10 nov. 2013

La crisis económica de la Isla está fundamentada en el status

El Nuevo Día

En un editorial, el diario The Washington Post reconoce que la crisis económica de Puerto Rico está fundamentada en la estructura de su actual status político.

Pero al mismo tiempo, considera que la solución del dilema de las relaciones entre Washington y San Juan deberá aguardar porque la Isla logre salir de la crisis económica y financiera.

“Los problemas económicos y financieros de Puerto Rico son estructurales - trazables, en última instancia, a su confusa condición política, que  todavía no se ha resuelto a pesar de décadas de tediosas disputas políticas. Habrá suficiente tiempo para debatir esto más adelante. Por ahora, y probablemente en los próximos años, el problema más mundano de asegurar la solvencia (económica) tendrá que tener prioridad”, indica.

No hace alusión alguna al plebiscito de status de hace un año.

Aunque en teoría el Congreso pudiera optar por ofrecer asistencia económica especial a la Isla, con el apoyo de una junta financiera como la que se le impuso a Washington D.C. en la década de 1990, el diario advierte que eso no va a ocurrir.

“El Congreso es hostil a los rescates, los puertorriqueños no lo están pidiendo- todavía - y no se tiene claro cómo esa solución puede encajar en el marco legal y constitucional único que vincula a Puerto Rico y Estados Unidos”, agrega.

El editorial surge semanas después de que en la prensa financiera de Nueva York, principalmente, se debatiera el interés de inversionistas y analistas de Wall Street en que el Gobierno federal intervenga directamente para evitar una debacle financiera en la Isla, en momentos en que se ha quedado casi sin acceso a la emisión de nueva deuda a una tasa de interés baja y cayera el valor de sus bonos municipales.

The Washington Post reconoce que la Constitución de Puerto Rico no permite al gobierno de la isla incumplir los pagos a los bonistas y tampoco puede declararse en quiebra.

Para la junta editorial del principal periódico de la capital estadounidense, aunque el gobierno de Puerto Rico ha adoptado nuevos impuestos y solo planifique pedir prestado unos $750 millones durante este año fiscal, la menor cantidad desde 2009, el gobierno todavía va a estar gastar demasiado dinero a corto plazo en obligaciones como pagos de intereses.

Destaca que desde 2004 la economía de Puerto Rico ha decrecido en un 16% y atribuye la recesión iniciada en 2006  a la desaparición de la sección 936 del Código de Rentas Internas federal, que otorgaba privilegios contributivos a corporaciones estadounidenses establecidas en la Isla.

El diario sostiene que son muchos los villanos culpables de la crisis económica en la Isla y destaca la ironía de que Puerto Rico solo logre llamar la atención de Estados Unidos  cuando está en serios problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario