29 jun. 2012

Lesionado en una mano, Tito Kayak sigue remando


Por CyberNews

Canouan, St. Vincent - Aun cuando tiene una muñeca lastimada, el jueves, al anochecer, Alberto de Jesús, conocido como Tito Kayak, arribó a la isla de Canouan tras una intensa remada de cerca de 25 millas náuticas desde Carriacou, en su gesta por la excarcelación de Oscar López Rivera, quien permanece aprisionado por razones políticas bajo la jurisdicción del gobierno estadounidense.

“Tengo la muñeca bien lastimada y sigue inflamada, y no puedo negar que me causa mucho dolor, pero Michelle Micheo, que estudia medicina, me ayuda a estabilizarla antes de salir y cada vez que llego. Ya resolvimos el problema con mis remos, que estaban rotos, y aunque sigo incomunicado en alta mar tengo la convicción de que puedo hacerlo, y creo que la causa por liberar a Oscar vale más que cualquier dolor o molestia que yo pueda sentir”, expresó de Jesús a través de un comunicado de prensa.

De Jesús tiene previsto continuar su odisea en el mar en horas de la madrugada del viernes, con rumbo hacia la isla de San Vicente, a unas 25 millas náuticas desde Canouan. Será el trecho más largo que hasta ahora recorrerá sin escolta. Haciendo una breve parada en la isla de Bequia, prevé llegar a Kingstown, al sur de la isla de San Vicente, antes de que anochezca el viernes.

El tramo hasta San Vicente está previsto para ser completado en un término de 12 horas.

“Cuento con el apoyo de mucha gente, que sigue de cerca esto y me echan mil bendiciones para continuar. Además, tengo el respaldo sólido de mis compañeros en Puerto Rico, que coordinan con gran esfuerzo el financiamiento de esta empresa, y creo que eso me basta para no detenerme más de lo imprescindible”, agregó.

Oscar López fue acusado por “conspiración sediciosa” en 1981, sin pesar en su contra evidencia alguna sobre actos delictivos concretos. En la actualidad tiene 69 años de edad y lleva prisionero 31 años. La fecha prevista para revisión de la sentencia está pautada para el año 2026, cuando habría de cumplir 83 años, y una cruel e inhumana condena de 45 años.

“La condena impuesta a Oscar López ha sobrepasado más de la mitad de su vida. Se trata de una pena desproporcionada, injusta y cruel. Por razones de humanidad y de justicia es que Tito realiza esta arriesgadísima y dificultosa proeza en el mar. Es un gran sacrificio lo que hace, pero la causa que lo anima refuerza a diario su voluntad de continuar a pesar de los pesares hasta llegar a Puerto Rico”, señaló Gazir Sued.

No hay comentarios:

Publicar un comentario