11 dic. 2013

Mirando al Sur: Mandela

Julio A. Muriente Pérez / Copresidente MINH

Tuve la oportunidad de visitar Suráfrica en el año 1998. Asistí a la Conferencia Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, que se celebró en Durban. Allí tuve el privilegio de conocer a Nelson Mandela, de estrechar su mano, de comentarle sobre Puerto Rico y escuchar sus sabios consejos, de emocionarnos con su presencia.


Fue un privilegio extraordinario que deseo compartir con quienes lean estas líneas, escritas con la alegría de saberme contemporáneo, de un ser humano como Mandela.

Mandela fue un combatiente, un luchador, un revolucionario. Un subversivo. Su gran compromiso consistió en subvertir el espantoso régimen racista del Apartheid, criatura perversa con la que una minoría de colonizadores blancos impuso el más grotesco de los sistemas de gobierno contra la mayoría del pueblo surafricano.

Por eso se vinculó a temprana edad con el Congreso Nacional Africano (CNA), organización que por décadas encabezó la lucha contra los racistas blancos. Llegó a ser uno de los principales dirigentes de esa organización, al punto de que le fue confiada la organización de la rama armada del CNA. 

Cuando Nelson Mandela fue arrestado no estaba desojando margaritas. Estaba dirigiendo la organización del brazo armado del CNA. Estaba coordinando la compra de armas, el entrenamiento de combatientes y las acciones que se realizarían para golpear duramente a los enemigos del pueblo surafricano.

Tras su arresto,  la prisión. En esos 27 años en que Mandela estuvo preso, su pueblo no dejó de luchar un solo instante. Los racistas y sus aliados se vieron forzados a liberarlo, a desmantelar el Apartheid y convocar a elecciones generales, en las que participaría—por primera vez—la mayoría negra.

Fue así como Nelson Mandela se convirtió, con la fuerza de su pueblo, en el primer presidente negro de Suráfrica.

En su vida y su obra, en sus convicciones y aspiraciones, en su valentía y transparencia se sintetizan las aspiraciones y sueños de millones de hombres y mujeres. Porque, en nuestros adentros, en nuestros sueños, todos somos Mandela.

*Puerto Rico mirando al Sur, columna semanal del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico en el periódico del gobierno bolivariano de Venezuela, Correo del Orinoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario