31 dic. 2012

El 31 de diciembre de 1958 en Santiago de Cuba


Por Alejandro Torres Rivera / MINH

El 31 de diciembre de 1958, en la ciudad de Santiago en Cuba, el Comandante en Jefe del Ejército Rebelde, Fidel Castro Ruz, daba su primer discurso en una Santiago liberada. En su alocución en la cual designa Santiago de Cuba, Capital provisional de la república, proclama lo siguiente: ‘’La Revolución empieza ahora; la Revolución no será tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros, sobre todo, en esta etapa inicial, y en qué mejor lugar para establecer el Gobierno de la república que en esta fortaleza de la Revolución para que se sepa que este va a ser un gobierno sólidamente respaldado por el pueblo en la ciudad heroica y en las estribaciones de la Sierra Maestra, porque Santiago está en la Sierra Maestra. En Santiago de Cuba y en la Sierra Maestra, tendrá la Revolución sus dos mejores fortalezas.’’

Mientras esto ocurría en Santiago, la Dictadura de Fulgencio Batista se desplomaba y rompía en pedazos. El Golpe de Estado dado por el Dictador el 10 de marzo de 1952, llegaba a su final. Al final del desarrollo de una lucha armada revolucionaria que se prolongó por espacio de poco más de tres años, el Ejército Rebelde y las organizaciones revolucionarias cubanas encabezadas por el Movimiento 26 de Julio y el Directorio Revolucionario, entre otras, se aproximaban al triunfo total sobre las fuerza de la Dictadura. Aquellos que habían logrado sobrevivir aquel desembarco del Granma el 2 de diciembre de 1956, que además habían logrado sobrevivir la guerra de liberación, conocían muy bien aquellas palabras que decía su Comandante en Jefe sobre el futuro de aquella Revolución triunfante.

Con la confianza puesta en su pueblo, Fidel le indicaba a los asistentes al discurso pronunciado aquel 31 de diciembre: ‘’Los hombres que cayeron en nuestras tres guerras de independencia juntan hoy su esfuerzo con los hombres que han caído en esta guerra, y a todos nuestros muertos en las luchas por la libertad podemos decirles que por fin ha llegado la hora en que sus sueños se cumplan; ha llegado la hora de que al fin todos ustedes, nuestro pueblo, nuestro pueblo bueno y noble, nuestro pueblo que es todo entusiasmo y fe, nuestro pueblo que quiere gratis, que confía gratis, que teme a los hombres con cariño más allá de sus ofrecimientos, tendrá lo que necesita. Y solo aquí me resta decirles, con modestia, con sinceridad, con profunda emoción, que en nosotros, en sus combatientes revolucionarios, tendrán siempre servidores leales, que solo tendrán por divisa servir.¨

Un día después de aquel discurso, siendo ya 1ro de enero de 1959 Batista huía del país junto a un grupo de sus más íntimos colaboradores, saqueando lo que quedaba del tesoro nacional cubano. La entrada de tropas del Segundo Frente Nacional del Escambray y del Ejército Rebelde preceden la llegada de las columnas que desde el Oriente del país se desplazarían hacia la Capital, haciendo la entrada formal en La Habana Fidel Castro el día 8 de enero de 1959.

Entre las tareas prioritarias que asume la Revolución Cubana tras su triunfo se encuentran el establecimiento de un nuevo marco de legalidad revolucionaria, la reforma agraria, la nacionalización de los grandes capitales extranjeros y cubanos, la reforma urbana, la reforma educativa, la reestructuración del Ejército Rebelde mediante la creación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la cultura y la salud.

Entre enero y mayo de 1959 se producen las primeras transformaciones. El 26 de enero se prohíben los desahucios; el 7 de febrero se adopta la Ley Fundamental de la República, que será el equivalente a una Constitución hasta 1976 donde se adopta una Constitución en la cual se reafirma el carácter socialista del Estado; la Ley de Confiscación de los bienes de la familia Batista y sus colaboradores y funcionarios, pasando los mismos al Estado; la nacionalización el 2 de marzo de la compañía de teléfonos; el decreto el 6 de marzo de la rebaja de los alquileres en un 50% dando inicio a la reforma urbana (que se culminaría mediante legislación el día14 de octubre de 1960); el 21 de marzo decretando bienes de uso público todas las playas y costas del país; y finalmente, la adopción el 17 de mayo de la primera Ley de Reforma Agraria limitando la tenencia de la tierra a un máximo de 402 hectáreas, cantidad esta que mediante la Segunda Ley de Reforma Agraria sería reducida a 67 hectáreas el 3 de octubre de 1963.

La Revolución Cubana ha tenido un significado especial en el desarrollo de los procesos revolucionarios en América Latina. Primero por su elemento sembrador de una nueva mística revolucionaria, particularmente, el referente de posibilidades para el desarrollo de la lucha armada en nuestro Hemisferio. Segundo, por su internacionalismo, expresado no solo en el apoyo de dicha Revolución a las luchas de liberación nacional en África y Asia, sino también por su solidaridad y compromiso con las luchas emancipadoras de los países latinoamericanos contra el imperialismo estadounidense y los gobiernos títeres de Estados Unidos en la región. En tercer lugar, la Revolución Cubana ha sido baluarte ideológico y trinchera útil en la lucha contra el imperialismo, siendo capaz, por su ejemplo de resistencia, de mantener la confianza en momentos de mayor debilidad para el movimiento revolucionario, de las posibilidades de la lucha por el socialismo. También ha sido esta Revolución ejemplo de dignidad, perseverancia y firmeza en la defensa de la independencia nacional de nuestros pueblos.

Durante décadas Estados Unidos ha intentado destruir la Revolución Cubana. El imperialismo estadounidense no le perdona a la Revolución Cubana haberse atrevido a proclamar su condición de territorio libre de América Latina frente al imperio; no le perdona su decisión en construir un modelo socialista; no le perdona la derrota sufrida por parte del pueblo cubano en armas en su fallida organización de la Invasión en Playa Girón; no le perdonan la voz independiente de Cuba en foros internacionales denunciando al imperialismo estadounidense y sus aliados a escala mundial; no le perdonan su internacionalismo; no le perdonan su solidaridad con la causa del pueblo puertorriqueño en su reclamo de libre determinación e independencia. Por  eso Cuba les duele tanto, les duele en su soberbia imperial, les duele en su arrogancia hegemónica.

La fecha del 1ro de enero de 2013, que nos lleva directamente al 54 Aniversario del triunfo de esta Revolución, nos enfrenta a una Cuba, tras su más reciente Congreso del Partido Comunista, inmersa dentro de un proceso de revisión de los fundamentos económicos a partir de los cuales trazar el futuro de este país que persevera en su modelo socialista; en una renovación de su Asamblea Nacional del Poder Popular y en la renovación de sus cuadros directivos a diferentes niveles de la organización del Estado y sus instituciones. Encontramos también una Cuba que procura llevar a cabo aquellos ajustes necesarios que le permitan una mejor inserción dentro de importantes procesos de integración política que vive América Latina y el Caribe; en la actualización de su modelo de desarrollo económico que le permita también una mejor integración con aquellos países donde hoy, desde diversas aproximaciones, se impulsa la propuesta de un socialismo para el siglo XXI. La Cuba que se construye hoy, desde las experiencias que nos lega la madurez de una revolución de más de medio siglo, es la Cuba del futuro desde una América Latina más cohesionada, más independiente y más unida.

26 dic. 2012

¡¡¡Felicidades!!!


Porque somos un pueblo firme en sus tradiciones y orgulloso de sus raíces.

Porque sabemos sacarle risas a la tristeza y echamos pa’lante…

Porque seguimos una sola estrella.

Por eso y tanto más, les deseamos muchas felicidades a nuestros lectores en minhpuertorico.org

Mirando al Sur: USA: La lucrativa cultura de la violencia


Por Wilma E. Reverón Collazo / MINH

Una nueva masacre ha puesto nuevamente en discusión la II Enmienda de la Constitución de EEUU que les garantiza el derecho a los ciudadanos a portar armas. Por ello hay un mercado lucrativo de fabricación y ventas de armas. La venta  de armas a países extranjeros  se triplicó el año pasado, $66.3 mil millones de dólares, más de tres cuartas partes del mercado global de ventas de armas  valorado en $85.3 mil millones en el 2011. Esto representó un incremento extraordinario en un solo año de $21.4 mil millones del 2010 al 2011. La crisis financiera había reducido la compra de armas, pero las tensiones con Irán han provocado que países del Golfo Pérsico, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, y Omán, que no comparten frontera con Irán,  concentren sus compras en la adquisición de aviones de guerras y sofisticados sistemas de misiles. (Fuente: NYT,THOM SHANKER, 8/26/12).

Igualmente se triplicó la venta de armas de asalto dentro de EEUU al otro día de la re-elección de Obama por miedo a que este Congreso apruebe una prohibición de ventas de estas armas en EEUU. Este tipo de arma fue utilizada en la reciente masacre de 20 niños escolares.

Las guerras intervencionistas de EEUU, su prédica de miedo y su producción de veteranos de guerra nutren una cultura de la violencia ampliamente difundida en internet, videos juegos, cine y televisión. La madre de Lanza, una maestra de escuela elemental, pertenecía a un grupo de creyentes en la necesidad de prepararse para una conflagración mundial, por eso su colección de armas. Su hijo asesino representaba claros signos de paranoia, según el perfil informado en la prensa de EEUU.

En Puerto Rico con solo 3.7 millones de habitantes tenemos una población de 112,00 veteranos de guerras de EEUU. La programación en la televisión es importada de EEUU en su mayoría. Por lo tanto nuestros jóvenes están inmersos en la cultura diaria de la violencia. Finalizaremos el año con sobre 1,000 asesinatos.

Como decimos en Puerto Rico, “el que a hierro mata y a hierro vive, algún día a hierro también morirá.”

*Mirando al Sur, columna semanal del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico en el periódico del gobierno bolivariano de Venezuela, Correo del Orinoco.


El compañero Hugo Chávez


Por Julio Muriente Pérez / Copresidente MINH   

Conocí al compañero Hugo Chávez a mediados de la década de 1990, en San Salvador, en ocasión de celebrarse en la capital salvadoreña uno de los encuentros del Foro de Sao Paulo. Entonces era sólo un militar que gozaba de reconocimiento por haber encabezado un levantamiento militar en Venezuela, pocos años antes, como consecuencia de lo cual había permanecido en prisión por varios años.

Le recuerdo entusiasta y sonriente con todos, aunque resultó evidente el recelo que provocó su presencia en algunos participantes del evento latinoamericano y caribeño —en particular de representantes de países que habían sido víctimas de dictaduras militares en décadas anteriores— precisamente por tratarse de un militar. En lo que respecta a la delegación de Puerto Rico, desde un primer momento se generó una relación de amistad, respeto y solidaridad mutua. Posteriormente nos hemos encontrado y recordado juntos aquel encuentro de San Salvador y nos hemos encargado con la vehemencia que se requiere de subrayar la hermandad bolivariana que existe entre nuestros pueblos.

Aquella suspicacia de algunos, hasta donde la hubiera, se fue disipando en los años siguientes y era cosa del pasado en 1998, cuando Chávez ganó las elecciones presidenciales venezolanas. El gran triunfo electoral de hace catorce años fue el punto de partida de lo que se ha conocido como la Revolución Bolivariana de Venezuela. Pero no sólo eso. La Revolución Bolivariana de Venezuela ha sido el eje central de diversos procesos democráticos, progresistas y revolucionarios que se han dado en Nuestra América en estos años, en Bolivia, Ecuador, Nicaragua, las Antillas Menores, Argentina, Brasil, Uruguay y El Salvador. Asimismo, el proceso iniciado en 1998 con Chávez a la cabeza le ha dado nuevos bríos a la presencia de cinco décadas de la Revolución Cubana y ha dado paso a lo que se ha conocido como la lucha por el Socialismo del siglo veintiuno.

En todo caso, el compañero Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana de Venezuela han sido razón inequívoca para renovar la esperanza, para dar lustre a las utopías liberadoras y para mandar un mensaje contundente a los escépticos y descreídos, que pregonaban que tras la caída del socialismo real no había otra opción que la resignación a la nada.

En lo que respecta a la lucha por la independencia de Puerto Rico, en Venezuela Bolivariana hemos tenido un aliado firme y decidido, valiente y consecuente. Afirmar que la independencia de nuestra Patria forma parte de la agenda inconclusa del Libertador Simón Bolívar, ha dejado de ser una expresión formal o retórica, y el bolivarianismo del siglo veintiuno se ha proclamado continuador militante en el cumplimiento de esa tarea pendiente. Venezuela Bolivariana y el compañero Presidente Chávez en particular, han dado cara por nuestra causa en múltiples escenarios, desde Caracas hasta cualquier punto del planeta.

A nadie debe extrañar, entonces, que haya sido un golpe tan duro el que hemos recibido los luchadores y luchadoras de todo el planeta, al saber del deterioro de la salud del compañero Chávez. Precisamente unas semanas después de haber obtenido una extraordinaria victoria electoral —otra más—, en octubre pasado. Precisamente cuando cobra vuelo la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños—CELAC—. Precisamente cuando Venezuela Bolivariana va constituyéndose en una de las columnas más sólidas de la lucha por un futuro mejor, justo y democrático.

Por eso, en esta hora dramática, nuestros más caros sentimientos se unen a los de millones de hombres y mujeres en todo el orbe que esperan, sin disimulada ansiedad, la recuperación del querido compañero Presidente Chávez. Por eso no podemos esconder nuestra tristeza y nuestras preocupaciones, unido a la esperanza de que de esta batalla salga también victorioso.

Comoquiera que sea, ahí está la criatura rebosante que es la Revolución Bolivariana de Venezuela y su contundencia en todos nuestros pueblos. Que no se equivoque ni por un instante el enemigo, que hay revolución para rato. Y, confiamos de todo corazón, que hay también Chávez para rato.

Mirando al Sur: Un regalo de Navidad adelantado


Por Alejandro Torres Rivera / MINH   

Como un regalo de Navidad adelantado hemos recibido la noticia del triunfo del PSUV en las recientes elecciones regionales en la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Ciertamente, tras el triunfo de las pasadas elecciones del 7 de octubre de 2012, donde con más de dos millones de votos de diferencia, resultó reelecto el Presidente Hugo Chávez Frías, era fundamental en estas nuevas elecciones, como debe ser imperativo de futuro en las próximas elecciones municipales del abril de 2013, el triunfo del PSUV.

En las recientes elecciones, el número de electores participantes fue poco menos de un 11% menor a los electores que salieron a votar el pasado mes de octubre por su presidente. Los eventos regionales o municipales suelen convocar menos la participación del electorado, particularmente cuando la elección definitoria a la presidencia se ha efectuado antes. Es significativo notar, sin embargo, el avance del PSUV en estas elecciones regionales al capturar la mayoría del voto en estados como Carabobo, Nueva Esparta, Zulia y Táchira.

El triunfo del PSUV en estas elecciones regionales fortalece las posibilidades del avance socialista del proceso revolucionario venezolano. Ahora la tarea es revalidar estos triunfos a escala municipal, que es un nivel político superior de vinculación del pueblo con sus instancias de gobierno. Después de todo, el municipio sigue siendo, al menos por ahora, la instancia de poder político más cercana entre el ciudadano y su gobierno. Por eso, en los comicios electorales de abril está planteada la alternativa del jaque mate a la oposición que aún se mantiene con vida con la ayuda imperialista.

El triunfo del PSUV en las recientes elecciones regionales, como fue ayer en las elecciones presidenciales y será mañana en las próximas elecciones municipales, es el triunfo de toda América Latina. ¿Puede haber mejor obsequio de Navidad para un pueblo, que tener la posibilidad de ser el verdadero dueño de su futuro?

*Mirando al Sur, columna semanal del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico en el periódico del gobierno bolivariano de Venezuela, Correo del Orinoco.

Las elecciones regionales en Venezuela


Por Alejandro Torres Rivera / MINH   

El pasado domingo se efectuaron en La República Bolivariana de Venezuela sus elecciones regionales para escoger los gobernadores de los 23 estados que conforman la República. Se trata de la octava elección regional llevada a cabo en dicho país desde 1999. Previamente, el 7 de octubre del año en curso, Venezuela vivió otro proceso electoral, esta vez disputando la presidencia del país. En este evento su Presidente, el Comandante Hugo Chávez Frías, revalidó para un nuevo término habiendo obtenido una contundente victoria por un margen de más de dos millones de votos sobre su opositor, el derechista Henrique Capriles Randosky,

Como ocurrió en las elecciones presidenciales del 7 de octubre, en estas elecciones regionales, otras agrupaciones políticas menores al margen de la plantilla del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) o de Mesa de la Unidad Democrática (MUD), concurrieron a las elecciones, aunque sin resultado favorable alguno. Al igual que en las pasadas elecciones, también, los candidatos de la oposición al gobierno de Hugo Chávez Frías se nuclearon dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mientras las fuerzas progresistas, en su mayoría, respaldaron el proyecto de socialismo impulsado por el Partido Socialista Unido de Venezuela.

En las pasadas elecciones, de acuerdo con el Primer Boletín emitido por el Consejo Nacional Electoral en la noche del domingo, habiéndose escrutado el 94.82 por ciento de las actas de votación, el PSUV había obtenido 20 de las 23 gobernaciones del país. Este resultado representa un gran avance para el incumbente si se toma en consideración que durante las pasadas elecciones regionales, los opositores de Chávez obtuvieron el control de ocho de los 23 estados.

Al presente, la Oposición venezolana habría obtenido el triunfo en los estados de Lara, Miranda y Amazonas; mientras que el PSUV obtendría la victoria en estados en poder de la Oposición como son Zulia, Táchira y Carabobo. Al igual que ocurrió en las elecciones presidenciales, los candidatos del PSUV en estados económica y geográficamente importantes como son Zulia, Carabobo y Nueva Esparta obtuvieron el triunfo. En el estado de Miranda, donde en las elecciones presidenciales Chávez obtuvo el triunfo, pero donde el candidato por el MUD fue el derrotado candidato a la presidencia Henrique Capriles Randosky, este obtuvo el triunfo por un 50.35% de los votos emitidos frente a 46.13% de su rival del PSUV, Elías Jaua.

De acuerdo con declaraciones emitidas por Nicolás Maduro, Vicepresidente de Venezuela y Canciller, la votación en estas elecciones por parte del pueblo venezolano es la ratificación de su deseo de seguir su camino reivindicativo a partir de las metas trazadas en el ‘’programa de la patria’’, trazado por su dirigente Hugo Chávez Frías. Por otro lado, también para el Vicepresidente, la derrota de la Mesa de la Unidad Democrática representa que la misma ha quedado ‘’disuelta con una derrota estrepitosa’’. Indicó Maduro que esa derecha venezolana ‘’viene de derrota en derrota’’, al tiempo que criticaba la ‘’altanería de los gobernadores de la derecha, quienes rayan en su prepotencia en los límites de la locura.’’

Cuando se efectuaron las elecciones presidenciales el pasado 7 de octubre, indicábamos en un escrito que en ocasión de las presentes elecciones regionales, Venezuela enfrentaría a escala regional a las mismas fuerzas que se habían enfrentado en los comicios presidenciales. Advertíamos, además, que ‘’más adelante, el 14 de abril de 2013, estas mismas fuerzas se medirán para elegir los candidatos a ocupar posiciones de alcaldes en los municipios de la República.’’ En efecto, independientemente del fuerte golpe que represente para la oposición venezolana esta segunda derrota electoral y de lo maltrecha que haya quedado esa derecha venezolana recalcitrante, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática, las elecciones del próximo mes de abril serán de importancia cardinal para ambos sectores. Para el PSUV, porque tiene el potencial de darle de una vez por todas el jaque mate a la unidad de esa oposición de derechas, fragmentándola y aniquilándola, se torna en un objetivo posible para el PSUV; para la MUD, porque desde su punto de vista organizativo, podría acceder a instancias de poder político a escala municipal desde donde intentar levantar cabeza como oposición política durante el próximo mandato de Chávez y las dificultades que pudieran surgir o conspirarse a partir de su condición de salud. Después de todo, el imperialismo no descansa en sus maquinaciones contra el desarrollo de los procesos revolucionarios.

Las elecciones municipales de abril de 2013 tienen a su vez otro elemento de importancia para el PSUV y su proyecto de socialismo en Venezuela. A nivel de la organización política del Estado venezolano, el municipio, al menos hasta ahora, sigue siendo una unidad básica de poder. El municipio como tal, sigue siendo por el momento la unidad política del poder del Estado más cercana al individuo, al ciudadano.

El programa social de la Revolución Bolivariana, independientemente de los grandes avances que se han dado desde el punto de vista de la democracia participativa, dándole mayor poder a las comunidades, necesita de esta instancia de poder político para que la misma sea ejecutada y llevada a cabo. El poder político municipal en manos de la oposición operaría como un contra balance que tiene el potencial de, en unos casos, descarrilar las iniciativas dirigidas a los ciudadanos, o sencillamente, desnaturalizar sus propósitos. Por eso es importante que el proyecto revolucionario que impulsa el socialismo venezolano esté en manos de los que se agrupan en torno al PSUV y las organizaciones política de izquierda que le han dado su respaldo, y a su vez, sea instrumentado por personas afines al proyecto mismo.

En la historia de Venezuela sobran los ejemplos de alcaldes corruptos, que se valen de sus posiciones políticas para adelantar proyectos personales. Si bien la condición de miembro del PSUV no es un antídoto infalible contra tales desviaciones, ciertamente la pertenencia al PSUV y las políticas que impulsa la Revolución Bolivariana constituyen un elemento esencial en el control y limitación de tales desviaciones.

Si como muestra un botón basta, es necesario echar una mirada al caso de las recientes elecciones regionales para el estado de Monagas. Allí el candidato derrotado Gregorio Briceño formó parte de la plantilla del PSUV de donde fue expulsado de dicha organización política a principios de 2012 por conductas políticas irregulares. Habiéndose identificado posteriormente como candidato por la oposición, fue derrotado por el pueblo en estas elecciones por la candidata del PSUV Yelitse Santaella por un margen de 52.59% a 40.67%.

Si bien se menciona que en estas elecciones ha habido una reducción de cerca de un 11% en el número de personas que concurrieron a votar (de una participación del 65.45% en las pasadas elecciones), es importante destacar el hecho de que ciertamente este tipo de elecciones convoca el ánimo de un número menor de electores; es decir, convocan menos pasión entre los electores y en consecuencia, tienen menor efecto movilizador de los electores en la elecciones. Aún así, la participación en estas elecciones regionales logró movilizar, conforme al informe preliminar del Consejo Nacional Electoral, casi al 54% de los electores (53.97%). Este por ciento  constituye la mayoría de los electores habilitados para ejercer el voto en Venezuela.

De acuerdo con los datos que se hacen públicos por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a pesar de la difícil situación que enfrenta el Presidente Chávez tras someterse a un nuevo procedimiento quirúrgico por su condición cáncer, en lo que concierne al ‘’protocolo postoperatorio’’ y en el marco de lo complejo del mismo,  su condición evoluciona favorablemente. Para la mayoría del pueblo que salió a votar y a derrotar los candidatos de la oposición, Chávez y su proyecto político de futuro ha estado presente al momento de ejercer sus votos

Chávez ha sido un sembrador de conciencia en su pueblo. Ha sabido regar y abonar esa conciencia con altas dosis de patriotismo, dignidad y dación sin parangón hacia los sectores más humildes. En el resultado de cada proceso electoral del cual ha participado, constituye, como el fruto que da la tierra en cada estación del año, su mayor recompensa. Es el resultado de un trabajo duro, pero a la vez, bien realizado. No debe haber duda alguna, que si se persevera por la dirección del PSUV en esa ruta, independientemente al estado de salud del Comandante Chávez, las elecciones de abril de 2013 reiterarán el rumbo revolucionario venezolano.

Esa trilogía de triunfos, sin duda alguna, no solo será el mejor homenaje de su pueblo al presidente Hugo Chávez Frías, sino también un mensaje inequívoco al imperialismo estadounidense y la derecha venezolana de la voluntad de lucha de este noble pueblo por alcanzar las metas trazadas de una nueva independencia latinoamericana.

Mirando al Sur: Navidad en Puerto Rico


Por Julio A. Muriente Pérez / Copresidente Movimiento Independentista Nacional Hostosiano

La Navidad constituye uno de los períodos del año en que con más fuerza se exalta el patriotismo en el pueblo puertorriqueño. Es una época en la que se hace evidente el enfrentamiento cultural con la metrópoli estadounidense.

Ello se expresa de las formas más variadas: la música que se escucha, patriótica, alegre, bullanguera; la bebida que se toma, incluyendo de manera especial el codiciado ron clandestino llamado “pitorro”; las suculentas comidas traducidas en “patriotismo gastronómico”;  la religiosidad matizada de irreverencia. Todo es distinto y contestatario de lo que podrían ser las tradiciones navideñas en Estados Unidos, aburridas y frías, como su gélido invierno.

Una batalla trabada la tienen el insípido Santa Clós y los venerados Reyes Magos, que montan a caballo, portan la bandera nacional y nos afirman a todos más allá de consideraciones religiosas. El seis de enero, día de Reyes, en Puerto Rico es fiesta nacional, ocasión para encuentros familiares y momento para la afirmación nacional.
Un ambiente similar, unido a la nostalgia y a los recuerdos distantes, lo encontramos entre los cuatro millones de boricuas—más de la mitad de la población nacional—que residen en Estados Unidos. Muchos viajan a Puerto Rico huyendo del frío insoportable, en una muestra de “patriotismo climático”. Ya lo dijo el cantor:

Mamá, Borinquen me llama,
este país no es el mío.
Borinquen es pura flama,
y aquí me muero de frío.

Es cierto que la sociedad puertorriqueña se ha visto contaminada por el consumismo desenfrenado y que la Navidad es la ocasión predilecta  para el canto de sirena de los capitalistas, que todo lo venden en nombre del amor y del niñito Jesús. Es cierto también que nuestro pueblo enfrenta una muy seria situación económica y social, que la calidad de nuestra vidas ha depreciado sensiblemente, que no está claro el horizonte conforme nos acercamos al inicio del año 2013.

Pero a pesar de todo, en estos días prevalecen destellos de alegría, orgullo patrio y anhelos de una vida mejor.


*Mirando al Sur, columna semanal del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico en el periódico del gobierno bolivariano de Venezuela, Correo del Orinoco.

3 dic. 2012

Trabajo social y descolonización


Por Perla Franco e Izamar Rivera González / En Rojo

Combinaron la experiencia del trabajo comunitario “liberador- transformador” y el quehacer del trabajo social “crítico”, para encontrar una especie de guía para el proceso descolonizador, dentro de la propia entraña del sistema colonial que vive Puerto Rico y desde las comunidades.

Imperceptible a veces pero siempre presente, ese tipo de trabajo comunitario y social ha ido preparando, palmo a palmo, un terreno fértil hacia la descolonización, que hay que reforzar. Hay quienes lo saben y hay quienes lo ignoran. Pero ciertamente es ahí donde se ha ido tejiendo un mensaje liberador que han decodificado los autores del libro Trabajo Comunitario y Descolonización, elaborado por Alejandro Torres Morales, Magda Orfilia Barreto, Doris Pizarro Claudio, Wilfredo Quiñones Sierra, Raquel M. Seda Rodríguez y Luz A. Vega Rodríguez, el cual, jubilosos, dieron a conocer en entrevista exclusiva con CLARIDAD. Un trabajo que ya está disponible, luego de tres años de intensa labor colectiva.

El libro es sin duda uno ideológico y político. De ahí que sus autores se lanzaran convencidos de que el terreno andado en ambos escenarios, -el comunitario y el del trabajo social-, manifiesta en conjunto un proceso liberador que puede llegar a ser un instrumento transformador de nuestra realidad colonial.

A pesar de que cada uno escribió un ensayo propio, el libro es producto del aporte y las criticas que como colectivo se hicieron los unos a los otros con el propósito de enriquecer el producto final. Y lo lograron. Convencidos de que el trabajo colectivo y la solidaridad son parte de la tarea descolonizadora, implementaron ambos en esta tarea. Porque, como afirman, la solidaridad entre las comunidades, sean geográficas o de intereses comunes, es lo que ayuda al proceso descolonizador. Y en la práxis, como es sabido, está la confirmación de lo teórico; y viceversa.

Orfila, quien es estudiosa de la conciencia crítica, postuló la importancia del libro como de avance hacia la descolonización y la práctica de un trabajo social transformador. El libro trata de romper con la visión del trabajo social que se ejerce en función de que las personas se conformen con lo que tienen, con el asistencialismo gubernamental, con la dependencia como modo de vida, que es parte de lo que ha creado la colonización.

Los autores: Doris Pizarro, Magda Orfila, Wilfredo Quiñones,
Raquel M. Seda, Luz A. Vega y Alejandro Cotté
Pizarro Claudio analiza la gestión del trabajo social desde una perpectiva liberadora trasciende los parámetros de la profesión para abordar lo que significa el coloniaje y la dominación capitalista en los procesos políticos y organizativos de las comunidades y sus repercusiones. Aborda el promover una visión descolonizadora en el trabajo comunitario.

Con este libro, sus autores hacen una importante aportación a la lucha descolonizadora de Puerto Rico, al desarrollo humano desde la colonia y al trabajo social crítico para las transformaciones sociales que requiere el país. Creen en fomentar el trabajo comunitario desde una perspectiva de transformación estrucutral. Por medio de la experiencia y la práctica del trabajo social comunitario han elaborado una visión esquemática aplicable al conjunto de luchas que se dan en el escenario nacional. Por medio de esa práctica han descubierto cómo el colonialismo ha intentado marginar al pueblo quitándole su identidad. Plantean que para la descolonización de Puerto Rico se necesita ser solidario y ubicarse en el lugar del otro, para buscar las raíces de lo que somos como país y dejar atrás la colonización, obstáculo para el desarrollo y la superación colectiva. Los autores y autoras reafirman que el desarrollo óptimo del ser humano es contrario al sistema colonial en que vivimos.

Cotté Morales, el más joven del grupo, dice desde su experiencia comunitaria en Cantera, que las comunidades se van empobreciendo más y más, aun cuando se fomentan leyes desde el gobierno que pretenden atender su necesidad, que se crean sin intención de transformar las estructuras institucionales que son las que en realidad promueven la desigualdad y la injusticia, la marginalidad y la pobreza. Se lanza a decir que si bien es cierto que los trabajadores sociales son vistos como mantenedores o promotores de un sistema opresor, en el caso de su experiencia en El Caño, luego de un arduo trabajo “que tomó tiempo” se logró romper con ese prejuicio. Señal de que “no es posible lograr una transformación de un sistema de injusticia social, si no partimos de una educación que promueva el pensamiento crítico”.

Vega Rodríguez plantea la deconstrucción para la construcción de nuestro país mediante la descolonización. Propone dimensiones éticas al trabajo comunitario con valores como la organización, la participación, la solidaridad, el reconocimiento de la diversidad y el establecimiento de relaciones horizontales, entre otras.

Como podría anticiparse, los autores y las autoras de este libro afirman que no se descoloniza para quedarse en el limbo, sino para lograr algo mejor a lo que tenemos. El libro es un modelo de cómo combatir la mentalidad que se nos ha creado de conformidad e inferioridad, para luchar por eliminar el sistema opresivo en el que vivimos, por medio del trabajo social con las diversas comunidades. Afirman que el trabajo comunitario es medular para transformar nuestra realidad. Proponen en el libro un modelo de trabajo social comunitario basado en nuestra realidad nacional y coyuntura histórica, que exige ser transformada hacia una visión filosófica de ideología liberadora, que rompa con la deshumanización que impone el sistema neoliberal capitalista y con la desigualdad y la opresión que impone el coloniaje.

Aportaciones de los autores
En el entramado de la propuesta que ofrecen estos trabajadores sociales, está la acción y pensamiento de Raquel M. Seda Rodriguez, quien impulsó su realización. Doris Pizarro Claudio y Magda Orfila Barreto le presentan al lector los marcos referenciales en que se fundamenta el libro. Luz A. Vega y Alejandro Cotté partieron de la práctica y experiencias que han tenido en sus barrios, en Mariana en Humacao y Cantera en San Juan respectivamente. El libro incluye un ensayo fotográfico trabajado por Wilfredo Quiñones Sierra, el cual presenta algunas luchas comunitarias como la de liberar a Vieques de la Marina de Guerra de Estados Unidos, la lucha contra el gasoducto y la huelga en la Universidad de Puerto Rico, junto a otras fotos de murales y artes en denuncia de la represión.

Agradecimientos y dedicatoria
Los agradecimientos en el libro fueron dirigidos al grupo de personas que ayudaron en la edición escrita, quienes a su vez fungieron como editores y críticos; al artista Pablo Marcano García, quien cedió el arte de la portada, una imagen pictórica de la luchadora independentista y trabajadora social Doña Isabelita Rosado; a las comunidades luchadoras; y a la pionera del trabajo social en Puerto Rico, Carmen Rivera de Alvarado.

La utilidad del libro abarca diversas audiencias: trabajadores sociales, personas del trabajo comunitario, ya sean jóvenes, líderes políticos, psicólogos comunitarios, líderes de partidos políticos, etc. Siendo un sueño hecho realidad de Raquel M. Seda, ya impreso este trabajo está listo para impactar a la sociedad, para plantar ideas en los que buscan construir un mejor país. Es un libro que contiene un pensamiento innovador, con una perspectiva que no se había tratado antes y que ciertamente habrá de continuar enriqueciéndose con la práctica cotidiana. Es una buena guía también para maestros y voluntarios. Es una oportunidad de ver el trabajo social de una manera colectiva, desde una perspectiva descolonizadora y con una visión cultural fuerte, sólida y trabajada que camina hacia un futuro de grandes esperanzas.

***

NOS DICEN DEL LIBRO...


MARICRUZ RIVERA CLEMENTE
Este libro es una gran herramienta para el trabajo comunitario que se practica en Puerto Rico. La oportunidad para quienes trabajamos en las comunidades encontremos un instrumento que nos ayude a organizar con más conocimiento nuestra luchas, es un poder adquirido y permanente. Poder que nos llevará a la abolición de las nuevas formas de esclavitud...la dependencia, la pobreza, la ignorancia y el pobre sentido patrio.

ESTERLA BARRETO CORTEZ
Esta producción colectiva nos invita a reflexionar sobre los espacios de emancipación y liberación que se pueden generar desde el trabajo comunitario para enfrentar los embates del capitalismo en el contexto colonial puertorriqueño.

R PEDRO R. ORTIZ SANTIAGO
Este libro es un proyecto de palabra y vida, representa un gran y maravilloso atrevimiento intelectual y de praxis liberadora, de quienes se miran a sí mismos en la profesión del trabajo social y a su propio entorno nacional, como herramientas necesarias para la liberación personal y colectiva.

...nos aportan una mirada con radiante honestidad intelectual de la vida misma y en lucha contra el "pecado colonial'' en el que vive nuestra patria puertorriqueña.

ISMAEL GUADALUPE ORTIZ
Un verdadero instrumento de lucha para aquellos, como yo. que. nos hemos formado a golpes.

Hoy me he convencido más. luego de leer sus escritos, que en estas luchas está la lucha grande de nuestra Patria. Que en cada lucha comunitaria va tomando fuerza la confianza y el poder, para caminar hacia la total descolonización. Gracias por su gran contribución a nuestra Patria.

Llega este libro en un momento, muy importante en que se aprueban leyes precisamente contra las luchas de las comunidades, se amenaza tanto en las costas como en los campos, donde las clases privilegiadas y desarrolladores abusan por contar con todo el aparato para echar hacia adelante sus planes.

MARIO ROCHE VELÁZQUEZ
Esta publicación representa un esfuerzo colectivo de poner en adecuada perspectiva la experiencia del trabajo comunitario que se ha llevado a cabo en Puerto Rico desde las primeras décadas del siglo pasado y lo que va del presente.

...los trabajos presentados hacen posible arribar a conclusiones claves que permiten aquilatar la importancia y el alcance del trabajo comunitario desde marcos referenciales diferentes, inclusive de instancias en las que trabajadores y trabajadoras sociales no habían tenido aún un papel protagónico.

...no nos queda otra alternativa que recurrir a las propias comunidades a rescatar las energías acumuladas en sus procesos de resistencia a lo largo de 500 años de coloniaje.


30 nov. 2012

Declaración del MINH ante la Resolución de la ONU sobre Palestina


Por Dirección Nacional del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico

Saludamos con gran alegría el triunfo obtenido ayer 29 de noviembre por el hermano pueblo de Palestina en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

La mayoría abrumadora de países miembros de la ONU reconoció la justeza histórica del reclamo del pueblo palestino y admitió a Palestina como Estado observador.

Estados Unidos, Israel y un puñado de países incondicionales votaron contra la histórica admisión de Palestina como miembro observador en la ONU. Ha sido una actitud obstinada y vergonzosa de quienes se resisten a reconocer el derecho del pueblo palestino a su determinación e independencia nacional.

Aún queda mucho por hacer para que el pueblo palestino alcance su objetivo libertario. La decisión tomada por la Asamblea General de la ONU es un reclamo contundente para que la existencia plena y definitiva del Estado de Palestina sea una realidad a la mayor brevedad posible.

Para el hermano pueblo palestino, vaya nuestro abrazo fraternal y solidario en este momento de victoria y esperanza.

Afecta bloqueo mediático a Cuba y Puerto Rico


Por Germán Veloz Placencia / Granma   

HOLGUÍN.— Cuba y Puerto Rico son víctimas de un severo bloqueo mediático por parte de Estados Unidos, aseveró el Secretario General de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), Nelson del Castillo, presente en las sesiones del VIII Coloquio Internacional por la Liberación de los Cinco y contra el Terrorismo.

Se manifiesta, precisó, en el silencio intencionado que mantienen los grandes medios de difusión sobre los casos de los cinco luchadores cubanos antiterroristas retenidos injustamente durante 14 años y del boricua Oscar López Rivera, quien lleva confinado más de tres décadas por sus ideas independentistas.

Todos, por ser consecuentes con sus causas, han padecido diversos maltratos, entre ellos la permanencia prolongada en las celdas de castigo, identificadas como "huecos" por sus reducidas dimensiones, explicó.

"La FELAP —insistió— considera que la lucha por la liberación de los Cinco es un deber y una responsabilidad ética de sus integrantes ante el cerco de silencio tendido contra los verdaderos luchadores antiterroristas".

Como ejemplo de acciones realizadas situó varias resoluciones de condena aprobadas por la organización en las reuniones de su Comité Ejecutivo o en los congresos realizados en varios países.

En la noche del jueves Nelson del Castillo pronunció en la Casa de la Unión de Periodistas de Cuba en Holguín las palabras de apertura de una exposición sobre los Cinco y los presos políticos de Puerto Rico, fruto de la labor creativa de los miembros de la Asociación de Fotoperiodistas de ese país.

A la muestra fotográfica, que revela la lucha de los boricuas por preservar la identidad nacional y defender los valores promovidos por la solidaridad, asistieron numerosos delegados al cónclave, los organizadores del mismo y la prensa acreditada.

Palestina logra sentarse como Estado observador en Naciones Unidas


Por CubaDebate   

La Asamblea General de Naciones Unidos aceptó a Palestina como Estado observador por una abrumadora mayoría de 138 votos a favor, solo 9 en contra y 41 abstenciones.

La decisión deja a Israel y a Estados Unidos en el mayor aislamiento diplomático de la historia respecto a este conflicto que desangra la región desde hace décadas.

Con anterioridad, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, alertó que ésta era la última oportunidad de salvar la solución de Dos Estados para el Medio Oriente y llamó a decir basta a la agresión, los asentamientos y la ocupación del gobierno israelí sobre los territorios del pueblo árabe.

La ventana de las oportunidades se está cerrando y el tiempo avanza rápido. La paciencia se acorta y la esperanza es abrasadora, expresó al reclamar apoyo para la solicitud de otorgar a Palestina el estatus de Estado Observador de Naciones Unidas.

El mandatario instó a proteger las posibilidades todavía existentes para una paz justa en la región y ratificó la decisión de Palestina de proteger sus más altos intereses nacionales y de adherirse a la ley internacional.

Las vidas inocentes arrebatadas por los bombardeos israelíes recuerdan al mundo que la ocupación colonial y racista hacen de la solución de Dos Estados y la perspectiva de paz una alternativa difícil, si no imposible, alertó.

Asimismo, denunció las crecientes amenazas israelíes frente a la iniciativa palestina de elevar la categoría de su representación en la ONU que acabaron “de manera horrible y bárbara en la Franja de Gaza”.

Dijo que Israel puede continuar su política agresiva y sus crímenes de guerra porque está convencido de “estar por encima de la ley y cuenta con inmunidad” frente a las consecuencias de sus actos.

Y esa creencia es estimulada por la actitud de algunos que no condenan a Tel Aviv ni demandan el cese de sus violaciones y crímenes, al tiempo que equiparan a la víctima con el victimario, explicó.

“Ha llegado el momento para que el mundo diga claramente: basta de agresión, asentamientos y ocupación”, proclamó.

Abbas reiteró que no busca deslegitimar un Estado (Israel) establecido hace años, sino a afirmar “la legitimidad de un Estado que debe conquistar su independencia ahora: Palestina”.

Destacó la necesidad de un serio intento final para alcanzar la paz y de tratar de dar nueva vida a las negociaciones creando una base sólida fundada en las resoluciones internacionales.

Nuestro pueblo no renunciará a sus inalienables derechos nacionales y se defenderá frente a las agresiones y la ocupación, al tiempo que continuará su resistencia popular y pacífica y su épica constancia, agregó.

Abbas advirtió que “no aceptaremos menos que la independencia del Estado de Palestina, con Jerusalén oriental como capital y todos los territorios palestinos ocupados en 1967, para vivir en paz y seguridad junto al Estado de Israel”.

La nueva agresión de Israel a la Franja de Gaza


Por Alejandro Torres Rivera / MINH   

Con la intervención de Egipto, se alcanzó una tregua formal temporal en la Franja de Gaza que posibilita un alto al fuego  entre las autoridades de Israel y el pueblo palestino en Gaza. La tregua se alcanza tras dos semanas de enfrentamientos que dejaron como secuela la muerte de 170 palestinos, entre los cuales se cuentan entre 24 y 34 niños,  y más de 700 heridos en Gaza y cuatro civiles palestinos y dos israelíes muertos en Israel, así como decenas de heridos en dicho territorio. Los ataques israelíes ocasionaron, además, la destrucción de unas 200 viviendas y daños a otras 8 mil, la destrucción de una escuela, así como pérdidas materiales estimadas en $1,250 millones.

Como parte del acuerdo temporal, Israel se comprometió a flexibilizar sus restricciones en cuanto al cruce de fronteras, la libertad de circulación de personas y mercaderías; y finalmente, ampliar el radio de distancia con relación a la costa, donde se permite a los pescadores palestinos desplazarse en sus faenas marítimas.

El Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu confirmó el alto al fuego, sin embargo, atribuyó su logro a los esfuerzos de Estados Unidos, no sin antes advertir que Israel se  prepara para lanzar un ataque que calificó como ''más severo''. Tras los sucesos, se indica por el periódico The New York Times, que los ataques perpetrados por Israel contra Gaza ''fueron ejercicios de práctica'' de cara a una posible futura confrontación armada con Irán, centrados en cohetes mejorados que pudieran alcanzar Jerusalén y nuevos sistemas anti misiles para repelerlos.

Se indicó por algunos observadores del conflicto palestino–israelí, que los ataques de Israel contra Gaza tuvieron también como escenario, las próximas elecciones a realizarse en Israel. Como ha ocurrido antes en otros escenarios, en contexto de una guerra, suele existir la tendencia de la población cerrar filas con su propio gobierno como forma de hacer frente al contrario. De cara a unas elecciones, favorece a la posición de Netanyahu y su partido político un conflicto con Hamas en la Franja de Gaza.

La Franja de Gaza es una porción de terreno ubicada dentro de la porción sudoccidental de la Península del Sinaí, territorio ocupado por Egipto en 1948 y luego, tras la Guerra de 1967, capturada por Israel. La Península del Sinaí, salvo la Franja de Gaza, fue posteriormente devuelta por Israel a Egipto luego de los acuerdos negociados entre ambos países en 1994 en los cuales Egipto reconoció al estado de Israel.

Gaza cuenta con una superficie de 360 kilómetros cuadrados, donde convive  más de un millón y medio de palestinos. Para el años 2005 el Parlamento de Israel (Knéset) aprobó un plan de retirada de Israel del territorio, lo cual se efectuó en septiembre de 2005. En elecciones efectuadas en el años 2006 la organización palestina islámica Hamas logró el triunfo controlando el 65% de los escaños del parlamento palestino. En 2007, luego de intensas luchas entre los partidarios de Hamas y los partidarios de la organización Al Fatah, fundada por Yasser Arafat y dirigida tras su muerte por el actual presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, Hamas pasó el 14 de junio al control total, de facto, del territorio de Gaza. Mientras esto ocurría, Abbas, al frente de Al Fatah y de la Organización para la Liberación de Palestina, expulsó del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina en Cisjordania a Hamas, quedando  así, tanto de jure como de facto, en el control del gobierno palestino en esta porción del territorio palestino.

No es la primera ocasión en que Israel lleva a cabo una agresión contra a Franja de Gaza. El 27 de diciembre de 2008, bajo el nombre de ''Operación Plomo Fundido''  se realizó otro violento ataque contra la población palestina que allí reside. El resultado fue la muerte de cerca de un millar de palestinos así como cerca de 3 mil heridos. Previamente, en el año 2006 Israel también ensayó otro ataque contra refugiados palestinos en Líbano, esta vez vinculados con otra organización islámica palestina conocida como Hezbolah. La secuela de destrucción causada por Israel en Líbano, si bien no pudo derrotar militarmente las milicias de Hezbolah, causaron la destrucción de más de 15 mil residencias; la muerte de más de 1,500 palestinos, en su mayoría civiles; la destrucción de gran parte de la infraestructura existente en el país; el bloqueo de sus puertos y carreteras y la creación de una zona desmilitarizada dentro del territorio libanés.

La política de Israel contra la población palestina en la Franja de Gaza, aún antes de la reciente agresión, ha sido violatoria del Derecho Internacional Humanitario. De acuerdo con los Protocolos I y II de la Convención de Ginebra relativos a la protección de víctimas de los conflictos armados internacionales y de protección de víctimas en conflictos que no son de carácter internacional, Israel violenta día a día los derechos del pueblo palestino. Estas violaciones incluyen el bombardeo indiscriminado de escuelas y lugares donde se ha refugiado población para protegerse de dichos ataques; ataques a los coches y el asesinato de miembros de la Media Luna Roja, (equivalente en Occidente a la Cruz Roja), mientras transportaban víctimas del conflicto; ha destruido sistemáticamente residencias de líderes electos, militantes y familiares de Hamas; así como destruido mezquitas donde estos profesan su fe; ha interrumpido el suministro de electricidad y agua potable a la población; ha bloqueado el tránsito de alimentos, medicamentos y todo tipo de ayuda humanitaria; ha cerrado pasos los fronterizos; ha llevado a cabo ejecuciones extra judiciales de sus oponentes; etc., todo ello desarrollado contra una población esencialmente civil, contra un gobierno que no posee ejércitos, marina ni aviación, que carece de unidades blindadas y transportes de tropas; y que apenas cuenta con tecnología para enfrentar la maquinaria de guerra israelí con armamentos caseros y armamento liviano.

Mientras todo esto ocurre en la Franja de Gaza y Cisjordania, donde reside la otra parte significativa del pueblo palestino, Israel continúa desplazando colonos dentro del territorio palestino; encerrando las comunidades palestinas detrás de muros discontinuos; ha privado de sus derechos humanos esenciales a la población palestina que reside dentro del Estado de Israel; y manteniendo el peso de su política racista, segregacionista y punitiva contra el pueblo palestino.

En momentos en que el pueblo palestino alcanza un consenso interno internacional para solicitar el reconocimiento del derecho a un asiento formal dentro de la Organización de las Naciones Unidas, Estados Unidos rechaza tal posibilidad en el seno del Consejo de Seguridad. En momentos en que el pueblo palestino reclama el status de país reconocido pero no miembro de la ONU, tanto Estados Unidos como Israel y sus aliados entorpecen una decisión favorable al pueblo palestino. En momentos en que tanto Hamas como al Fatah expresan su disposición a alcanzar entre sí un acuerdo histórico, luego de años de rivalidades, para el reconocimiento de un estado palestino, que incluye la disposición de Hamas al reconocimiento del estado de Israel dentro del marco de las fronteras de 1967, Israel torpedea estos avances con una escalada militar innecesaria e indeseable. El gobierno de Israel apuesta a las crisis y vive de ellas. Por eso, rechaza la posibilidad de una verdadera paz.

El pueblo palestino merece la solidaridad de todos los pueblos del mundo, no solo porque les corresponde el derecho a constituir un estado político independiente y soberano, sino también, porque así la ha ganado en el desarrollo de sus luchas.

Colonialismo en el Caribe


Por Héctor L. Pesquera Sevillano / Copresidente del MINH   

Al escribir estas líneas me encuentro participando en el Cuarto Seminario Internacional de África, el Caribe y America Latina, celebrándose en la isla de San Vicente y las Granadinas. La actividad es organizada por la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en esta isla nación, una excolonia de Gran Bretaña compuesta por 110,000 habitantes.

El tema del encuentro es “Colonialismo y Neocolonialismo” y está dedicado a la memoria de Maurice Bishop, ex Primer Ministro de Grenada asesinado en el 1983 durante un golpe de estado a su gobierno socialista.

Participan del evento, además de Puerto Rico, representantes de organizaciones sociales y progresistas de Grenada, Martinica, Barbados, Trinidad y Tobago, Dominica, Cuba, Venezuela, Honduras, Palestina y la República Árabe Democrática Saharaui. Especial mención merece la participación del Embajador de Argentina en Trinidad Tobago y de la agregada diplomática Daniela Jaite, quienes presentaron el tema de Las Malvinas.

Éste es el cuarto año en que el MINH es invitado por la embajada de Venezuela a participar de este encuentro, pero sin lugar a dudas en esta ocasión se sobrepasaron los alcances y participación que en eventos anteriores.

La presentación de Puerto Rico siempre levanta mucho interés, ya que somos la más grande y poblada de las colonias que quedan en el Caribe. Según el Centro de Información de la ONU, cuando se constituyó el Comité de Descolonización en el 1961, 750 millones de personas vivían bajo el colonialismo en el Mundo. Hoy día, 10 millones de personas viven bajo regímenes coloniales, de los cuales 8 millones somos puertorriqueños y puertorriqueñas. Es decir, el 80% de las personas que viven bajo el colonialismo somos de Puerto Rico. Lamentable distinción.

Nuestros planteamientos durante este seminario se pueden resumir en los siguientes puntos: la persecución histórica de que ha sido objeto el independentismo y el reclamo de libertad para Oscar López Rivera, quien lleva 31 años como preso político; el mal llamado Plebiscito sobre estatus celebrado recientemente, en el que el 54% de los votantes rechazaron la actual situación colonial de Puerto Rico disfrazada bajo Estado Libre Asociado (ELA) así como la negativa del 55% de los participantes a darle apoyo a la estadidad. Expresamos, asimismo, que el tema del colonialismo debe ser incorporado a la agenda de trabajo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). Planteamos que de la misma manera en que Argentina no estaría completa sin Las Malvinas, Latinoamérica y el Caribe estarán incompletos y mutilados sin Puerto Rico.

Entre los múltiples acuerdos adoptados y recogidos en la declaración final del evento, cabe destacar el apoyo a la lucha por la descolonización e independencia de Puerto Rico. Destaco, además, las propuestas para que las instituciones y los gobiernos de la región del Caribe, que asumen la lucha por la erradicación total y definitiva del colonialismo y la creación de una Universidad en el Caribe Oriental que abra sus puertas a jóvenes de los países de la región, con la finalidad de contribuir al desarrollo y difusión del conocimiento sobre la realidad de nuestros pueblos y la afirmación y defensa de su identidad cultural. Se persigue con la fundación de esta institución educativa la profesionalización al servicio del desarrollo autónomo y sustentable para la formación de nuevas generaciones con conciencia de soberanía e identidad nacional y regional.

Los delegados hicieron suyo nuestro planteamiento de que Puerto Rico no es la frontera de Estados Unidos con Latinoamérica, sino todo lo contrario: Puerto Rico es la frontera de Latinoamérica con Estados Unidos. Puerto Rico ha sido muro de contención de la agenda expansionista de Estados Unidos hacia el Caribe. Ese choque de más de un siglo de un pueblo que se reafirma en su condición caribeña y latinoamericana con un imperio implacable que ha pretendido “americanizarnos”, nos ha costado muchos sacrificios, lucha y sangre, cosa que los líderes del Caribe comienzan a comprender. Regresaremos con las maletas llenas.

IV International Seminar on Africa, the Caribbean and Latin America - Final Declaration


We, the participants of the Fourth International Seminar on Africa, the Caribbean and Latin America, representatives of popular and anticolonialist organizations from Barbados, Cuba, Trinidad and Tobago, Palestine, Honduras, Grenada, Martinique, Sahrawi Arab Democratic Republic, Puerto Rico, Venezuela and St. Vincent and the Grenadines, gathered in the city of Kingstown on the 23rdand  24th of November 2012, submitted the following Declaration:

1.- Based on the 1514 (XV) Resolution of the General Assembly of the United Nations on colonialism  which declares the submission of nations to foreign dependency, domination and exploitation are contrary to human rights and the United Nations Charter,  and Resolution 65/119 which declares the  period 2011-2020 as the “Third International Decade for the Eradication of Colonialism”, we express our firm opposition to this aberrant practice of the governments, political and military elites of the colonial States against the nations submitted to the colonial regimes, which are fed and sustained by transnational capitalist countries.

2.- We gathered at a time when the  general crisis of Capitalism and its perverse effects on the entire world economy deepens, in particular on the economies of the countries with low and medium development, including those upon which a colonial and neocolonial regime have been imposed and, on the other hand, the neoliberal globalization which is directly responsible for the current crisis and was triumphant and domineering in the entire planet, is facing and being defeated in Our America, which opens new perspectives to achieve significant victories in the total and absolute eradication of the outrageous colonial system in our region and the world.

3.- We consider that the only political independence of the States proves to be insufficient for the full exercise of sovereignty and rights of the nations, because the colonial States and Imperialism maintain and reinforce the neocolonial control over the fundamental decisions of governments with small and medium-sized sovereign States, by means of which the same economic, financial, cultural and military subjection practice is applied and which characterizes the colonial regimes, but with  no need for a formal judicial and political colonial situation nor a military presence by such powers in the territory of other States. Hence the reason why we call on the progressive nations and governments of the planet, to face this new form of colonial domination which deprives the nations of their right to sovereignty and their right to decide their own destiny and encourages the dominant interference of the monopolistic financial and economic powers in the life of the nations.

4. - We find it necessary to strengthen the ties of the Caribbean nations in favour of integration in order to create the most effective political mechanism in the fight against colonialism and the reaffirmation of sovereignty of these brotherly nations. In this respect, we embrace agreements like the Bolivarian Alliance for the Peoples of Our Americas (ALBA) and the PetroCaribe Pact, which have been converted into integration spaces with norms that respect and strengthen the sovereignty of nations and which are contrary to those imposed by the colonial powers.

5.- The fight against colonialism must be constant and relentless, therefore we propose the creation of a coordinating body for popular and anti-colonial organizations which aims at promoting within the governments and organizations of the United Nations concerned with the issue of colonialism in order to achieve the objectives stipulated in the 65/119 Resolution of the General Assembly of the United Nations which declares the  period 2011-2020 as the “Third International Decade for the Eradication of Colonialism”, in order to promote  the participation of popular organizations in this historic task that cannot be of the governments only but  fundamentally of the peoples.

6.- We propose that the institutions and governments of the Caribbean region take on the fight for the total and absolute eradication of colonialism, the creation of a University in the Eastern Caribbean for young people of the region with the objective of contributing to the production and diffusion of knowledge about the reality of our peoples together with the affirmation and the defense of their cultural identity and  professionalism  at the service of the autonomous and sustainable development and the formation of new generations with sovereignty and national identity awareness.

7. - We emphasize that in Our America, this great continent of dreams and libertarian fights, that extends from the south of the Bravo river to Patagonia and the entire area of the Caribbean Sea,  the ignominious colonial presence of the United Kingdom of Great Britain and Wales persists in the Malvinas Islands, South Georgia and the South Sandwich Islands and their surrounding maritime areas, snatched the exercise of sovereignty from the sister Republic of Argentina, as well as the colonial situation of Puerto Rico, crudely hidden under the mask of “ Free Associated State”.

8.- Equally, geographically far but very close to our hearts, we express our categorical condemnation of the criminal aggression of the Israeli Government against the Palestinian population in the Gaza Strip and we declare our solidarity with its just cause for the reclamation of its territory and the creation of its own independent State. In the same way, we declare our brotherly support to the Sahrawi Arab Democratic Republic in its fight against the colonial occupation of its territory by the Kingdom of Morocco and for its right to the exercise of national sovereignty.

9.- We support the right of the people of Martinique in its fight against the colonial incorporation of its territory to the Republic of France and in the exercise of its right to independence and full sovereignty, with no interference whatsoever from the occupying power.

10.- We call on the governments and non-governmental organizations in the countries formerly subjected to the colonial regime and those that are currently subjected to this system of domination to apply measures to guarantee the cultural autonomy of all the nations that have suffered or continue to suffer from the cultural aggression of the colonial domination.

11.- We support the objectives stipulated in the United Nations Resolution which declares the International Decade  of the Afro-Descendants and we ask the member countries of the Bolivarian Alliance for the Peoples of Our Americas (ALBA)  to finally create the Afro-Descendant Fund. In the same way, we exhort the government of the Republic of Chile, in the exercise of the pro-Tempore presidency of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC), to promote the setting of a Forum and the Afro-Descendant Parliament of this organization of Our America.

12.- We express our solidarity with and support for the five Cuban anti-terrorists who are unjustly and illegally imprisoned in the United States of America and we call on all the governments, social progressive movements and groups of Our America and of the planet to renew our efforts  to gain the freedom of these heroes of Our America.

13.- We, the participants of the Fourth International Seminar on Africa, the Caribbean and Latin America, convoked to pay tribute to the famous Grenadian anti-colonial and anti- imperialist fighter  Maurice Bishop, call on the anti-colonial people and governments of Latin America and the Caribbean to commemorate next year 2013, the 30th anniversary of his sacrifice for the Sovereignty, Independence, Democracy, Social Justice and Freedom of Grenada and other Caribbean nations.

14.- The Embassy of the Bolivarian Republic of Venezuela as host and the participants of this International Seminar on Africa, the Caribbean and Latin America cherish the hospitality of the Vincentian people and thank the government of St. Vincent and the Grenadines for its solidarity, collaboration and support towards the realization of the event in this brotherly country of Our America.

St. Vincent and the Grenadines, November 24th, 2012.

Translated from Spanish to English by Miché Paul
Linguist, Translator and Interpreter
Trince Services, St. Vincent and the Grenadines

Forward to Genuine Independence in the Caribbean!

David Comissiong

Por David Comissiong   

David Comissiong’s (Barbados) presentation to the IV International Seminar of Africa, the Caribbean and Latin America held in Kingstown, St. Vincent between the 23rd and 24th of November 2012 under the auspices of the Embassy of the Bolivarian Republic of Venezuela.

Forward to Genuine Independence in the Caribbean!

Whether they are called departments, non-incorporated territories or associated states, the reality is that they are all colonies, and the Caribbean region has the highest concentration of such colonies world-wide!

If we are going to analyze the condition of the Caribbean colonies, it seems to me that a useful way to group and distinguish them is on the basis of size.

One group consists of the micro-colonies:- Cayman Islands, Turks & Caicos Islands, British Virgin Islands, U.S Virgin Islands, Bermuda, Anguilla, St Martin, Bonaire, Curacao and Aruba. (The volcano-devastated small island of Montserrat constitutes a unique individual case and will not be included in this general analysis.)

The other group consists of the relatively larger colonies:- Puerto Rico, Martinique, Guadeloupe and French Guiana.

A distinguishing feature of all of the colonies in both groups is that the people of these colonies enjoy relatively advanced and elevated standards of living when compared with the majority of the populations of the independent nations of the Caribbean and neighboring Latin America.

The group of micro-colonies, perhaps because of their small size and their small populations, have been able to move from a past of great material scarcity and poverty to their current situation, on the basis of finding economic niches within the predominantly Anglo-American international capitalist economy. And this has permitted them to produce their relatively elevated and enhanced life-styles!

The modern economies of all of these micro-colonies are based on tourism, the provision of domains and services for international or off-shore businesses, and even the provision of second homes for North Americans and Europeans. Thus, a model of dependent development, in the sense that they do not produce for themselves but depend on providing services for North America and Europe. However, with the notable exception of the Dutch islands, none of them depend on or receive financial transfers from their metropolitan governments! In other words, these micro-colonies basically finance themselves.

The group of larger colonies, on the other hand, perhaps because of their relatively large size and / or their relatively large populations, possess economies and societies that are based to a very significant extent on financial transfers from their metropolitan home governments - a support prop that is required in light of the collapse and / or the significant inadequacy of the productive sectors of these colonies.

The French departments of Martinique, Guadeloupe and French Guiana constitute a good example of this. Not only has the old sugar- cane plantation based economy collapsed, but the replacement banana industry survives only thanks to heavy national subsidization. As a result, the exports of these French departments cover barely 10 per cent of their imports.

And so, the relatively elevated life-style of these colonies is dependent on financial transfers from Paris. The inhabitants of these colonies are two per cent of the total "French" population and represent less than one per cent of France’s Gross National Product, but absorb through transfer payments three per cent of the French national budget. Furthermore, the national and local government remain - by far - the largest employer of people in the departments.

A broadly similar picture holds true for Puerto Rico.

So, what we see in all of these colonies is a picture of relatively enhanced and elevated life-styles, but based on an economic sub-structure of "dependent development". And inherent in those sub-structures of dependent development are a number of specific mortal dangers for the people of these colonies!

In the case of the group of smaller colonies, the danger consists of the creeping reality of these small island states - Cayman, Anguilla, B.V.I etc - being gradually taken over by Anglo-American and European individuals and companies. I am referring particularly to the alienation of scarce land resources, business enterprises, and even demographic shifts in terms of the racial make-up of the population.

A good example of this is the Cayman Islands. The population of the Caymans was approximately 10,000 in the 1960's prior to its embarking on its modern process of dependent development. By the 1990's the population had increased to 25,000, largely through an infusion of foreigners --an infusion that features a high proportion o North-Americans and Europeans.

In the case of the group of larger colonies the danger consists of the fact that, with the weakened condition of their productive sectors and their great dependence on financial transfers from the metropolis, these metropolitan financial transfers will be reduced or taken away - a process that is already underway in the French Antilles and Puerto Rico.

In addition to these economic and social maladies and weaknesses there is the danger (or should I say the creeping reality) that the cultural identities of all of these states are under attack and in danger of subversion.

This danger is keenly felt in Puerto Rico with the American threat to the use of the Spanish language and to the traditional Hispanic-based culture of Puerto Rico. The French Antilles also face a similar threat to their Creole language and culture, while the small English-speaking Caribbean colonies find their unique communal cultures and traditional value systems under threat from various varieties of foreign cultural penetration.

All of these colonies therefore face the very real danger of losing their cultural identity!

But there is yet another danger that I would like to identify in relation to these colonies. And that is the danger that the colonies themselves constitute in relation to their brothers and sisters who exist in the formally independent states of the Caribbean and Latin America!

As we are all aware, the independent Caribbean nations, with the notable exception of Cuba, all possess very fragile and incomplete structures of independence and sovereignty. In fact we may coin a term and refer to this variety of independence as "Dependent Independence", otherwise known as Neo-colonialism. And it is therefore clear that our formally independent Caribbean nations still have some distance to go to achieve genuine independence, sovereignty, dignity, strength, self-sufficiency and psychological emancipation.

Thus, to have in our Caribbean space, colonies that constitutes beach-heads of North American and European imperialism represents - by their very existence - a threat to the future progress of the independent nations!

But don’t take it from me. Listen to the voice of Sir John Swan, the black premier of Bermuda who famously declared in 1982 - "With the Americans to feed us and the British to defend us, who needs Independence?" The last thing that the psychologically fragile independent nations of the Caribbean need is champions of such a sentiment in their midst.

Listen also to French President Jacques Chirac who, in his 1996 official address to mark the 50th anniversary of the departmentalization of the French Antilles, referred to the French colonies as "bridgeheads" of Francophone culture that provide France with a presence in the four corners of the world and that, in Chirac’s words, "must be ardent to defend and promote the cultural patrimony of France". Chirac also called the overseas departments "messengers" of French humanism in their respective regional organizations such as the Association of Caribbean States.

Today, all of these dangers are intensified by the fact that the international Capitalist economy is in the throes of a profound recession! And the probable consequences of this recession for the dependent colonies and the dependent independent (or neo-colonial) nations of the Caribbean are as follows:

(1) The group of larger colonies is likely to experience a falling off in the level of financial transfers from the metropolitan capital thereby affecting social services, employment levels and general living standards in these colonies.

(2) The group of micro-colonies will feel the impact of a decline in the Anglo-American / European tourist market, as well as the consequences produced by failing international businesses and the tighter regulations that are being put in place in relation to such off-shore businesses by their metropolitan home countries.

(3) The independent neo-colonies likewise - enmeshed in the same type of non-productive dependent structures as the micro-colonies - face and are currently undergoing similar declines in their economic performance, employment levels and living standards.

So, how do we go forward from here? How do we convince the sizeable majority of people in the colonies who have thus far rejected decolonization and independence to opt for a future of independence? How do we convince them that their economic security and their cultural integrity will be more assured under a regime of independence?

And likewise how do we convince the people of the neo-colonial independent nations of the Caribbean to abandon the existing structures of dependent development / dependent independence and to reach for a future of genuine independence and sovereignty?

Seen in this perspective, it is not two struggles - one involving the colonies and one involving the formally independent nations - but one struggle involving all of us in the Caribbean!

The solution therefore can only be for all of us to aim for the creation of a collective culturally distinct Caribbean nation and civilization that is based predominantly on production!

To this end, I would like to propose the following work and advocacy plan that all of us could pursue simultaneously right across the Caribbean:

(1) We must all advocate for the construction of a planned regional productive economy based on regional industries, and guided by the principle of delivering an acceptable minimum standard of living to all of the people of the Caribbean region.

Only the organization of a real Caribbean Economic and Industrial Community can provide both the colonies and the neo-colonies with the investment capital, the organizational skill, and the political strength to offset the weakness inherent in the fragile tourist and international business industries; to defend themselves against the danger of having to sell themselves and their birthrights to the alien Euro-American interloper; and to consistently deliver material life-styles to the broad masses of Caribbean people that are on par with what currently obtains in the most socially advanced colonies and independent nations of the Caribbean.

Concomitant with this, we must all advocate for the construction of the core of a multi-territory federal nation-state of the Caribbean. Once this is accomplished, we would have established a strong independent political and economic structure in the Caribbean that the currently existing colonies can attach themselves to upon freeing themselves from their colonial oppressors.

The best prospect for achieving this plank of our Plan of Action is to focus on the existing 15 nation Caribbean Community (CARICOM), and to advocate for a re-thinking and re-conceptualizing of CARICOM in light of these new objectives; and ultimately a transformation and expansion of CARICOM.

(2) We must all engage in an advocacy campaign for the payment of Reparations by our colonial oppressors for the damage inflicted on us - colonies and neo-colonies - during the centuries of slavery and colonialism. Such Reparations should be conceptualized and presented to our people in both the colonies and neo-colonies as critical financial resources that will facilitate our move to genuine independence.

(3) We must all subscribe to and hold up before our people in both the colonies and neo-colonies the vision of a Caribbean Civilization based on the following three planks:

(1) Our common past and historical processes in the Caribbean;

(2) A sense of our collective cultural identity as sons and daughters of the Caribbean;

(3) A concept of civilizational development as being much more than mere material advancement or the accumulation of material goods - and extending to the concept of development as autonomous or self-driven movement; the autonomous confronting and over-coming of obstacles within our own civilizational space, by ourselves, for ourselves, and in our own unique manner!

(4) We must all engage in a class based political movement that identifies, targets and combats the economic and political elites (both in the colonies and neo-colonies and in the metropolis) that benefit from and therefore maintain the mechanisms of colonialism and neo-colonialism.

And within this context, we must pay particular attention to identifying and combating the United States of America’s geo-political interest in keeping the Caribbean region in a state of colonialism, neo-colonialism, weakness and dependency.

(5) We must utilize the strong hemisphere-wide mechanism of the ‘Bolivarian Alternative for Latin America and the Caribbean (ALBA) as a supportive, nurturing and protective solidarity structure within which we can locate both this campaign of activism and the construction of mutually beneficial developmental initiatives.