1 oct. 2013

La revocación de la nacionalidad dominicana a haitianos

Compañeros todos,

Con sorpresa, dolor e incredulidad he recibido la noticia de la decisión inapelable del  Tribunal Constitucional Dominicano sobre la inmediata revocación de la nacionalidad a todo descendiente de haitianos nacido en la República Dominicana después del 1929.

De ser cierta esta información, cerca de cuatro generaciones de hermanos antillanos nacidos de familias haitianas en República Dominicana perderán todo sus derechos y corren el riesgo de ser deportados a un país que no conocen.

Ciertamente conservo la esperanza de que pueda haber una solución y/o revocación  a este fallo que nos afecta a todos los antillanos que albergamos el sueño del Libertador Simón Bolívar y nuestro Eugenio María de Hostos.

¿Qué sería de nuestros hermanos dominicanos que han construido su vida en otros países si la decisión les afectara a ellos? Meditemos en lo que sucedería si un decreto de esa naturaleza se aprobara en Estados Unidos de América. ¿Como se afectarían nuestros hermanos dominicanos en ese país? 

Respetuosamente solicito a las autoridades de nuestra isla hermana reconsideren esa decisión inapelable. No puede ser inapelable tal injusticia. Tiene que existir una forma de trabajar esta situación de forma mas humana.  Conocemos de primera mano todos los efectos de una inmigración masiva, sobre todo en países de recursos limitados, pero no puede ni debe ser esta la solución. Tiene que existir alguna forma de resolver esta situación; preservando la dignidad, respeto y derecho a las decisiones en los asuntos internos de ambos países caribeños.

Conmino a todos los que creemos en la justicia y los derechos humanos a pronunciarse en contra de esta decisión. Esta en la voz de los pueblos tratar de evitar la implementación de esta medida.

Si a pesar de todos los esfuerzos se sostiene esta determinación, respetuosamente solicito al Sr. Alcalde de Mayagüez José Guillermo Rodríguez, su Legislatura Municipal y el Gobierno de Puerto Rico que considere la posibilidad de solicitar que los restos de nuestro patriota y prócer, Mayagüezano y Antillano, Eugenio María de Hostos se repatríen a Mayagüez, su ciudad natal.  Siempre se respetaron sus deseos de mantenerse entre los dominicanos, que tanto lo amaron y respetaron, hasta que Puerto Rico fuera libre, pero no tengo la menor duda de que nunca avalaría con su presencia un acto discriminatorio de esta magnitud.

Nos dice el humanista e independentista puertorriqueño don Domingo Marrero Navarro: 

“El hombre es posibilidad pura. El hombre vale, no por lo que es sino por lo que pueda llegar a ser. Vale no por el sentido de su propia justicia o de sus propios méritos.  Vale pecador como es, no por su pecado, vale amarillo como es, no por su raza. Vale desamparado como está, no por su desamparo. Vale porque es en esencia posibilidad de ser. Vale porque es persona.”

Solicito envíen esta comunicación a todos sus contactos. 
Sinceramente,

Marta Brás Vilella Vda. Mari Brás

27 de septiembre de 2013
San Juan, Puerto Rico

No hay comentarios:

Publicar un comentario