.

Ciertamente un desenlace negativo del cuadro médico por el que atraviesa el Presidente Chávez, que es una variable en esta situación, sería un fuerte golpe a la Revolución Bolivariana y para toda la lucha revolucionaria en América Latina. Pero los pueblos que se afianzan en avanzar por la vía revolucionaria saben que en el camino se reciben fuertes golpes. Sin embargo, esos mismos golpes, cuando la semilla de la revolución ha sido bien sembrada y sus raíces, como las de un árbol frondoso están bien afianzadas en la tierra, esos mismos golpes son aquellos que tienen el potencial de templar aún más el espíritu de lucha y militancia que los lleve hacia adelante.

La Revolución Bolivariana que vive Venezuela, inspirada por el Libertador Simón Bolívar a la distancia de más de dos siglos, y desarrollada hoy bajo la dirección del Comandante Hugo Chávez, si bien muy joven aún, ha tenido el apoyo de su pueblo; y una revolución que se sostiene en la fuerza del pueblo, si persevera en ello, es una revolución que a la larga prevalece.

Cuando Chávez propuso la creación del PSUV lo hizo, citando sus propias palabras, con el propósito de dotar a Venezuela de ‘’un partido capaz de reunir en su seno a todos los venezolanos y venezolanas dispuestos a luchar por construir el socialismo en nuestro país.’’ En aquel momento todavía la propuesta de Chávez, soñada cuando apenas tenía 23 años de edad y se propuso juramentar cuatro soldados como parte del ‘’Ejército Bolivariano de Liberación del Pueblo de Venezuela’’, le faltaba un mayor desarrollo y una mayor fortaleza. Le tocaría aún a Chávez inspirar el Movimiento Bolivariano 200 (MBR–200); pasarían todavía diez años más para llegar a la Rebelión del 4 de febrero de 1992, luego la prisión; y más adelante, con mayor fuerza, la fundación el 19 de abril de 1997 del ‘’Movimiento V República’’. Es desde ese esfuerzo, en que diez años más tarde, en 2007, los esfuerzos revolucionarios desembocarían en la fundación del Partido Socialista Unido de Venezuela. Recapitulando esa acumulación de experiencias, el 30 de diciembre de 2006, citando a su vez del Libertador Simón Bolívar, el Presidente Chávez diría: ‘’Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.’’

Ese espíritu revolucionario en Chávez y en los cuadros que dirigen hoy Venezuela, es lo que la derecha política venezolana entregada a los grandes intereses oligárquicos no comprende. Quizás sea el momento de que repasen el himno nacional venezolano. Allí, en su letra, quizás encuentren la respuesta: ‘’Gloria al bravo pueblo/ que el yugo lanzó…’’