21/10/2014

La lucha ecológica venció al cobre en Puerto Rico

Carmelo Ruiz Marrero / IPS

En el corazón de la cordillera central de Puerto Rico se encuentra una extraordinaria historia de lucha y, también, de triunfo.

Desde los años 60, el gobierno de este estado libre asociado a Estados Unidos tenía la intención de autorizar la minería de cobre a cielo abierto en los municipios montañosos de Lares, Adjuntas y Utuado. Pero una campaña ecologista de arraigo popular obligó al gobierno, tras décadas de lucha, a renunciar al proyecto.

En 1996, el entonces gobernador Pedro Rosselló prohibió la minería a cielo abierto en la isla y designó por ley a la parcela de tierra donde se realizaría la excavación como el “Bosque del Pueblo”.

La oposición a la minería la encabezó Casa Pueblo, una organización no gubernamental con sede en el centro-occidental municipio de Adjuntas. El grupo fue fundado en 1980 por artistas, intelectuales y ecologistas asociados a Juan Antonio Corretjer, poeta de renombre internacional y una de las principales figuras del movimiento de la independencia hasta su muerte en 1985.

De 1937 a 1942, Corretjer estuvo en prisión en Estados Unidos por su asociación con el Partido Nacionalista, que participó en la lucha armada por la independencia.

En 1982, una fuente secreta dentro de La Fortaleza, la residencia del gobernador que alberga al Poder Ejecutivo, filtró al grupo de Corretjer un misterioso mapa de Puerto Rico, que mostraba a la isla surcada por proyectos de infraestructura, autopistas, fábricas petroquímicas, minas a cielo abierto y bases militares.

Corretjer encargó a Casa Pueblo, en ese entonces llamado Taller de Arte y Cultura, la investigación de lo que significaba el mapa. Después de consultar varias fuentes, incluido el Cuerpo de Ingenieros del ejército de Estados Unidos, el grupo descubrió el Plan 2020, un proyecto secreto de extracción de recursos naturales y desarrollo económico militarizado que tenía como base a la minería a cielo abierto.

Más de 30 años después de la exposición del Plan 2020, la minería a cielo abierto se detuvo antes de que comenzara, pero otros elementos del proyecto, como la construcción de autopistas, continúan a buen ritmo a pesar de las protestas de las organizaciones ambientalistas.

Casa Pueblo se mantiene vigilante en la protección del ambiente de Puerto Rico y activa en la promoción del desarrollo sostenible. De 1999 a 2003, la organización ayudó a los manifestantes que recurrieron a la desobediencia civil para clausurar un campo de tiro de la Marina estadounidense en la isla-municipio de Vieques.


Voluntarios de Casa Pueblo realizaron estudios científicos de la contaminación militar en el campo de tiro


Por su labor a favor de la paz y el desarrollo, Casa Pueblo ganó el prestigioso Premio Ambiental Goldman en 2002.

“Este es un proyecto de evolución y reevolución”, dijo el fundador y director de la organización, Alexis Massol. “Es una respuesta al proyecto colonial capitalista que el imperio norteamericano pretende imponernos. Nuestro proyecto es dinámico. No tiene miedo de enfrentarse a los errores o las contradicciones. Y combina la educación y la acción”, añadió.

Casa Pueblo lleva el nombre de su hogar físico, una casa antigua que la organización ocupó y restauró a mediados de los años 80. La misma cuenta con una biblioteca comunitaria y una sala grande que a menudo se usa para celebrar reuniones y actividades culturales y artísticas.

El segundo piso se usa para un programa de artistas residentes. En la parte posterior hay un santuario de mariposas y otra estructura que alberga a Radio Casa Pueblo, la primera radio comunitaria de Puerto Rico, fundada en 2007.

La autogestión es muy importante para Casa Pueblo. Desde 1989 se financia con la venta de su propia marca de café artesanal, Madre Isla. Gran parte se cultiva en una finca propiedad de la organización, que también ofrece turismo ecológico.

En 1999, el edificio de Casa Pueblo se independizó de la red eléctrica y cambió a un sistema de energía solar.

“Somos autosuficientes económicamente, y es por eso que cuando hablamos de libertad no es un mero discurso”, señaló Massol a IPS. “Hablamos con nuestra propia voz independiente y no hacemos alianzas con los partidos políticos”, precisó.

El proyecto más ambicioso de la organización es el Bosque Modelo de las Tierras Adjuntas. Este proyecto, que el gobernador Alejandro García Padilla convirtió en ley pero que está en proceso de modificación por el parlamento puertorriqueño, abarcará más de 153.000 hectáreas y vinculará a 20 áreas naturales protegidas ya existentes a través de corredores ecológicos.

“El Bosque Modelo es un proyecto de desarrollo económico sostenible, preservación ecológica y participación ciudadana”, explicó el economista Mike Soto Class, presidente del Centro para una Nueva Economía, un centro de investigación con sede en San Juan.

El bosque “fomenta la conservación, a la vez que genera negocios y empleos, y contribuye a la seguridad alimentaria del país. Es un proyecto que ejemplifica un cambio de paradigma en el uso de los recursos, y en la forma que se conciben los modelos de desarrollo y de gobernabilidad”, describió.

“Los Bosques Modelo son procesos de base social en los que grupos que representan a una diversidad de actores y sectores trabajan juntos hacia una visión común del desarrollo sostenible de su territorio”, según la Red Iberoamericana de Bosques Modelo.

“Contribuyen a objetivos mundiales de reducción de la pobreza, de cambio climático y de lucha contra la desertificación, y a las metas globales de desarrollo sostenible”, añade.

En la actualidad hay 28 bosques modelo en América Latina.

“Este bosque tendrá participación popular y gobierno compartido. Va a ser un proyecto ecológico, pero también incluirá el desarrollo económico, especialmente de la agricultura”, explicó Massol.

Casa Pueblo propuso que el Bosque Modelo de las Tierras Adjuntas sea una zona de agricultura sostenible, sin cultivos modificados genéticamente.

18/10/2014

Don Antonio Cruz Colón

Don Antonio Cruz Colón-foto-END-Tony Zayas
En la mañana del 17 de octubre de 2014, falleció en la ciudad de Adjuntas, Don Antonio Cruz Colón, Presidente del Partido Nacionalista de Puerto Rico. Don Antonio, Toñito, como familiarmente se le conoció, fue y es uno de los Grandes de la Patria Puertorriqueña. Miembro del Ejército Libertador desde muy joven, participó de los actos revolucionarios del 30 de octubre de 1950. Luego de 22 años en presidio, reinició su trabajo por la liberación de su tierra amada. Nunca dejó el camino de la lucha revolucionaria y del compromiso firme y sereno con la libertad de su Patria.

¡Gloria Eterna a Antonio Cruz Colón!

Sus restos estarán en capilla ardiente a partir de mañana sábado en la Funeraria San Joaquín de Adjuntas. A las 9:00 A.M. del lunes 20 de octubre serán trasladados a Jayuya y expuestos en la Casa Canales. A las 2:00 P.M. de ese día será depositado en la tumba de los Héroes y Mártires de la Revolución en el Cementerio Municipal de Jayuya.

Junta Nacional
Partido Nacionalista de Puerto Rico
Rosa Meneses Albizu-Campos
Secretaria General

16/10/2014

Inequívoco apoyo de Nicaragua a Oscar y a Puerto Rico

Por Olga I. Sanabria Dávila / MINH
Claridad

Al intervenir en las sesiones actuales de la Comisión de Política Especial y Descolonización de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Embajador Jaime Hermida Castillo, Representante Permanente Alterno de Nicaragua, expresó que "Un reflejo del consenso del pueblo puertorriqueño a favor de la excarcelación de Oscar López Rivera, preso político Puertorriqueño de 71 años, encarcelado en cárceles de Estados Unidos (EEUU) durante más de 33 años, es que el Gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, lo visitó la semana pasada, y según citó El Nuevo Día, periódico de mayor circulación de Puerto Rico, la visita la realizó dicho gobernador, en nombre del pueblo Puertorriqueño.”

A renglón seguido, el embajador nicaragüense exigió "la inmediata liberación del patriota puertorriqueño Oscar López Rivera. Estados Unidos debe escuchar el clamor humanitario universal que pide la liberación incondicional e inmediata de este patriota puertorriqueño."

Además, Hermida citó extensamente el tratamiento de la CELAC sobre Puerto Rico en que dicho organismo de integración  reitera las resoluciones de Naciones Unidas sobre el caso y encomienda al Cuarteto (Costa Rica por ser presidencia pro témpore), Ecuador, porque será la próxima presidencia, Cuba al ser la presidencia anterior, y San Vicente y Grenadinas por el Caribe), para que, con la participación de otros Estados miembros que deseen sumarse a este mandato, presenten propuestas para avanzar en el desarrollo de Latinoamérica y el Caribe como zona libre de colonias y colonialismo. Luego resumió la historia del caso de Puerto Rico en el Comité de Descolonización.

Sus planteamientos sobre diversos temas tratados por la Comisión de Política Especial y Descolonización fueron reflejo de la política internacional soberana de Nicaragua bajo el gobierno actual de Daniel Ortega Saavedra. El Embajador censuró que haya aún remanentes del colonialismo luego de cinco décadas desde la adopción de la resolución 1514(XV), y que aún existen territorios que no han logrado su autodeterminación e independencia lo que hace imprescindible redoblar esfuerzos para la inmediata aplicación de esa resolución.

Otros temas que mencionó desde la óptica de la política internacional soberana y de avanzada de Nicaragua fueron sobre los legítimos derechos soberanos de Argentina sobre las Islas Malvinas e islas y espacios marítimos circundantes, "territorios usurpados por un acto de fuerza perpetrado por el Reino Unido en 1833 y que la hermana República Argentina nunca ha cesado de denunciar y protestar."

A la vez censuró la creciente militarización del Atlántico Sur por parte del Reino Unido. Sobre el Sahara Occidental expresó que "es lamentable que en esta tercera década de la erradicación del colonialismo, [ese pueblo] todavía, después de esperar 40 años, no ejerce su derecho a la autodeterminación e independencia, y la proclama de la comunidad internacional al respecto.

Por último hizo "un llamado a que este Tercer Decenio Internacional para la eliminación del colonialismo logre de una vez por todas que todos estos pueblos y territorios no autónomos alcancen su autodeterminación e independencia, y que todos estos pueblos integrándose por fin a la comunidad de naciones con todos sus deberes y derechos puedan contribuir plenamente a la solución de todos los flagelos que azotan al a humanidad."

Crucigrama: Hugo Margenat, escritor, líder universitario y patriota puertorriqueño

Vilma Soto Bermúdez
EnRojo / MINH

Horizontales

1. Título de poema de Margenat.
8. Muy.
9. Nombre de consonante.
10. Asistiré.
11. Trasládate acá.
13. _______ Margenat; (n. 10 de oct. de 1933 - m. 7 de abril de 1957) poeta puertorriqueño. Autor de Lámpara apagada; Intemperie; y, Plenitud.
14. Símbolo del galio.
16. Preposición.
17. _______ los fusiles; poema de Margenat.
19. Oculté.
23. _______ Juan; ciudad donde nació Margenat.
24. De oro.
25. Donde, poéticamente.
26. Ameno.
28. Preposición.
29. Infusión.
30. Mango.
31. Del verbo ir.
32. _______ abierto; (1958) poemario de Margenat.
33. Eche en anís.
35. _______ de invierno; poema de Margenat.
36. La _______ del crepúsculo; poema de Margenat.
38. Ciudad de Caldea.
39. Soasa.
41. Apócope de mamá.
42. Símbolo del titanio.
43. Contracción.
44. Divisé.
45. Pedro _______; escritor dominicano.
46. Ahora.
47. Escoge.
48. Diez en romanos.
49. A lo _______ tampoco contesta; poema de Margenat.

Verticales

1. Verano.
2. Raya.
3. Le sigue al ocho.
4. Ciudad italiana.
5. Hugo _______; autor de La sombra suave; Mundo abierto; Ante los fusiles; Eslabones; Lirio de invierno; La siembra del crepúsculo; Las horas dejadas; y, A lo lejos tampoco contesta. Fue vicepresidente de la FUPI.
6. Título de poema de Margenat.
7. Ave parecida al avestruz.
12. Antiguamente la nota do.
15. Las _______ dejadas; poema de Margenat.
18. Título de poemario de Margenat publicado en 1955.
20. Sanan.
21. Completas.
22. Perdónalas.
25. Regale.
26. Nombre de consonante.
27. Escuché.
33. Enojáis.
34. _______ de Rotterdam; humanista holandés.
36. La sombra _______; poema de Margenat.
37. Varilla de la saeta.
40. Vibraciones de  _____ y tierra; libro de Margenat.
41. Las buenas noches del 8 de _______; poema de Margenat.

Solución

Yeyo

José Neftalí (Yeyo) Rodríguez (izquierda), junto a 
Rafael Cancel Miranda. Foto por: Suministrada por el autor.
Por Rafael Cancel Miranda
Claridad

Yeyo es una fuerza. Cree en triunfar. No cree en acostarse en las pajas a esperar que las cosas pasen; él hace que pasen. Yeyo no cree en palabras nada más, y sí en hacer, en actuar, en poner la teoría a caminar.  No sabe callarse cuando hay que hablar; y cuando habla, hay que escucharlo. Es gallero, pero más que gallero, es gallo de pelea, el gallo pinto de la canción de Andrés.

¿Escribir algo de Yeyo? Lo conocí por medio de las cartas de mi viejo a la cárcel. Fueron amigos, buenos amigos. Ahora es mi amigo, en el sentido honroso y verdadero de lo que es la amistad. He compartido con él en la fiesta de los trabajadores, en sus programas radiales, en su solidario viaje a Cuba, en encuentros patrióticos y en esos paréntesis que hacemos en la vida para filosofar sobre los porqués de esto, aquello y lo otro. Me recuerda mucho a su amigo de siempre Juanito Rodríguez Cruz, quien como Yeyo, fue otro jibarito del Rosario que se coló en la ciudad, ¡sin dejar los plátanos en el camino!

Yeyo cree mucho en los medios de comunicación porque cree en el poder de la palabra, pero en la palabra que va al grano, que no coquetea ni se emperifolla.  En el campo al ñame se le llama ñame.

Yeyo es un firme creyente en y defensor de la independencia nacional de su patria, de su nación puertorriqueña. Es un hombre libre y, por serlo, cree en la libertad de su pueblo. No sabe darse a medias en nada; por eso es un triunfador.

Pudo haber sido un Filiberto o un Raimundo Díaz Pacheco porque es de la estirpe de los que se dan por completo —cualidad humana que va desapareciendo como van desapareciendo los valores humanos— y, al igual que los nacionalistas don Paulino Castro, don Pepe Rivera Sotomayor y doña Isabelita Rosado, Yeyo no es de los que se van poniendo viejos y sí que menos joven.

Yeyo es un enamorado de la vida…bueno, un enamorado ¡punto! Se molesta con los derrotados, con los que se rinden sin realmente haber peleado. A esos no los soporta.

¿Escribir algo de Yeyo? Son muchos los que podrían decir más que yo, pues Yeyo ha vivido intensamente sus 75 años, a cada minuto le ha sacado buen provecho. Mucho hay que contar que desconozco, pero como Yeyo es improvisador, aquí le improviso yo. Es fácil improvisar cuando se improvisa la verdad, y así finalizo estas líneas al amigo de mi padre y a mi amigo, Yeyo.



Yeyo, El Colorao del Rosario

Cuentan de un jíbaro del Rosario

que nació bien espueliao,

que llegó a 75 años

sin haberse doblegao.


Del amigo, buen hermano,

de su pueblo, buen soldado,

pero de los hombres falsos,

no les come ni el pegao.


No aprendió cómo adular

pues es un hombre sincero,

pero en decir la verdad

se pasó de jodón y medio.


Y seguro es un purgante

pa’ los que viven de engaños,

pues él no vive de imágenes,

ni se disfraza de santo.


Y aquellos que te admiramos

porque tú eres quien eres,

queremos en tu cumpleaños

decirte que se te quiere


Nota: Escrito para Encuentro de la amistad. Cumpleaños y poemas de don Yeyo. Publicación dedicada a José Neftalí (Yeyo) Rodríguez con motivo de su 75 cumpleaños. 13 de septiembre de 1996.

14 de octubre de 2014

12/10/2014

La espiritualidad de don Pedro Albizu Campos como fundamento de su política de la liberación nacional


Leer más publicaciones en Calaméo

La espiritualidad de don Pedro Albizu Campos como fundamento de su política de la liberación nacional. Discurso para celebración del nacimiento del maestro Albizu Campos en el Barrio Tenerías de Ponce, 12 de septiembre de 2014. Otro enlace de descarga: http://goo.gl/rj4Q9U

11/10/2014

Isabel Rosado, flor de lucha y luz de amor

Por Eduardo Villanueva Muñoz / Claridad

 “Los momentos pasan; pasan por ellos los hombres; Pero siempre llega el día de la victoria para la justicia. Que no lo vea el que por ella ha sucumbido, ¿eso que importa? El fin no es gozar de ese día radiante; el fin es contribuir a que llegue ese día”. E. M. de Hostos

Don Pedro Albizu campos reescribió: Hechos de los Apóstoles, tal vez subconscientemente, para darle una nueva mística a la lucha nacionalista en Puerto Rico. A la mesa del nacionalismo se iba a traer, no a buscar, cada cual debía dar de lo que tenía, era tábula rasa como decía Don Pedro. El Nacionalismo era la patria organizada para el rescate de la soberanía y se trataba de un nacionalismo que buscaba la hermandad de naciones, basada en el respeto mutuo, no en un nacionalismo estrecho y pequeño como decía Muñoz Marín, para tratar de desacreditarlo. El Nacionalismo de Albizu campos era integracionista, no separatista. La soberanía que rescataría el nacionalismo, para terminar con el coloniaje, no era para separarnos del mundo. Era para revivir la idea de la Confederación Antillana y para elevarla a otros niveles, de modo que nos integráramos en libertad de condiciones a nuestro entorno natural que era el Caribe y en un contexto mayor, Latinoamérica. De esa estirpe valerosa, generosa y enfocada en rehacer las potencias de la mujer, para que luchara al lado del hombre, cumpliendo en igualdad de condiciones su deber revolucionario, es que está hecha Isabel Rosado Morales, nuestra Isabelita para la eternidad.

Los discípulos de Albizu, especialmente las mujeres, como Isabelita, Blanca Canales, Lolita, Doris Torresola, Carmín Pérez, Ruth Reynolds y tantas otras, a las cuales la historiografía y el independentismo, no les han hecho suficiente justicia investigativa y educativa, son iconos del principio de que el amor a la nación y el compromiso con la liberación de la patria esclava, súbdita del coloniaje, rebasa las diferencias sexuales y de clase, para admitir como un combatiente revolucionario a todo ser humano que ame a su país. El valor, la sensibilidad hacia el necesitado, especialmente a los pobres, la entrega sin conocer límites ni épocas, son rasgos de estas mujeres, que Isabelita a sus tempranos ciento seis años, todavía mantiene. Mujeres como Isabelita, que son de la escuela del nacionalismo, no pasan un día sin pensar en cómo adelantar la lucha por la independencia. Trabajan, crean, llaman a sus amistades para sugerirles cosas, confrontan a los que son pesimistas o a los que buscan excusas para ceder a la tentación del cansancio y el pesimismo. Son también Betancinas, en el principio de que para hacer la libertad y pelear por ella, no se necesita mucha tierra, que esta solo es necesario para huir.

Isabel es madre de todos, máximo en el sentido trascendente de una entrega a la lucha que no conoce límites ni cobardías. Su imagen gallarda en la arena de Vieques, bajo la bota de una militar yanqui, muestra como aun en el suelo, se puede estar por encima del amo opresor, cuando se está representando la dignidad de un pueblo y se lucha para que el suelo que se defiende, un día no esté sujeto a la bota yanqui, (que quiere decir extranjero), ni a ninguna otra. ¿Quién recuerda a esa militar abusadora, quién sabe su nombre, en qué pueblo de su país le han hecho un homenaje?, si los sátrapas están condenados por la eternidad al olvido y al desprecio de los suyos. No se lucha para reconocimientos ni para buscar honores, se lucha para demostrar que todos los pueblos del mundo tienen hombres y mujeres del mayor valor, para hacer valer el principio de que toda nación tiene derecho a su plena independencia y autodeterminación. Isabelita sabía eso cuando arriesgó su vida y su libertad personal en distintas etapas de nuestra historia.

Sin embargo, también es cierto que toda nación esclava necesita modelos, mitos, épicas, eventos que demuestren de que están hechos sus mejores hijos e hijas por cumplir el deber de defender la transcendencia en el tiempo de la existencia de una nación diferenciada y con derecho a formar parte del concierto de pueblos libres del mundo. Pueblo y nación que no los reconozca ni les agradezca su entrega, no merece el respeto de los que lo dan todo por la libertad, la justicia y la igualdad de la patria que los engendró, como si fuera una madre esclava esperando por que sus mejores hijos e hijas la rediman.

La lucha por la independencia conlleva los riesgos de la persecución cruenta, del encierro, del exilio, de la incomprensión de los suyos, de la represión a la familia, del desvelo de muchas noches pensando en cómo llevar el pan a la mesa de los seres queridos. Pero también conlleva la satisfacción del deber cumplido, el respeto silente de los que reconocen la entrega por un ideal aunque no lo compartan, o no se atrevan a enfrentar los dolores inherentes de defenderlo para tener pueblo. Los y las que luchan por siempre, como Isabelita, en una eterna juventud de entrega, son como decía Hostos: enfermos del ideal, que en lugar de caminar peregrinan, pero no cambian su vida de lucha por la felicidad de los felices. Así es y ha sido Isabelita, nuestro pueblo tiene con ella y con los que han dado todo por la libertad, una deuda eterna de gratitud que no debe ser olvidada ni entregada a la degradante tentación del olvido.

En Ceiba Puerto Rico, a 27 de septiembre de 2014