22 sept. 2013

El paseo recreacional: un riesgo para nuestra vida y seguridad

La Autoridad de Carreteras pretende construir un paseo de bicicletas y peatones dentro de la zona marítimo terrestre de nuestra costa. El paseo consiste de una carretera de asfalto de 12 a 14 pies de ancho y de kilómetro y medio de longitud. Comenzaría en el Puente de las Banderas hasta la Avenida Dos Palmas.

El paseo, lejos de ser un proyecto de recreación, sería uno peligroso y riesgoso para nuestra Comunidad. Durante su construcción se impactarán 385 palmas, 128 matas de uvas playeras, 85 palmas de coco, 28 emajaguillas, entre otra vegetación. Como sabemos, la vegetación playera, además de darle verdor y belleza a la playa, es la que nos protege de marejadas, del aumento del nivel del mar, huracanes, vientos, inundaciones y tsunamis.

Nuestra Playa se encuentra en un grave estado de erosión. Los que hemos vivido muchos años en el lugar podemos dar fe que nuestra Playa se ha ido achicando y tenemos el mar cada día más cerca de nuestras viviendas. Vivimos en una constante amenaza de marejadas ciclónicas y tsunamis. 

Pretender construir en esta zona es agravar el problema de erosión y aumentar el riesgo y el peligro para nuestras familias. Si el gobierno no tiene soluciones para resolver el deterioro de nuestras playas, lo mejor que debe hacer es no aumentarlo.

Al igual que el proyecto del gasoducto, esta construcción atenta contra la vida y la seguridad de nuestras familias. Comunícate! Intégrate! Pronto vamos a convocar a una Asamblea de la Comunidad.

Toabajeños en Defensa del Ambiente (410-0574)

***

Achacan a la Autoridad de Carreteras atentar contra la estabilidad de las costas

Inter News Service

La organización Toabajeños en Defensa del Ambiente (TDA) denunció que la Autoridad de Carreteras tiene el propósito “perverso y descabellado” de construir una autovía de asfalto sobre arena, dunas y vegetación playera, disfrazada de “paseo recreacional”.

El portavoz de TDA, Juan Camacho, explicó que se trata de una línea de asfalto de 1.4 kilómetros, de 12 pies de ancho, edificado sobre la arena, dunas, palmas, árboles, uvas y toda la vegetación playera del lugar.

El proyecto, que será utilizado para bicicletas y peatones, según dijo a la agencia Inter News Service (INS), se extenderá desde la parte oeste del puente de las banderas en Toa Baja hasta la gomera Dos Palmas, y su construcción será a un costo de 1,7 millones de dólares.

“Esto no aminora el tráfico de automóviles por la zona ni tampoco conduce a ningún lado a quienes lo utilicen”, agregó Camacho, quien dijo que integrantes de Toabajeños en Defensa del Ambiente se reunirán mañana con la secretaria del Departamento de Recusos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero Pérez, y con el director de la Autoridad de Carreteras, Javier Ramos.

Como parte de la construcción, se removerán 385 palmas, 128 matas de uvas playeras, 85 palmas de coco, 28 emajagüillas, entre otra flora, dijo Camacho.

Subrayó que este proyecto “es una masacre ambiental”, a la vez que recordó que tanto las dunas como la otra vegetación actúan contra la erosión costera, además de ser barreras protectoras contra marejadas, huracanes y tsunamis.

“Esta carretera pudiera impactar de manera negativa a las tortugas marinas amenazadas y en peligro de extinción, las cuales anidan en distintos lugares de la playa.

En la última temporada de anidamientos, entre los meses de marzo a julio, se detectaron 367 nidos, según la organización Chelonia, que se dedica a la investigación y conservación de tortugas marinas en la playa.

“Siendo nuestra costa muy sensitiva debido a un constante proceso de erosión, cualquier actividad de trastoque y remoción de su vegetación alteraría y empeoraría su estado”, apuntó el activista comunitario.

Camacho expresó que “en lugar de gastar recursos en proyectos descabellados y amenazantes para nuestras costas, las agencias gubernamentales deberían invertir en proyectos y alternativas dirigidos a proteger y conservar las mismas”.

Emplazó al DRNA para que detenga este proyecto, a pesar de que la ley permite la construcción en la zona marítimo terrestre de algunos proyectos, especialmente los puramente recreativos o que sean de usos relacionados al mar.

Consideró que se debe evitar la construcción de proyectos como este, que lejos de tener estas características, constituye un peligro para el área.

No hay comentarios:

Publicar un comentario