15 nov. 2013

Los niños hablan y escriben de Oscar López

Clic para ver el vídeo.
Francisco Rodríguez-Burns / El Nuevo Día

Participarán en actividad el próximo sábado en la playa del Escambrón. 

Escriben ante sus maestros en la escuela Casa Montessori del Niño en Cupey o en la intimidad de su hogar. Dibujan o colorean sus cartas que serán enviadas al preso político Oscar López Rivera, quien lleva encarcelado hace 32 años por sus vínculos con un grupo clandestino al que se le atribuyó una serie de atentados durante los años 70 y 80 en Estados Unidos.

Las cartas de los niños varían en su temática. Una niña habla de su vida en Vieques mientras vincula la muerte de su abuela y el cáncer de su tío con las prácticas bélicas que la Marina realizó en la Isla Nena por más de 60 años. Otros aseguran comprender, aunque no necesariamente se solidarizan, con la lucha que libró López a favor de la independencia de Puerto Rico.

Pero todas los escritos se hilvanan por el mismo hilo conductor: una petición por la excarcelación de López, exmiembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y que fue descrito por los federales como el líder de una célula de la organización en Chicago. Una decena de cartas serán leídas durante una ceremonia que se celebrará el próximo sábado a las 3:00 p.m. en el área de la pocita de la playa Escambrón, en San Juan. Se insta la participación del público en general, particularmente de los menores de edad.

Los niños de la escuela de Montessori se inspiraron por una serie de cartas que el preso político ha enviado a su nieta Karina y que se han publicado en El Nuevo Día. La playa resultó ser un lugar idóneo para la actividad del sábado ante una misiva en que López relata un sueño en que pudo compartir con su hija y nieta frente al mar.

“El amor de un abuelo es muy especial y la mayoría de los niños lo añoran”, sostuvo la directora de la escuela Montessori, Graciela Mercado. “Los niños están viendo esto desde la perspectiva de derechos humanos, no como un asunto que esté vinculado a una política de izquierda o derecha”, subrayó.

Conocimiento a través del periódico

Los niños de escuela elemental se iniciaron en la lectura de las cartas mediante tareas relacionadas con los periódicos.  Maestros de español y de historia enmarcaron las discusiones del preso político dentro del tema de derechos humanos, aunque no se tocó el asunto desde la perspectiva de las víctimas de los bombazos que se vincularon con la FALN y que fundamenta la mayoría de los argumentos en contra de la excarcelación del preso político.  Cabe señalar, sin embargo, que defensores del convicto niegan que éste haya participado en actos de violencia.

Perspectiva histórica

Para el maestro de historia, Luis Rivera Giménez, la discusión del tema puede ampliar los horizontes de los menores sin caer en una discusión que margine por razones políticas.

“A medida que se van integrando los niños a los problemas que hay en el mundo ellos lo van atendiendo mejor”, indicó el maestro. "Se le ha explicado como personas como Oscar han luchado por los derechos. En el caso de Oscar él está cumpliendo una condena por luchar por unos derechos, correctos o no, son sus ideales", añadió el maestro.

Crimen, castigo y perdón

El confinado fue sentenciado a principios de los años 80 a 55 años de cárcel por cinco cargos de conspiración sediciosa, robo armado, violaciones de armas y transportación interestatal de propiedad robada y también fue encontrado culpable por conspiración en un intento de fuga en 1988. Posteriormente, el convicto rechazó, en solidaridad con otros presos políticos, un indulto en 1999 del entonces presidente Bill Clinton.

Durante los pasados años han crecido las voces para la libertad de López, natural de San Sebastián y quien fue condecorado con la Medalla de Bronce en la Guerra de Vietnam. El movimiento para su excarcelación se integra por un gran gama de figuras reconocidas, como el congresista José Serrano y el cantante Ricky Martin.

Ahora algunos le están prestando más atención a los niños.

“Querido Oscar López, 

Sé que no ha sido fácil tu vida dentro de la cárcel…Pienso que eres una buena persona”, escribió el estudiante Francisco R. Alonso, de 11, mientras leía su carta en la escuela Montessori. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario