17 abr. 2013

Independentistas reaccionan a propuesta Obama sobre estatus

Cándida Cotto / Claridad

En lo que resultó ser un anuncio inesperado para los diversos sectores políticos en Puerto Rico, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la semana pasada que en su propuesta de presupuesto se incluyó la asignación de $2.5 millones de dólares para la posible celebración de otra consulta sobre el estatus político de la Isla.

Noel Colón Martínez
A juicio del experimentado analista político licenciado Noel Colón Martínez, es posible que la propuesta de Obama responda a que los asesores del Presidente hayan discutido el hecho de que Puerto Rico rechazó la relación colonial actual en el plebiscito celebrado en las elecciones pasadas y que este elemento pudiera ser traído a la próxima discusión sobre Puerto Rico en la ONU. Consideró que también sería un elemento para contrarrestar la posibilidad de que se presente un proyecto de estadidad en el Congreso para lo cual nadie está preparado, ni en el Congreso, ni en Casa Blanca, según afirmó. Tampoco descartó que la acción sea para mantener una vez más la división entre los puertorriqueños.

Según Colón Martínez, el presidente Obama tenía la opción de enviar un proyecto de administración al Congreso recomendando un plebiscito con el aval congresional y todo lo que ello implica. Pero como el Presidente sabe que la Cámara de Representantes Republicana no aprobará un proyecto de plebiscito de origen Demócrata, optó por “un cortito mensaje de presupuesto”, donde dice que le pide al Congreso que separe $2.5 millones para la celebración de un plebiscito en Puerto Rico. El plan de Obama, advirtió y criticó Colón Martínez, no contiene el aval congresional, mucho menos se compromete con los resultados finales para que sea un proceso auto ejecutable. Reparó en que Estados Unidos está actuando sobre la base de la cláusula territorial con lo que se abroga el poder de actuar.

Lo más grave del plan Obama, según Colón Martínez, es que el Procurador General de Justicia de Estados Unidos será quien determinará si las definiciones de estatus son válidas de acuerdo a la constitución y ordenamiento jurídico de Estados Unidos. Incluso ordena que no se erogue un dólar hasta que el Procurador General no apruebe lo que se haría en Puerto Rico. Según lo estipulado por el Presidente, cada partido definiría su fórmula y la enviaría al Procurador General, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico diseñaría el proceso de la consulta y la Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico (CEE) debería instrumentarlo, incluyendo una campaña educativa basada en las alternativas aprobados por el Procurador General.

“Eso devuelve a Puerto Rico el problema otra vez porque no hay ninguna disposición que obligue al Congreso a actuar y ya Pierluisi anunció que presentará un proyecto en el Congreso para que refleje el resultado del plebiscito que se celebró aquí”, denunció Colón Martínez.

Ante la evidente intención del comisionado residente, Pedro Pierluisi, de torpedear la propuesta del presidente Obama y de que en el Partido Nuevo Progresista (PNP) hay voces que se oponen al proceso, como el ex presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, quien dijo que aceptar el proceso de Casa Blanca era “doblar rodilla” y que otro supuesto asesor cercano a Obama, el abogado Andrés López, también rechaza el plan, Colón Martínez expresó que “con todos estos truenos pienso que no va a ocurrir absolutamente nada con el proyecto”.

Colón Martínez dijo que el plan de Obama es el mismo que hizo Bill Clinton en el 2000, incluso la cantidad asignada, pero no se llegó a nada. “Ninguno de los dos procesos cumple en lo absoluto con el derecho internacional, ni con el reconocimiento a la libre determinación de los puertorriqueños, que fue lo que Obama le prometió a Puerto Rico durante su campaña electoral”, denunció Colón Martínez. Añadió que no se respeta la Resolución 1514 de la ONU que reconoce el derecho a la independencia de Puerto Rico. “Aquí se actúa como siempre ha actuado el Congreso para con Puerto Rico, pensando que ellos tienen el poder, que ellos son los que deciden los procesos y que después de todo, ellos los resultados no los tienen que reconocer”, manifestó sobre la conducta del Congreso y la Casa Blanca.

Carlos Gallisá
Por su parte, el veterano analista político y líder independentista, licenciado Carlos Gallisá, censuró que con el plan de Obama el gobierno de Estados Unidos se zafa de cualquier obligación de legislar un plebiscito para Puerto Rico, y a su vez Obama libera al Congreso de legislar y comprometerse. En segundo lugar, Obama incumple la palabra que le dio a los Populares de que él iba a presentar legislación al Congreso para la celebración de un plebiscito en Puerto Rico que fuera vinculante para el Congreso con los resultados.

En opinión de Gallisá, la acción de Obama a su vez permite que el PPD se zafe de su compromiso de celebrar una asamblea constitucional de estatus. Gallisá dijo estar seguro de que el PPD acogerá el plan de Obama. En cuanto al PNP, dijo que ese partido, aunque con un poco de discusión, acogerá el proyecto porque tampoco quiere presentar al Congreso un proyecto de admisión como estado, invocando los resultados del pasado plebiscito. En lo que respecta al Partido Independentista Puertorriqueño (PIP,) comentó que aunque anticipaba que se opondría a la inclusión de la definición de un ELA colonial todavía no ha rechazado el proceso de manera categórica.

“Esto es otro engaño más y lo que es más bochornoso es que estos dos partidos principales aprobaron el engaño. No hay acto descolonizador en ninguno de los dos. Encima de eso, García Padilla dice que su definición (se refiere a la definición del ELA) es cónsona con la de la asamblea del PPD en la que ELA soberano quedó excluida. El PIP tendrá que hablar si se somete a ese engaño”.

Apuntó que cuando se regrese este año a la ONU hay que denunciar que Estados Unidos continúa sin querer comprometerse a resolver el problema colonial de Puerto Rico.

Partido Independentista Puertorriqueño
En conferencia de prensa la semana pasada, el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Rubén Berríos Martínez, reaccionó que “Cualquier propuesta plebiscitaria que se encamine tanto en Washington como en Puerto Rico se tiene que realizar en el marco del resultado plebiscitario del pasado mes de noviembre, en el que el 54 por ciento de los puertorriqueños votó en contra del régimen colonial actual. Lo contrario sería un menosprecio a la voluntad democrática de los puertorriqueños y un intento de revertir la expresión electoral de una contundente mayoría electoral”.

El Presidente del PIP subrayó que el gobierno de Estados Unidos no puede recurrir a subterfugios para evadir su responsabilidad descolonizadora y advirtió que “Lo que le corresponde al gobierno federal es en todo caso expresarse sobre las condiciones en que aceptaría las distintas opciones descolonizadoras, como reconoce el Derecho Internacional”.

Movimiento Independentista Nacional Hostosiano
En tanto, el copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Héctor Pesquera Sevillano, denunció que lo que se ha conocido hasta ahora es de un “plebiscito diseñado dentro de los parámetros del colonizador, no es otra cosa que un plebiscito colonial que no se ajusta ni al derecho internacional ni al derecho de los puertorriqueños a su libre determinación, ni a ejercer nuestra soberanía”.

Pesquera Sevillano también censuró el asunto de las definiciones de las fórmulas de estatus. Observó que la propuesta ni siquiera reconoce los resultados de lo que calificó como “la encuesta”, refiriéndose al plebiscito que se celebró en noviembre el día de las elecciones, que arrojó que a la mayoría del país, “no le interesa seguir siendo una colonia de Estados Unidos y que hay un grupo grande, mayoritario, que quiere opciones distintas a la estadidad, los que dejaron la papeleta en blanco, el ELA soberano, la independencia, los que rompieron la papeleta, no mencionan para nada que hubo esa encuesta”.

Pesquera Sevillano declaró que el MINH seguirá insistiendo en que “sólo la convocatoria a una asamblea constitucional de estatus en el pleno ejercicio de nuestra soberanía podría servir de mecanismo para llevar una propuesta coherente, descolonizadora, que podamos presentar como pueblo a Estados Unidos y no divididos en tribus”. A su vez reclamó que un primer paso para demostrar que Estados Unidos actúa de buena fe para resolver el problema de estatus es liberar a los presos políticos puertorriqueños, quienes están en prisión precisamente por luchar por la descolonización.

Movimiento Unión Soberanista
Otra voz del independentismo que criticó el plan del presidente Obama, fue el Movimiento Unión Soberanista (MUS). La presidenta licenciada Mariluz Guzmán, fue enfática al atribuir que plantearle nuevamente al país la celebración de un plebiscito, “demuestra la falta de seriedad que el gobierno estadounidense le da a este problema centenario del cual ellos son directamente responsables”. Eso ante la cantidad de plebiscitos que se han celebrado en el país sin ningunos resultados.

De igual manera rechazó el que sea el Departamento de Justicia quien sea el que defina las opciones de estatus, acción que dijo no le compete, como el plantearse el que entre las definiciones figure el ELA territorial. “Es el ELA territorial lo que nos ha causado tanta división, como el gobierno de Estados Unidos lo puede considerar como una alternativa descolonizadora que nos encamine a una solución de estatus. Eso a nuestro juicio demuestra la poca seriedad que el gobierno estadounidense le da este problema”.

La Presidenta del MUS coincidió con la denuncia de que la propuesta de Obama le da la oportunidad al gobernador García Padilla de abandonar la postura de la celebración de una ACE. “ Me parece que es una tomadura de pelo al país y que lejos de estar diciendo que esto es conveniente creo que los puertorriqueños deberíamos impulsar que Estados Unidos abandone el discurso de que esto es un problema domestico, no lo es porqué el coloniaje es un problema de derecho humanos de derecho internacional”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario