28 feb. 2013

Arresto, altercados y tensión durante marcha contra privatización del aeropuerto

Foto por: Manolo Cintrón/Especial para CLARIDAD

Por Lyanne Meléndez García/Inter News Service

Carolina, 24-02-2013.- Un arresto, varios altercados y mucha tensión fue el ambiente que prevaleció hoy cuando centenas de manifestantes en contra de la privatización del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín (AILMM) ganaron acceso más allá del perímetro establecido por la Policía puertorriqueña al entrar al área verde que originalmente pretendían alcanzar.

Un militante del Partido Nacionalista de Puerto Rico (PNPR), identificado como Víctor Domínguez, fue el arrestado por agentes del Homeland Security.

Domínguez, quien fue identificado como un veterano de la guerra de Irak, logró penetrar junto a otros manifestantes más allá de la zona a la que se les permitió, por lo que un oficial de Homeland Security ordenó que se le arrestara, lo que procedieron a hacer otros agentes que le quitaron una bandera puertorriqueña y la lanzaron al suelo, según Miguel Reyes, también del PNPR.

El presidente del PNPR, Francisco Torres, denunció que se arrestó a Domínguez “solo por ejercer su derecho a la libre expresión y como parte de la persecución que históricamente han llevado las agencias de represión, tanto del gobierno federal como de la administración colonial”.

Un gran despliegue de seguridad se produjo desde temprano en la tarde, que incluyó a agentes de la Policía Montada, para evitar que los manifestantes convocados por la organización Pueblo Unido en Defensa del Aeropuerto (Pueda) llegaran hasta la entrada principal de la terminal aérea.

Los coroneles William Orozco y Juan Rodríguez explicaron a la agencia Inter News Service (INS) que habían dialogado con José Rivera Santana, del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), para establecer el área hasta donde podrían llegar los participantes en la protesta.

Sin embargo, en un momento, muchos de los que protestaban saltaron algunas vallas para avanzar hacia la terminal aérea, lo que originó una mayor presencia policial.

La Policía bloqueó el paso a la protesta, lo que provocó que se establecieran estrategias distintas, por lo que cuando algunos grupos avanzaron se produjo la intervención de los agentes federales.

Esto no impidió que algunos jóvenes lograran entrar más allá de donde originalmente pretendían llegar.

Aunque no se registraron heridos de gravedad ni la violencia aumentó, sí hubo varios altercados entre la Policía Montada y los manifestantes, y se interrumpió el paso del aeropuerto por cerca de media hora en la que los manifestantes realizaron un piquete frente a una línea de policías.

El portavoz de Pueda, Juan Camacho, atribuyó a la intransigencia de la Policía el conato de violencia que se produjo a punto de concluir la marcha.

“Tratamos de dialogar para que todo terminara en armonía, pero no fue posible razonar con los policías”, aseguró el activista social, a la vez que expresó su preocupación de que se haya consumado un acuerdo.

El ambiente final de tensión fue muy diferente al que había durante el inicio de la marcha en la que centenas de manifestantes, convocados por la organización Pueda, se congregaron en la urbanización Los Ángeles, en Carolina, para marchar hacia la terminal aérea con pancartas en la que mostraban su repudio a la transacción que dará el control de la principal terminal aérea del país al consorcio mexicano-estadounidense Aerostar Airport Holdings.

“Nuestro aeropuerto no se vende ni se alquila” y “Alejandro tu mamá está avergonzada de ti”, se leía en algunas de las pancartas de los manifestantes.

Integrantes de Pro Solidaridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Prosol-UTIER), la Hermandad de Empleados de Oficina, el Partido del Pueblo Trabajador, la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (UNETE), el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el Movimiento Unión Soberanista (MUS) y el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) participaron en la protesta.

“Gasoducto y aeropuerto, dos negocios muy siniestros” y “Los azules los crearon y los rojos lo aprobaron”, entonaban los manifestantes.

Entre los participantes en la protesta se pudo ver al representante Luis Vega Ramos, del oficialista Partido Popular Democrático (PPD), quien se opone a la transacción que el gobernador Alejandro García Padilla ha expresado acogerá si recibe el visto bueno de la Administración Federal de Aviación (FAA, siglas en inglés).

Luego de la marcha, Vega Ramos declaró a la agencia Inter News Service que “en mi opinión había un área idónea en la cual la policía nos debió haber dejado llegar, que era el área verde justo a la entrada del aeropuerto”.

Vega Ramos reiteró que la explanada verde a la entrada del AILMM “era un área idónea para que los manifestantes pudiéramos tener un punto final donde expresar nuestra posición sin entorpecer el funcionamiento del aeropuerto”.

“Me hubiese gustado que se hubiera podido llegar a un entendimiento que nos permitiera discurrir hasta esa área verde que era lo suficientemente amplia para permitirnos culminar nuestra manifestación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario