24 feb. 2013

Choque violento en la marcha contra la APP del aeropuerto


Por Rebecca Banuchi / El Nuevo Día


Tras mantener limitado el acceso al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, por poco más de media hora, los manifestantes opuestos a que se privatice esa instalación culminaron el piquete que efectuaron en la tarde del domingo, y que obstruyó la entrada y salida principal del lugar.

La protesta culminó con el saldo de un manifestante arrestado, quien permanece detenido en el cuarte del aeropuerto y cuya custodia no se ha determinado si pasará a manos de las autoridades federales o estatales, según el coronel Juan Rodríguez, director de seguridad de Puertos de la Policía.

Tras vivirse momentos de tensión entre las autoridades y los manifestantes, Scott Barbés, miembro del comité organizador de la actividad solicitó a los activistas que abandonaran el área y proclamó el éxito de la marcha.

“La actividad de hoy ha ido más allá de forma muy positiva en el cumplimiento de los objetivos trazados por el grupo Pueda (Pueblo Unido en Defensa del Aeropuerto)”, dijo Barbés.

“Más allá de decir presentes, vamos a traducir esto en movilización masiva ahora. El aeropuerto está cerrado. El llamado que hacemos es que con esa misma militancia con que entramos aquí y nos dimos a respetar, retornemos al área de la marginal en actitud victoriosa”, añadió justo antes de que finalizara la protesta.

La marcha en contra de la Alianza Público Privada (APP) del aeropuerto tomó un rumbo imprevisto, luego de que la Policía estatal bloqueara el paso de los manifestantes en el área que se había dispuesto para la manifestación.

Las autoridades negaron el paso hacia los predios de la entrada a la instalación aeroportuaria, argumentado que era el único acceso disponible para que el público llegara, debido al cierre del puente Teodoro Moscoso con motivo de la carrera World’s Best 10k.

Ante la insistente negativa de la Policía para darle paso a la marcha, los manifestantes invadieron súbitamente la avenida Román Baldorioty de Castro, dificultando el paso por esa transitada vía. Ello con la intención de llegar hasta el área verde, cerca de la entrada del aeropuerto, y caminar hacia la salida, que en su momento, fue la única vía de acceso.

Los ánimos se caldearon cuando los manifestantes trataron de quitar las vallas que puso la Policía para bloquear el paso y comenzaron a lanzarlas contra agentes de la Unidad Montada, que intentaban repeler el ataque. Agentes de la unidad de Operaciones Tácticas llegaron hasta el área para reforzar la seguridad.

A las 3:05 p.m. los manifestantes lograron paralizar el acceso del público hacia la entrada con un piquete improvisado, y se mantenían cantando consignas. La salida del aeropuerto también fue cerrada, por lo cual, se utilizaron los carriles marginales para viabilizar el paso.

La marcha encabezada por la organización Pueda, que salió a las 2:00 p.m. de la urbanización Los Ángeles, en Carolina, se une a otras concentraciones como la caminata realizada la semana pasada en busca de que el gobernador Alejandro García Padilla cancele el contrato de la APP con el que se dejaría al aeropuerto en manos privadas por 40 años.

“Una cosa es la transacción en un escritorio y otra es hacer la entrega del aeropuerto”, dijo el portavoz de Pueda, Juan Camacho, quien anticipó que la lucha civil en contra de la APP del aeropuerto continuará.

Algunos participantes en la marcha cargaban letreros que leen: “Alejandro, no valides los errores de Fortuño” y “Alejandro, te estás ‘afortuñando’”.

Entre los presentes, estuvo el representante popular Luis Vega Ramos, quien al igual que el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, se ha manifestado en contra de la transacción desde sus inicios.

Vega Ramos afirmó que existen medidas alternas a la privatización del aeropuerto que pueden remediar la crisis fiscal de la Autoridad de los Puertos. A modo de ejemplo, mencionó que se debe investigar qué deudas mantiene la corporación pública que podrían ser renegociadas, así como auscultar las maneras de aumentar los recaudos de la entidad mediante el cobro de deuda vieja.

“Hay otras alternativas que debemos explorar, pero el riesgo de entregar por 40 años el aeropuerto no se puede justificar por la situación fiscal de Puertos”, subrayó Vega Ramos.

Foto: (Dennis Rivera / GFR)

No hay comentarios:

Publicar un comentario