8 jul. 2012

Declaración final del IV Encuentro de Juventudes del Foro de Sao Paulo


Las organizaciones reunidas en el IV Encuentro de Juventudes del Foro de San Pablo manifiestan:

La actual crisis del capitalismo, que tiene su epicentro en los países centrales de EEUU, Europa, y Japón, ha sido generada por el predominio de los capitales financieros y de la especulación financiera, sometiendo a los Estados nacionales, incluso a los más ricos y poderosos, a los intereses de las grandes corporaciones y el imperialismo, generando un fortalecimiento de la agresividad de las grandes potencias imperialistas sobre los pueblos. Ejemplo de esto son la agresión que las fuerzas del imperialismo norteamericano y de la OTAN han desplegado contra Siria. En este sentido, exhortamos a la comunidad internacional a encontrar una solución pacífica y política a este conflicto y recordar el ejemplo de la situación de Libia. Asimismo, clamamos por la creación del Estado Palestino y de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

La respuesta de los pueblos no se ha hecho esperar: ante el intento de la aplicación de nuevas políticas neoliberales los pueblos del mundo y la juventud como principal protagonista se movilizan. Muestra de esto son las distintas manifestaciones que recorren Europa, África y Norteamérica.

Ante los ojos del mundo, América Latina resurge como una esperanza. La larga noche neoliberal comienza a ser derrotada, y el sueño del alba de los pueblos va construyendo una nueva realidad. Sumado a los ya más de 50 años de heroica revolución cubana, nuestros pueblos han tomado las riendas de su destino, como con la elección de distintos gobiernos progresistas y democráticos en Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela.

Este proceso de avance de nuestros pueblos no está exento de riesgos, el imperialismo aún tiene las garras puestas en nuestro continente. Ejemplo de esto es la presencia militar estadounidense en Colombia, con 9 bases que sirven de plataforma para la agresión a nuestros pueblos con la anuencia de gobiernos lacayos, la IV Flota, la firma del TLC con países hermanos, el fomento de las relaciones del arco del Pacífico como un modelo que socave las experiencias de integración latinoamericana como CELAC, UNASUR, ALBA, MERCOSUR. En este sentido, saludamos el ingreso de Venezuela al MERCOSUR, y exhortamos por la integración del pueblo de Puerto Rico libre a la CELAC.

De igual manera, se han desarrollado nuevos mecanismos destinados a impedir el avance de las fuerzas populares con la complicidad de las oligarquías nativas, el más reciente ejemplo de esto es el golpe de estado contra el pueblo paraguayo. En donde los sectores de poder han montado un escenario desestabilizador con la masacre de Curuguaty. Esto una vez más demuestra que cuando el imperialismo y las derechas se sienten atacados, no les tiembla la mano para hacer correr la sangre de nuestros hermanos. Denunciamos también las irregularidades generalizadas del proceso electoral mexicano y nos solidarizamo con el compañero Andrés Manuel López Obrador.

Los latinoamericanos hemos respondido ante esta nueva agresión fortaleciendo el espíritu de la lucha de los que continúan bregando por transformar la sociedad, en este contexto nacen experiencias como la de Marcha Patriótica que llenan de esperanza a la América Latina, y al pueblo colombiano. Saludamos desde aquí su solicitud de ingreso al Foro de San Pablo. Reclamamos la solución pacífica y negociada al conflicto social y armado colombiano. También es el caso en todo el país. Entusiasmando a los millones de estudiantes que a lo largo y ancho de nuestra América enarbolan las banderas de antimperialismo y unidad llevadas por más de 45 años por la Organizaciones Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes.

En este marco, los jóvenes reclamamos la independencia de Puerto Rico, así como la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y todos los enclaves coloniales en América. Exigimos el cese de las agresiones norteamericanas a nuestros pueblos, el inmediato cese al criminal bloqueo sobre la República hermana de Cuba. Así como la liberación de los 5 héroes cubanos presos en las cárceles de máxima seguridad de los EEUU. Reclamamos también la liberación de todos los presos políticos en nuestro continente, Oscar López Rivera y los presos políticos puertorriqueños, los más de 8.500 presos políticos colombianos, los presos mapuches en Chile, y en el hermano Perú.

En los próximos meses el pueblo latinoamericano encarará una trascendental batalla en el camino de la profundización de los cambios en el continente, el 7 de octubre la suerte de la Revolución Bolivariana será la suerte de toda América. Por eso manifestamos todo nuestro apoyo a la victoria de la Revolución Bolivariana comandada por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, así como también expresamos nuestro apoyo a la elección del Presidente Rafael Correa en las próximas elecciones del hermano país de Ecuador en febrero de 2013.

Asimismo, hemos acordado la conformación del Grupo de Trabajo, integrado por todas las Juventudes del Foro de Sao Paulo, coordinado por las Juventudes del PSUV, Frente Amplio, Frente Sandinista de Liberación Nacional, y Unión de Juventudes Comunistas de Cuba.

En este marco, la movilización de los campesinos, estudiantes, trabajadores, pueblos originarios, movimientos por la libre orientación sexual, igualdad de género, ambientalistas, por el combate a la xenofobia y el racismo, es la única vía para la construcción de un modelo alternativo al injusto orden económico y social que nos han impuesto más de 500 años de explotación y que la actual crisis evidencia. Estos momentos se convierten en una oportunidad histórica para los pueblos del mundo para la construcción de una sociedad donde el hombre no sea esclavo del hombre, justa, igualitaria, humanista, una sociedad socialista.

Desde las tierras bolivarianas, la juventud reunida en el marco del Foro de Sao Paulo convoca a los jóvenes del mundo a redoblar los tambores, a continuar la lucha, a seguir soñando con la herejía, porque estamos convencidos que la libertad de nuestros pueblos no es una simple quimera sino inexorable decreto del destino.

7 de julio de 2012, Caracas, Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario