10 jun. 2012

MINH cataloga de 'disparate pedagógico y político' enseñanza en inglés


San Juan, 9 junio 2012 - El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) coincidió con las organizaciones magisteriales y entidades pedagógicas del País en que la enseñanza de ciencias y matemáticas en “el difícil” ocasionará una situación caótica en las 31 escuelas públicas en que se pretende imponer el uso del idioma inglés como instrumento de enseñanza.

“Según anunció el Secretario del Departamento de Educación, Edward Moreno, en agosto de este año comenzará el segundo intento en nuestra historia de americanizar el sistema de instrucción pública en Puerto Rico. Le auguramos un rotundo fracaso en el que lamentablemente nuestros estudiantes serán las víctimas de este disparate pedagógico y político. La materias de ciencias y matemáticas son de por sí difíciles; ponerles una dificultad adicional con la imposición del inglés es injusto, tanto para el estudiante como para el maestro”, señaló Héctor L. Pesquera, copresidente del MINH.

“Ya no se trata es enseñar el inglés como idioma adicional, lo que sería bueno y de provecho para los estudiantes. Ahora la agenda es enseñar en inglés para suplantar el español. Es evidente que estamos ante fanáticos asimilistas a los que poco les importa el aprovechamiento académico de nuestros jóvenes. Los artífices de esta propuesta tienen el delirio y la alucinación de que en un período de diez años en nuestra isla se esté utilizando el inglés como idioma principal, todo ello para complacer a los que exigen la transculturación como requisito para la anexión a Estados Unidos”, dijo Pesquera.

“Por el contrario, nuestra propuesta es  viabilizar el uso del español para facilitar la enseñanza de las ciencias y la tecnología, proveyendo al Sistema de Educación libros de texto en español, nuestro idioma natural. De esta manera eliminamos la barrera del idioma en el proceso de aprendizaje de estas complicadas materias, al facilitar la comunicación entre maestro y estudiante en el binomio enseñanza-aprendizaje”, señaló Juan Camacho, maestro del Sistema de Educación y miembro de la Dirección Nacional del MINH.

“El país requiere una revolución educativa que siente las bases para que el pueblo puertorriqueño se reúna en un proyecto histórico y patriótico. Es necesario un Departamento de Educación que reoriente sus energías hacia un ser humano solidario, con sueños y aspiraciones colectivas, con valores superiores al individualismo, la dependencia, el consumismo y la superficialidad”, apuntó Camacho.

“El proyecto educativo del País no debe empecinarse en el bilingüismo, sino que debe estar fundamentado en nuestros valores patrióticos, en la ética del trabajo y la justicia social. Es necesario, además, que el currículo fomente el amor y el respeto a la naturaleza. Nuestro archipiélago tiene una capacidad limitada para asimilar los golpes y abusos que le han sido propinados por administraciones insensibles y el afán desmesurado por el lucro desarrollista.

“Nuestra propuesta es de una revolución académico-cultural que no se limite a enseñar a nuestros niños y jóvenes a leer y a escribir, a sumar y a restar, sino a formar seres humanos libres, patrióticos y solidarios. Independientemente del idioma, el nuevo currículo deberá promover la ética del trabajo, la solidaridad, la moral social, la autoestima y el valor de nuestras capacidades como pueblo, fundamentadas en la visión hostosiana de la educación. Eso sí representaría una aportación importante al futuro de Puerto Rico, cosa que no se logrará con la americanización de la enseñanza pública”, señalaron los dirigentes hostosianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario