25 jul. 2012

Colonialismo y narcotráfico en Puerto Rico


Por Héctor L. Pesquera Sevillano / Copresidente MINH

Debido a la condición colonial de Puerto Rico, el responsable de la vigilancia de las costas, espacio aéreo, puertos, aeropuertos, aduanas, inmigración y correos es el gobierno de Estados Unidos. Si queremos hacer un acercamiento analítico del problema del narcotráfico y la entrada de armas ilegales a la isla, tenemos que comenzar por reconocer que las agencias de Estados Unidos han sido un rotundo fracaso en dicha usurpada función. 

Esto tiene una explicación: el 99% la droga que entra a Puerto Rico se consume localmente, por lo que no representa un problema para Estados Unidos “continentales”.

De acuerdo a estadísticas de las agencias federales, el 69% de la cocaína que entra a Estados Unidos lo hace desde Centroamérica a través de la frontera con México y el 30% proviene del Caribe Oriental. De ese 30%, el 9% se la adjudica a la República Dominicana, el 20% entra por el Golfo de México y solo el 1% se identifica como proveniente de Puerto Rico. Así las cosas, Puerto Rico no constituye una prioridad para los gringos.

Quienes sin duda se benefician de la dejadez federal son las grandes cadenas de tiendas norteamericanas establecidas en Puerto Rico que se lucran del dinero que circula producto del narcotráfico, estimado en 14,000 millones de dólares anuales.

A la incompetencia federal para controlar la entrada de drogas al país hay que sumarle la visión policiaca y represiva prevaleciente en Puerto Rico para atender el problema de los adictos. Una visión salubrista de la drogodependencia -medicar al adicto y tratarlo como un enfermo- es la única forma de romperle el espinazo económico al multimillonario negocio del narcotráfico. Si el adicto no tiene que buscar la droga en la calle, se le acabó el negocio al narcotraficante.

Pero este gobierno ni promoverá una visión salubrista de la drogodependencia, ni exigirá el traspaso de la autoridad y responsabilidad de la vigilancia de nuestras costas y puertos. En su enfermiza mentalidad colonial, al Gobernador solo se le ocurre pedirle auxilio al gobierno federal, los mismos que han demostrado ser un estrepitoso fracaso. 

*Mirando al Sur, columna del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico en el periódico del gobierno bolivariano de Venezuela, Correo del Orinoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario