12 sept. 2012

Mirando al Sur: Pedro Albizu Campos


Por Ángel Rodríguez León / MINH

Cada 12 de septiembre, los puertorriqueños conmemoramos el natalicio de Pedro Albizu Campos, nuestro más grande revolucionario del siglo XX.

Albizu irrumpió en la política puertorriqueña durante la década de 1930. Una economía de explotación que sumía a la mayoría de los puertorriqueños en la miseria, mientras un puñado de empresas de EEUU ganaban millones,  gobernadores yanquis que ejercían un poder tiránico y un sistema de instrucción que pretendía eliminar el español como idioma vernáculo formaban el cuadro del país.

En ese contexto, Albizu asume la presidencia del Partido Nacionalista. Bajo su liderato, ese partido se constituyó en la más frontal oposición al régimen colonial. Albizu reivindicó el uso de la violencia revolucionaria para combatir la violencia imperial, lo cual condujo a una serie de enfrentamientos sangrientos entre nacionalistas y las fuerzas coloniales. Corrió la sangre de ambos lados, sacudiendo las conciencias de la Nación y poniendo en jaque al imperialismo. La represión fue brutal en los años 30.

En 1950, la Revolución Nacionalista fue una contundente denuncia ante el intento yanqui de engañar al mundo, diciendo que resolvería el problema colonial puertorriqueño. Cuatro años después, el nacionalismo volvió a sacudir al imperio, con el ataque al Congreso de EEUU.

Albizu contribuyó a devolverle al pueblo una autoestima herida por el aparato ideológico imperial. Reafirmó el carácter de PR como nación latinoamericana y le imprimió a la lucha por la independencia un carácter profundamente ético.

Hoy, si bien podemos asumir tácticas diferentes a las suyas en la lucha por la independencia, su figura se erige como faro de luz moral que, en su día, alumbrará a todos los puertorriqueños. Ahora, los que seguimos su ideal tenemos la obligación de honrarlo con nuestro trabajo diario.


*Mirando al Sur, columna semanal del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico en el periódico del gobierno bolivariano de Venezuela, Correo del Orinoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario